Buscar en este blog

jueves, 3 de mayo de 2012

Ángel Eusebio Ybarra García, la Orden del Libertador y otras obras

Hoy se cumplen 45 años de la muerte del ingeniero Ángel Eusebio Ybarra (o Ibarra) García. 

Nacido en  1892 en Morón,   estudió en la Facultad de   Ciencias Exactas,  Físicas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires, donde obtuvo el título de ingeniero civil. 


Tuvo diversos cargos y responsabilidades en el ámbito educativo y oficial. Como escultor y artista, ganó numerosos premios y sus obras están extendidas por todo el país.  Entre las más conocidas -al menos en Buenos Aires- podemos mencionar  el monumento llamado "El Abuelo Inmortal" en la Plaza Grand Bourg.


En lo concerniente directamente al interés de este Blog, hay que señalar que Ybarra García fue el creador artístico de la  Orden del Libertador San Martín, que otorga  la República Argentina a "los funcionarios civiles o militares extranjeros que en el ejercicio de sus funciones, merezcan en alto grado el honor y reconocimiento de la Nación". 

Nos hemos referido a esta condecoración en la entrada del 21 de octubre de 2011. El detalle de sus características, reglamentación, peculiaridades e historia puede verse  en el sitio de la Cancillería.

Bajo estas líneas, vemos imágenes del Collar de la Orden.



Un fragmento del diseño del Collar de la Orden ha sido utilizado como elemento ornamental en el reverso de los billetes de cinco pesos actuales:


Las imágenes que siguen muestran los ornamentos de los diversos grados de la Orden:,  



Hoy queremos volver sobre la figura de Ángel E. Ybarra García, autor artístico de la Orden del Libertador,  porque en un rincón del barrio de Palermo, separadas por apenas unos metros, hay tres obras del destacado escultor.


Junto a la puerta principal de la Basílica del Espíritu Santo hay dos grandes placas que recuerdan al "propulsor" y al "arquitecto y realizador" del templo, respectivamente los padres Arnoldo Janssen y Juan Beckert.   Las placas fueron colocadas en 1957 en homenaje al cincuentenario de la dedicación del templo.  Cada placa incluye un medallón con la efigie correspondiente. Ambas son obra de Ybarra García:


El atrio de la Basílica del Espíritu Santo está unido con la Plaza Güemes, y en ella hay un mástil que también tiene un medallón circular, en este caso con la efigie del prócer salteño que da nombre a la plaza:


Como ya lo habrá advertido el lector, estamos hablando de mi barrio y de mi templo parroquial, que atesoran  -en pocos metros- tres obras del autor de la máxima condecoración que  otorga  la Nación Argentina.

Tomé la foto de "El Abuelo Inmortal" en noviembre de 2011; las restantes son más de un año anteriores: las saqué en octubre de 2010. Recordamos así al autor de toda esta belleza  en el aniversario de su muerte.