Buscar en este blog

viernes, 2 de julio de 2010

Escudo de la Basílica Nuestra Señora de la Merced


Según el sitio http://www.gcatholic.com/, en la Argentina hay 44 basílicas. El último templo elevado a la dignidad de Basílica en nuestro país, según la misma fuente, es el de Nuestra Señora de la Merced (en San Miguel de Tucumán), cuyo escudo heráldico puede verse sobre estas líneas. El templo recibió tal distinción el 19 de diciembre de 2009 en una misa presidida por el Nuncio Apostólico de Su Santidad en la Argentina.


Un templo insigne por su belleza, por lo notable de su arquitectura, por su valor histórico, por las reliquias que en él se veneran o por la intensa piedad con que el pueblo se acerca a él , puede ser honrado por el Papa, a pedido del Obispo local, con el título de Basílica Menor.


Ese título dice especial referencia a la Cátedra de Roma y al Sumo Pontífice, y el apelativo "menor" se aplica por referencia a las cuatro Basílicas Papales romanas, que son las Basílicas Mayores: Santísimo Salvador (San Juan de Letrán), San Pedro, Santa María la Mayor y San Pablo Extramuros. Las demás basílicas en todo el mundo son "menores".


Hay algunas peculiaridades de las basílicas que interesan especialmente al campo de la Heráldica. Todas las basílicas tienen, entre otros, el privilegio de tener su propio escudo timbrado con el pabellón, también llamado conopeum, canópeo, umbrellino, umbella, ombrellone: una especie de sombrilla a franjas rojas y amarillas (puede verse una foto a la derecha). El pabellón es el signo que identifica a una basílica. También gozan las basílicas del privilegio de acolar en sus escudos las llaves entrecruzadas que son el emblema del Papa, y de exhibir las insignias pontificias.


El escudo que nos ocupa hoy corresponde, como dijimos, a la Basílica de Nuestra Señora de la Merced, una hermosa iglesia tucumana que cobija la imagen a la que el general Manuel Belgrano le ofrendara su bastón de mando como signo de reconocimiento por la victoria en la Batalla de Tucumán, acaecida el 24 de septiembre de 1812, es decir, el día de la fiesta de Nuestra Señora de la Merced.


Bajo estas líneas, una imagen del interior de la Basílica a la que nos estamos refiriendo:



El general Paz recuerda en sus memorias que Belgrano "entregó su bastón de mando a la Virgen de las Mercedes, proclamándola Generala del Ejército del Norte, en el mismo campo de batalla, aún enrojecido por la sangre de sus valerosos soldados", queriendo manifestar así que "ella es la Generala , a ella se debe la victoria".


Pasamos ahora al escudo mismo, tomando como base la información que la misma Basílica proporciona en su Blog (http://basilicadelamerced.blogspot.com) y en Facebook

Forma del escudo

El escudo de la Basílica es "redondeado en la base, como un arco de medio punto invertido, forma muy utilizada en la heráldica eclesiástica".

Campo


El campo del escudo está dividido en dos partes por una banda con los colores patrios, que nos recuerda el patronazgo de la Titular de esta Basílica, que es Generala del Ejército Argentino. La actual banda que porta la sagrada imagen fue impuesta el 24 de septiembre de 1943 por el entonces Presidente de la Nación, general Pedro P. Ramírez.

El otro signo que se destaca sobre el campo es el bastón de mando entregado por el General Manuel Belgrano cuando cumplió el voto que había manifestado por el triunfo logrado en la Batalla de Tucumán del 24 de Septiembre de 1812. El 27 de octubre de 1812 le hizo entrega del bastón a la Virgen, proclamándola Generala del Ejército del Norte. Este bastón, en marfil con puntera de oro, se conserva hasta hoy.


La estrella de oro que corona el campo simboliza a María y a la fe : la Virgen es la “Estrella de la evangelización continental” como lo proponen nuestros Obispos en Aparecida.

Esmaltes

El sinople del  campo del escudo "es signo de que Tucumán es el Jardín de la República".

El oro "plasmado en la estrella", es el metal símbolo "de la primera virtud: la fe".

"En plata o blanco, se encuentra el bastón, porque es de marfil con puntera en oro".

"La banda exhibe los colores de la insignia patria" de la Argentina (celeste y blanco).

Ornamentos exteriores del escudo

Las llaves en oro y plata, entrecruzadas por detrás del escudo, simbolizan las llaves del Reino, confiadas por el mismo Señor al apóstol San Pedro (Mt 16,19).


"El pabellón: una especie de “sombrilla”; también llamada: umbella o canópeo es el símbolo que identifica a las basílicas y además a la sede apostólica vacante; sus colores son los tradicionales colores papales: rojo intenso (Gules) y oro, que dan cuenta de la vinculación de esta basílica con la Santa Sede"

"Finalmente, al pie del conjunto del escudo, se despliega la divisa con la tradicional invocación de la titular del Templo: “Virgo et Generala Nostra” es decir “Virgen y Generala Nuestra”, que se encuentra expuesta en el frontis del baldaquín que cobija a la Sagrada Imagen de Nuestra Señora".

Bajo estas líneas, el mismo escudo pero con otra forma y acompañado de dos ángeles tenantes apoyados sobre un zócalo en forma de cinta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario