Buscar en este blog

viernes, 23 de julio de 2010

Un cuadro de la Virgen con muchos escudos


Una casa particular que ocasionalmente tuvimos ocasión de visitar ayer, conserva y exhibe este cuadro de Nuestra Señora de Luján, Patrona de la República Argentina.  Solicitamos permiso de la dueña de casa para tomarle algunas fotos, al notar que la  imagen de la Virgen está rodeada -como puede verse- de varios escudos heráldicos.

En el ángulo inferior izquierdo un escudo arzobispal de azur, con cruz latina radiante de oro. Acolados, cruz arzobispal en palo, mitra a diestra y báculo a siniestra con la voluta hacia siniestra. Lema: "In cruce salus et vita", "En la cruz la salvación y la vida".





La imagen sobre estas líneas  muestra que el escudo corresponde a Monseñor León Federico Aneiros, Arzobispo de Buenos Aires entre 1873 y 1894. A él le correspondió el honor de coronar a la Virgen de Luján en 1887 y de poner la piedra fundamental del grandioso templo que se levantó en su honor.

En el ángulo inferior derecho un escudo episcopal que tiene su identificación: "Obispo de Montevideo". Partido, 1° de plata, una cruz latina de gules; 2° dos lomadas en sinople, la de la diestra sumada de una casa,  y el resto del campo de azur, imitando el cielo. Báculo acolado en palo con la voluta hacia la diestra. Dos ramas de laurel por debajo del campo. Se halla sobre la inscripción "1886".



Dos escudos pontificios también adornan la imagen.


A la izquierda el escudo del Beato Pío IX, papa entre 1846 y 1878. El apellido del papa era Mastai-Ferreti y el cuartelado de sus armas recoge ambos linajes: 1° y 4° de Mastai, de azur, un león rampante de oro coronado de lo mismo, con su pata posterior izquierda apoyada sobre una bola también de oro; 2° y 3°, de Ferretti: de plata con dos bandas de gules.

A la derecha las armas de León XIII, papa entre 1878 y 1903.  En campo de azur, un ciprés de sinople, terrasado de lo mismo, acompañado en el cantón siniestro del jefe de un cometa de oro puesto en banda, y acostado en punta de dos lises de oro. Brochante sobre el todo, faja de plata. El papa León XIII bendijo la corona con la que, el 8 de mayo de 1887, fue solemnemente coronada en su nombre la imagen de Nuestra Señora de Luján.  En la parte inferior del cuadro, puede verse una pintura que evoca esa bendición. Debajo de la imagen misma de la Virgen, además, un texto hace referencia a esa coronación. La coronación de la Virgen de Luján fue la primera coronación pontificia de una imagen mariana en toda América.

En la medialuna que se encuentra a los pies de la Virgen, pueden verse, adaptados, los escudos de la Argentina y del Uruguay.  Por otra parte, exactamente debajo de la imagen principal, en el centro,  hay otro escudo argentino estilizado, en el que se ha alterado la forma del campo del escudo y de los rayos del sol que lo timbra, y se han vestido los dos brazos desnudos que sostiene la pica con el gorro de la libertad.

Los textos en latín a los lados de la imagen evocan frases bíblicas:  "Ego flos campi et lillium convallium", (Cantar de los Cantares 2, 1): "Yo soy el narciso del Sarón, el lirio de los valles". "Florebit solitudo sicut rosa", "Florecerá el desierto como una rosa" (cfr. Isaías 35, 1).

 

1 comentario:

  1. estimado.....tengo esta misma imagen en un cuadro con marco de madera......me podria usted dar un valor estimativo de esta antiguedad?

    ResponderEliminar