Buscar en este blog

sábado, 17 de agosto de 2019

Escudo de San Lorenzo (Santa Fe)

Para honrar a San Martín en un nuevo aniversario de su muerte, dedicaremos esta entrada al escudo de la ciudad de San Lorenzo, escenario de su única batalla en territorio argentino.



Con algunos ajustes gramaticales, compartimos a continuación la explicación del escudo de la ciudad santafesina de San Lorenzo, tomada de un sitio oficial de la provincia y que transcribimos textualmente, pese a sus evidentes fallas en lo que hace al lenguaje heráldico:  «La forma y los colores del fondo y del lazo que lo atraviesa, rememoran al escudo nacional y señalan su pertenencia a la Nación. La parte izquierda recuerda la importancia de la ciudad en la historia: la silueta del campanario del convento y el Pino histórico marcan estos hitos de la historia nacional y de San Lorenzo. El sol radiante es anuncio del comienzo de las glorias de una nueva nación. Debajo del lazo, el caballo y su jinete el homenaje al Gran Capitán. La parte derecha del escudo marca la faz económica: el ancla remarca su calidad de puerto y los engranajes su potencial industrial».

La imagen precedente procede del mismo sitio; la que sigue, en cambio -al parecer hecha a mano y pintada a lápiz-, está tomada de Wikipedia.



San Lorenzo es una ciudad santafesina, ubicada a unos 23 kilómetros al norte de Rosario.

Aunque la fecha de su fundación es incierta, se considera como hecho fundacional la llegada de los sacerdotes franciscanos, que se establecieron allí -en el actual Convento de San Carlos- el 6 de mayo de 1796. 

viernes, 16 de agosto de 2019

ENTRADA NÚMERO 3000 - Escudo de monseñor José María Corral

Con indisimulable orgullo les participamos hoy a nuestros lectores una gran alegría: esta es la entrada número 3000  de este Blog.  

Y para celebrarlo, compartiremos una primicia absoluta: el escudo del próximo Obispo Coadjutor de Añatuya, José Luis Corral, todavía no dado a conocer oficialmente, en cuya confección tuvimos alguna participación.

José Luis Corral Peláez nació el 12 de agosto de 1968. En 1987 ingresó en la Congregación del Verbo Divino, en la que hizo sus votos perpetuos en 1996. El 1° de marzo de 1997 fue ordenado sacerdote en la misma congregación religiosa, de la que era Superior Provincial en Argentina Sur cuando recibió el nombramiento de Obispo Coadjutor de Añatuya, el 19 de julio pasado. Recibirá la ordenación episcopal el 31 de este mes.


Su escudo episcopal:

Terciado en cabrío invertido. 1° de oro. 2° de azur. 3° de sinople con un “becerro” (libro) de plata con las letras Alfa y Omega, de sable. Brochante sobre el todo, la Cruz de Matará, de su color.
Báculo pastoral acolado en palo.
Lema: “Vayan y anuncien el Evangelio”.

Para su escudo episcopal, el nuevo Obispo Coadjutor de Añatuya eligió un diseño infrecuente, pero muy expresivo para transmitir el mensaje que desea plasmar. «He estado viendo los escudos de los últimos obispos argentinos, son muy sencillos y creo que así es también mi estilo». «Me gustaría que no sean muy recargado pero sí significativo y que describa lo que pretendo expresar y vivir en el nuevo ministerio episcopal que se me confía».

Ante todo, el campo terciado quiere representar «el misterio fundamental de la fe y de la vida cristiana» (Catecismo de la Iglesia Católica, 261), que es también central para la congregación religiosa misionera a la que pertenece el padre José Luis, es decir, el misterio de la Santísima Trinidad, «pues hemos sido enviados a proclamar la gloria y el amor de Dios Uno y Trino» (Constituciones SVD, 405). A su vez, el cabrío invertido, por un lado, simboliza el “descenso” de Dios que se abaja hasta el hombre para salvarlo («por nosotros los hombres y por nuestra salvación bajó del cielo») y por tanto expresa también  la «misión conjunta del Hijo y del Espíritu Santo»  (Catecismo de la Iglesia Católica, 689).

Además, la forma cóncava que asumen los dos campos inferiores expresa también la acogida que lo terreno da a lo celestial, lo que se manifiesta de manera particular en María, que recibe en su seno al Verbo de Dios. 

Finalmente, el cabrío suele evocar también la figura de una escuadra, símbolo de San José Obrero, Patrono de Añatuya.

El campo superior, de oro, representa a Dios Padre, que «habita en una luz inaccesible»  (1 Tim 6, 16); el central, de azur, representa a Dios Hijo, «Mediador entre Dios y los hombres» (1 Tim 2, 5), cuyos brazos «extendidos entre el cielo y la tierra» trazaron «el signo indeleble» de la Nueva Alianza (cfr. Plegaria Eucarística sobre la Reconciliación); el campo inferior, de sinople, representa al Espíritu Santo que desciende sobre el mundo y «renueva la faz de la tierra» (Sal 103, 30), por cuyo poder el Verbo de Dios se hizo hombre.

Superpuesta (“brochante”) en los tres campos del escudo, aparece la Cruz de Matará, fiel testimonio de la evangelización de esta tierra americana, y clara muestra de la creatividad y el esfuerzo de los misioneros que anunciaron el Evangelio en nuestro continente. La Cruz de Matará, a su vez, está llena de símbolos, que representan la Creación, la Pasión salvadora de Cristo, la Eucaristía, la mediación maternal de María, etc.
Ubicada de ese modo sobre los tres campos, la Cruz de Matará representa la obra mediadora de Cristo, mediante la cual «el cielo se une con la tierra y lo divino con lo humano» (Solemne Anuncio Pascual). Reforzando el sentido de los tres campos del escudo, se expresa así un movimiento de  “descenso” y “ascenso”:  la ternura del Padre que en la cruz de su Hijo se acerca al hombre y al mundo -ya que «la cruz es la inclinación más profunda de la Divinidad hacia el hombre» (San Juan Pablo II, Encíclica Dives in misericordia, 8)-, y a la vez «la elevación del hombre mediante la cruz de Cristo» (San Juan Pablo II, Homilía en Palermo, 12 de junio de 1982).

Finalmente, el libro abierto en el campo inferior simboliza a la Palabra que vino al mundo y que  por obra del Espíritu Santo «se hizo carne y habitó entre nosotros» (Jn 1, 14); al mismo tiempo, recuerda que por el ministerio del obispo, abierto y disponible a la acción de ese mismo Espíritu, el Evangelio debe seguir encarnándose aquí y ahora en la porción de la Iglesia a la que fue destinado. Ese es también el sentido del lema escogido, que contiene el mandato misionero de Jesús: «Vayan y anuncien el Evangelio» (Mc 16,15).

El dibujo lo realizó mi amigo Agustín, primer colaborador de este Blog.

jueves, 15 de agosto de 2019

Escudo del cardenal Copello en la iglesia de la Asunción de María


En la fiesta de la Asunción de María, el escudo cardenalicio de Santiago Luis Copello, en el exterior y en el interior del templo consagrado a ese misterio mariano (ubicado en Gaona y Gavilán).





Nos hemos ocupado muchísimas veces de estas armas cardenalicias, presentes en tantos templos porteños gracias a la ímproba  labor pastoral del cardenal Copello.


miércoles, 14 de agosto de 2019

Escudo de la Subprefectura de La Floresta de la Prefectura Nacional Naval del Uruguay

Nuevamente el Uruguay nos ofrece un interesante ejemplo de bella Heráldica.

En este caso se trata del escudo de la  Sub Prefectura de La Floresta, en la República Oriental del Uruguay. Depende de la Jefatura de la circunscripción del Río de la Plata  de la Prefectura Nacional Naval del país hermano.

No tenemos datos oficiales sobre el escudo. Pasemos, pues, a describirlo lo mejor que podamos.

Se trata de un escudo tronchado. 1° de gules, un león rampante de oro; 2° de plata, un árbol (no sabemos de qué especie se trata) de su color. Bordura de sable. Al timbre corona naval. 

El lema, que se lee en dos bandas ubicadas a ambos lados del escudo, es "En vuestra vida y la nuestra".

Nada más podemos decir, por el momento, de este bonito blasón. Añadamos, como dato histórico, que la unidad comenzó a funcionar en 1943 como Prefectura de La Floresta; dependía de la Capitanía del Puerto de Montevideo. En 1976 se creó la Prefectura de Canelones y La Floresta pasó a ser subprefectura.

martes, 13 de agosto de 2019

Fachadas: Volta 1822

El 3 de enero de 2016 tomé las fotos que hoy publico.


Se trata de un hermoso diseño heráldico en el frente de una también hermosa casona ubicada en Volta 1822.


El escudo muestra un caballero con armadura, de perfil, empuñando una espada, moviente de una corona que ocupa la punta del emblema. Dentro del campo hay una cinta con un texto que, lamentablemente, no resulta legible.


El escudo está soportado por dos cuadrúpedos. Todo el conjunto, incluidos los demás ornamentos y otros detalles del frente de la casa, es de singular belleza. 

lunes, 12 de agosto de 2019

"Proyecto de escudos de las Islas Malvinas", por Landrú

Edición número 316 de la revista Gente,  del 12 de agosto de 1971. Hace hoy 49 años.

Allí se publicaba esta viñeta en la sección humorística "Clase A", a cargo de Landrú:



No sabemos si lo de la «inminente devolución» de las islas formaba parte del chiste o era una expectativa real que existía en 1971; lo cierto es que Landrú, como en otros casos que hemos compartido en este Blog, tomó escudos imaginarios como elemento para la humorada. 

En los seis casos se mantiene la forma y los ornamentos exteriores del Escudo Nacional; en los cinco primeros escudos, también los campos se corresponden con los del emblema patrio. 
Cuatro de los escudos recurren como elemento central a la fauna de la región (pingüino, ballena, oveja); el pingüino del escudo superior derecho está vestido de gaucho y acompañado por el lema "God save the Casa Rosada", que evoca burlonamente al himno británico ("God save the Queen")
En uno de los escudos las manos estrechadas sostienen una pica con una cabeza de pirata (no hacen falta explicaciones al respecto). 
Finalmente, el último escudo ofrece el remate más humorístico: la imagen corresponde a la entonces popular actriz Malvina Pastorino...


Publicamos esta entrada en el Día de la Reconquista.

domingo, 11 de agosto de 2019

Escudo de monseñor Pedro Wolcan

Pedro Ignacio Wolcan Olano nació en 1953 en el Uruguay. Fue ordenado sacerdote en 1986 para la diócesis uruguaya de Mercedes. En junio del año pasado el Papa Francisco I lo nombró Obispo de Tacuarembó, y fue ordenado el 12 de agosto siguiente. Es decir que mañana se cumple un año de su consagración episcopal.

Cortado, 1° de azur y 2° de gules. Brochante sobre ambos campos, en el corazón del escudo, una estrella de siete puntas, de plata.

Del sitio oficial de la Conferencia Episcopal del Uruguay tomamos la imagen de su escudo episcopal así como la explicación que transcribimos.

«El escudo tiene una estrella de plata de siete puntas al centro de un campo cortado, el primero de azul y el segundo de gules. Lleva una cruz gloriosa acolada al escudo en palo. El todo timbrado con el tradicional capelo episcopal y borlas de sinople. El lema, sobre cinta flotante, en la parte inferior, dice: “Para que Jesucristo sea el primero en todo” (Col. 1,18).

La redención obrada en Jesús por su sangre derramada en la Cruz (Col. 1,14-15) –campo inferior en rojo– nos abre al cielo nuevo y tierra nueva (Ap. 21,1) –campo superior en azul–, al que queremos llegar.

El lucero de la mañana en cielo limpio y despejado –estrella de plata– nos dispone a la contemplación de las realidades celestiales y futuras en medio de las terrenales y presentes.

La cruz gloriosa expresa que Cristo resucitado, “es el primero en todo” (Col. 1,18) en la realidad definitiva en Dios».

La versión que sigue es de SajoR y la hallamos en Wikipedia.