Buscar en este blog

sábado, 26 de junio de 2010

Heráldica Eclesiástica en la Argentina - Escudo del cardenal Jorge M. Bergoglio

Este blog nació con el único propósito de reunir y difundir diversas manifestaciones de la Heráldica en la Argentina. Hemos comenzado con la imagen del Escudo Nacional y algunos datos acerca de los dos escudos que ostenta la Capital de la República, Buenos Aires. Pero no nos limitaremos a la Heráldica que podríamos llamar "oficial" en cuanto pertenece al ámbito del Estado argentino, sino que procuraremos recoger y dar a conocer otras manifestaciones heráldicas.


Una de las ramas más interesantes de la Heráldica es la Heráldica Eclesiástica. Aunque en teoría toda persona tiene derecho a usar un escudo heráldico, y por lo tanto todo eclesiástico goza de esa posibilidad, es muy poco habitual en nuestro país que los diáconos y sacerdotes ostenten armas; en el caso de los obispos, en cambio, la situación se invierte. Dedicaremos algunas entradas a recorrer los escudos episcopales de los obispos argentinos.


También hay que mencionar, dentro de la Heráldica Eclesiástica, los escudos de las diócesis. Aunque en otras partes del mundo es muy común que cada diócesis tenga sus propias armas, que no han de confundirse con las de su obispo, en la Argentina esa práctica es inexistente.


También las Basílicas tienen derecho a tener sus propias armas, con características distintivas que dicen referencia al especial vínculo de esos templos con la Cátedra de Roma. En la Argentina, aunque con menos frecuencia que en otras partes, varias Basílicas tienen su escudo heráldico. Mostraremos también algunos escudos basilicales.


Dentro del ámbito de la Heráldica Eclesiástica, y en particular dentro del rubro de los escudos episcopales, corresponde comenzar con las armas del Arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Mario Bergoglio:




La imagen está tomada del sitio web de la Arquidiócesis de Buenos Aires. No se señala allí la descripción heráldica ni la explicación de los símbolos elegidos. Podemos inferir que la elección del mueble principal, el "sol" con la sigla IHS en oro, se debe a la pertenencia del cardenal Bergoglio a la Compañía de Jesús, cuyo escudo consiste precisamente en ese símbolo:




Sobre los otros muebles del escudo, sólo caba hacer suposiciones. La estrella suele representar a la Virgen María, pero no tenemos certeza de ello.

Por otra parte, el capelo con quince borlas a cada lado del escudo nos habla de la dignidad cardenalicia del Arzobispo de Buenos Aires, aunque en la imagen no se vea claro que el capelo y sus cordones y borlas son de gules, color que corresponde a los cardenales. En esta otra versión, en cambio, pueden verse los detalles con mayor claridad:



Al escudo del cardenal Bergoglio, sin embargo, le falta algo requerido por las normas heráldicas: la cruz arzobispal. Al respecto, observemos esta comentario, aparecido hace algunos años en el excelente y altamente recomendable Blog de Heráldica (http://blogdeheraldica.blogspot.com/):

El escudo que precede a estas lineas es el del cardenal Bergoglio, jesuita. Como puede apreciarse en sus armas, no es obispo, a pesar de ser cardenal. Se aprecia porque sus armas carecen de la cruz que acompaña, que se acola, al escudo y que se empeñan, determinados heraldistas, en decir que no es procesional. Pero sí lo es. No es otra cosa que una cruz procesional.

Ahora bien, sabemos que el cardenal Bergoglio es obispo. El autor del blog -que escribe desde España- razona bien al inferir que el poseedor de un escudo que carece de la cruz no ostenta la dignidad episcopa; si incurre en un error, se debe a que el escudo está mal diseñado. Le falta la cruz arzobispal. El error no está en el autor del blog, sino en el escudo.

Finalmente, el lema que aparece en la divisa al pie del escudo, "Miserando atque eligendo", está explícitamente explicado en el sitio web de la Arquidiócesis, con el siguiente texto de San Beda el Venerable (homilía 21):
Jesús vio a un hombre, llamado Mateo, sentado ante la mesa de cobro de los impuestos, y le dijo: "Sígueme". Lo vio más con la mirada interna de su amor que con los ojos corporales. Jesús vio al publicano, y lo vio con misericordia y eligiéndolo (miserando atque eligendo), y le dijo Sígueme, "Sígueme", que quiere decir: "Imítame". Le dijo "Sígueme", más que con sus pasos, con su modo de obrar. Porque, quien dice que está siempre en Cristo debe andar de continuo como él anduvo.

13 comentarios:

  1. UN GRAN HOMBRE ENTRA EN LA IGLESIA DE TODOS.
    SUS PRIMERAS PALABRAS,REZAD POR MI.
    LA HUMILDAD LE ACOMPAÑA.
    DEMOS GRACIAS A DIOS.
    TE SEGUIRE.

    ResponderEliminar
  2. Bendito Dios nos regala un gran Papa.-

    ResponderEliminar
  3. muy interesante este blog pero no se trata de un mal diseño del escudo sino de un problema de actualizacion en el caso de un obispo lleva una cruz y en el caso de un arzobispo lleva dos cruces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo cuando es un arzobispado patriarcal lleva dos cruces por norma. El uso generalizado de las dos cruces por los obispos se extendio pero no es lo estrictamente correcto

      Eliminar
  4. Gloria Patri, et Fili, et Spiritui Sancto.
    Sicut erat in principio, et nunc et semper,
    et in saeccula saeculorum,
    amen.

    ResponderEliminar
  5. Et, cum transiret inde Jesus, vidit hominem sedentem in telonio, Matthæum nomine. Et ait illi : Sequere me. Et surgens, secutus est eum.
    Evangelium secundum Matthæum 9:9 - NO 21:9

    ResponderEliminar
  6. ¿cruz de 5 puntas y un sol? ¿masones?

    ResponderEliminar
  7. Cuál cruz de 5 puntas y cuál sol? es una ESTRELLA (representa a MARIA ) y el lema de la compañía de Jesús, a la que pertenece Bergoglio... CUANTA INCULTURA! Lean, para que no vean masones por dondequiera...

    ResponderEliminar
  8. Un gran hombre entra en la Iglesia... Cómo? no estaba en la Iglesia?.
    El racimo de uva: signo del pueblo Judío. La estrella de cinco puntas, signo esotérico si los hay. El sol incaico y el color azul, signos de la masonería, falta la cruz episcopal... su comportamiento.. su aceptación de las cosas no aceptadas por la doctrina católica... No es raro todo?

    ResponderEliminar
  9. l
    Apocalipsis 1:6 y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios su Padre, ...
    Ahora bien cuando uno no quiere o no sabe entrar por la puerta que es Cristo se vuelve a la ley y se cae de la gracia.
    El sacerdote del antiguo testamento representaba al pueblo pecador delante de Dios y ofrecía por su pecado y los del pueblo sacrificios de animales que no terminaban con el pecado para siempre y debían realizarse indefinidamente, pero en el nuevo pacto Cristo entra en el cielo ofreciendo su sacrificio HECHO UNA VEZ Y PARA SIEMPRE y no con sacrificios de animales sino con su propia sangre que dio en rescate por todos, pero no todos se benefician , porque los que no creen , los que no quieren creer en que Jesús tiene toda autoridad, y los que sabiendo pecan y no se arrepienten quedan excluidos por propia decisión, Dios quiere salvar a todos , pero no todos toman la cruz. Seguir a Cristo no consiste en pertenecer a una organización humana sino en haberlo hecho Señor de nuestra vida
    Lo tienen frente a sus ojos y no lo ven, lo que no fue fundado por Cristo es el papado y el clero la clase sacerdotal fue abolida cada creyente es responsable por su familia con el varón como cabeza, la sociedad influida por el diablo trata de torcer la escala de autoridad desde la primer institución creada por Dios. porque Dios a través de Cristo nos hizo reyes y sacerdotes para el, 1 Pedro 2,9 "Pero vosotros sois linaje elegido, sacerdocio real, nación santa, pueblo adquirido, para anunciar las alabanzas de Aquel que os ha llamado de las tinieblas a su admirable luz"
    Esto no significa destruir la iglesia católica sino en poner las cosas en orden El cura puede y debe ser pastor y guia espìritual de el puñado de almas que Dios le ha confiado lo que falta es que cada creyente tome su responsabilidad delegada por Dios de establecer el reino de Dios (el gobierno) en su propia vida primero y luego en su casa, si esto sucediera seriamos una sociedad mejor. Pero las mejores intenciones requieren lucha, contra nosotros mismos y luego contra el mal, y establecer la Verdad en Amor, el amor solo es humanismo y la verdad sin amor es juicio,
    Si somos sinceros Dios estará con nosotros todos los días hasta el fin.

    ResponderEliminar
  10. Si alguien es soldado de una sociedad secreta y empleado de un poder religioso mundial, no puede seguir a Cristo.

    ResponderEliminar
  11. El escudo tiene lo que no tiene que tener y le falta lo principal

    ResponderEliminar