Buscar en este blog

jueves, 18 de julio de 2024

Escudo de monseñor Luis Eduardo González

El 19 de junio de 2018 nos ocupamos del escudo de monseñor Luis Eduardo González Cedrés, quien dos días antes había recibido la consagración episcopal. Calificamos de "mediocre" el blasón del entonces Obispo Auxiliar de Montevideo. Un año después nos referimos a la homilía de su ordenación, pronunciada por el cardenal Sturla, y referida al escudo episcopal.

Pero el 26 de setiembre del año pasado el papa Francisco  I lo nombró Obispo de Mercedes, en el Uruguay. González Cedrés tomó posesión de la diócesis el 26 de noviembre de 2023, Solemnidad de Cristo Rey. Suponemos que con ocasión de ese traslado el obispo cambió su escudo, que ahora es de muy superior calidad heráldica:


En el sitio de la Conferencia Episcopal Uruguaya explican el escudo de este modo:

«El escudo de Mons. Luis Eduardo González Cedrés lleva como lema:  “Por Cristo, con Él y en Él”. El lema está tomado de la doxología final que concluye la Plegaria Eucarística de la Santa Misa. Luis Eduardo quiere vivir su vida unida íntimamente a la de Cristo y con Él y por Él. Es Cristo que con su gracia permite vivir con fidelidad y entrega la misión encomendada.

La cruz, ocupa el lugar central del escudo y es un indicativo del oficio que el Obispo tiene dentro de la Iglesia. Una vida entregada totalmente a Cristo, crucificado y resucitado para dar Vida al mundo. La forma de la cruz está asociada al escudo que lleva la imagen de María, Nuestra Señora de las Mercedes.

El Espíritu Santo en forma de paloma, hace referencia al protagonista de la misión evangelizadora de la Iglesia y del iniciador de la vocación de todo cristiano. La paloma blanca se encuentra sobre un fondo de color dorado.

El monograma de María con la corona, refiere a la Virgen María como Reina y Señora de todo lo creado. El monograma de María (la “M” y la “A”) está en color azul sobre un fondo color plata. Mons. Luis Eduardo ha encomendado su vocación y misión a María Santísima.

La custodia del Santísimo Sacramento del altar, recuerda a la custodia que se encuentra sobre el altar de la Basílica del Santísimo Sacramento, en la ciudad de Colonia. El cáliz de hierro fundido sobre dorado fue estandarte en la fachada exterior de la iglesia en el año 1841. La imagen de la Custodia está sobre un fondo color rojo que refiere a la sangre de Jesucristo. La Presencia del Señor en la Eucaristía es fuente y culmen de la vida de toda la Iglesia.

El agua recuerda el Bautismo, inicio de la vida cristiana y también, refiere en sus tres líneas de color blanco, a los tres ríos que son parte de la realidad geográfica de la diócesis (Río Uruguay, Río de la Plata y Río Negro)».

Luis Eduardo González Cedrés nació en Montevideo en 1972. Fue ordenado sacerdote para la Diócesis de Maldonado-Punta del Este en 2009. El 11 de mayo de 2018, el Papa Francisco I lo nombró como Obispo titular de Thugga y Auxiliar de Montevideo; fue ordenado en la Catedral Metropolitana de la capital uruguaya el 17 de junio siguiente.

Un escudo uruguayo en el día de la fiesta nacional del país hermano.

miércoles, 17 de julio de 2024

Fachadas: Chivilcoy 4230

 


Un interesante escudo, con uno de los elementos más clásicos de la Heráldica: un león rampante. 


El escudo está timbrado con una bonita corona y rodeado de bellos motivos vegetales.

Tomamos las fotos en marzo de 2023 en Chivilcoy 4230.


martes, 16 de julio de 2024

La triste historia de decadencia del escudo de Viedma (2 de 2)

En la entrada de ayer contamos el "Primer acto" de la historia del escudo de Viedma. Resumamos lo hasta aquí relatado: la ciudad tenía desde 1979 un escudo hermoso y bien diseñado, pero la Convención Constituyente de 2010 recomendó modificarlo por motivos de "corrección política".


Segundo acto: El concurso

El concurso se abrió en 2012. En marzo de ese año, esto consignaba el blog Dibujo Heráldico:

Según las bases del concurso,  deberán estar presentes entre las características del escudo propuesto aspectos Culturales, Históricos y Sociales que identifiquen a Viedma, debiendo prescindir de todo elemento de connotación política, étnica o religiosa. Se deberán tener presente las Leyes internacionales de la Heráldica.

En las bases se realiza una convocatoria amplia a estudiantes, vecinos y vecinas de Viedma, excepto los Funcionarios Municipales y miembros del Concejo Deliberante.

Las bases son un poco incoherentes, ya que debe basarse en aspectos culturales e históricos, pero sin connotaciones religiosas. En tanto que la religión católica forma parte de la historia y cultura de la sociedad argentina, creo que es difícil disociar estos conceptos, pero bueno.

 Y se arriesgaba allí mismo una predicción:

Mi experiencia me demuestra que estos concursos públicos para escoger un nuevo escudo de armas suele acabar en desgracia heráldica. Para realizar un buen escudo de armas, hay que ser heraldista. Un heraldista es una persona versada en heráldica, y admitámoslo, somos unos freakies. La heráldica es una afición extraña y poco común, donde los que no la conocen confunden el significado de escudo con logo y donde no tienen ni idea de la regla de los esmaltes o simplemente que es un esmalte. 

Acertó la profecía de Xavier García. El resultado -en diciembre del año 2012-  fue una desgracia heráldica, ya que el diseño seleccionado fue este esperpento:


El diseño suscitó críticas inmediatas, sobre todo referidas a los animalitos (más propios de la decoración de un dormitorio infantil que de un blasón municipal). Por ello el escudo fue ulteriormente corregido:



Uno podía esperar que las autoridades municipales de Viedma, ya que estaban en el retorcido baile de quitar la cruz y el sable del escudo de la ciudad (porque, no nos engañemos, a eso se reducía todo el asunto), habrían tenido la sensatez de hacerse asesorar por heraldistas a fin de  lograr un escudo digno y no un pastiche como el que resultó ganador. Pero ello no ocurrió.

Volvamos a leer a Xavier García en su blog Dibujo Heráldico:

Lo que me resulta más curioso es que creo recordar que las normas del concurso explicaban que se debían seguir las normas internacionales de la heráldica. Y esto lo digo yo y lo dirá cualquier heraldista: ESA IMAGEN NO ES HERÁLDICAMENTE CORRECTA. Lo pueden utilizar como emblema si quieren, pero no pueden llamar escudo a eso, porque no lo es. ¡Y atención! el emblema escogido (eso nunca será un escudo) es una evolución del original después de recibir muchas críticas. ¡Ni tan siquiera es la propuesta original!

Lejos y olvidado quedaba el pedido de la asamblea de 2010: el cambio de escudo debía hacerse con «sumo cuidado, absoluta seriedad y plena conciencia de su trascendencia».

En diciembre de 2012 fue aprobado este emblema.  En febrero de 2013 aún no lo usaba el municipio en su página web, como lo consignamos aquí.  Ocho años después, en mayo de 2021, tampoco lo usaba, como relatamos aquí. Lamentamos suponer que jamás fue usado allí.  De hecho, como dijimos en su momento citando palabras de Laura Enrique, el emblema «ha encontrado variadas resistencias para su implementación en relación con la falta de sentido de pertenencia que suscita y hoy no tiene un uso extendido». La crónica periodística de aquel tiempo daba cuenta también del rechazo que generó el engendro.

Recordemos que, en cambio, el escudo original era ampliamente utilizado, como tuvimos ocasión de comprobarlo y publicarlo en su momento. Y tengamos en cuenta que todo este trámite ha de haber sido muy oneroso para el municipio. 


Tercer acto: la V y el circulito

Pasó una década.  A comienzos de 2023 ingresamos al sitio oficial del municipio de Viedma y nos encontramos con que el encabezamiento consiste en este símbolo:


Se usa como símbolo la palabra Viedma con esa peculiar tipografía, o sólo la V. 

Es imposible encontrar allí el escudo municipal, ni siquiera usando el buscador.

El Concejo Deliberante, que antaño usaba abundantemente el escudo original en su sitio web, prácticamente tampoco lo usa ahora; el símbolo que allí aparece es este:


Una V en medio de un circulito. Diseño gráfico, quizás, pero no Heráldica.

En algunas fotos puede verse el escudo en las bancas y en el sitial del intendente en la apertura de las sesiones... pero el que preside es el isologo del redondel con  la "V":



***

Epílogo

La triste historia de la decadencia del escudo de Viedma, por el momento, termina aquí. La sintetizamos: Durante más de 30 años, la ciudad tuvo un escudo digno y bello. En 2010 el delirio de la corrección política dio inicio a un proceso de cambio del escudo que se concretó en 2012. El resultado fue horrendo. El nuevo "escudo" apenas si fue utilizado desde entonces. 

Ahora, después de más de una década, y con todo el dinero que se habrá gastado en el proceso, hoy resulta que lo que pedía sobre el escudo la recomendación de 2010, es decir, la «fiel representación de los valores y sentimientos de los viedmenses, en virtud (...) de su origen y (...) nuestra actualidad democrática y plural, la voluntad de integración cultural y social, la reivindicación de la vocación irrenunciable de capitalidad histórica», que había de concitar la «identificación colectiva de las generaciones actuales y futuras»... se concreta en una letra V y en un circulito...


Como dijimos ayer, esta triste historia de decadencia heráldica es el reflejo de la decadencia cultural e institucional de la Argentina, de modo análogo a lo que pasa con la Heráldica eclesiástica argentina como muestra visible del amargo declinar de la Iglesia que peregrina en nuestro país...

Publicamos esta entrada en el día dedicado a Nuestra Señora del Carmen, Patrona de Viedma.

lunes, 15 de julio de 2024

La triste historia de decadencia del escudo de Viedma (1 de 2)

Vamos a relatar en dos entradas consecutivas la amarga historia del escudo de la ciudad de Viedma, un nuevo ejemplo de  la decadencia institucional y cultural argentina, que tiene su correlato y su reflejo en la Heráldica. La historia que vamos a contar tiene un preludio, tres actos y un epílogo.

Preludio

Ante todo, recordemos los orígenes de la ciudad:

«La ciudad de Viedma nació en el mismo acto fundacional que su vecina Carmen de Patagones, cuando el 22 de abril de 1779 el comisionado real Francisco de Viedma y Narváez fundó en la margen sur del río Negro, en el lugar de emplazamiento de la actual ciudad de Viedma, un fuerte al cual denominó «Nuestra Señora del Carmen». El mismo fue designado con el nombre de la embarcación de la expedición que él comandaba. Esta fue la primera población estable de origen europeo en tierras patagónicas, de colonizadores de origen maragato».

«El 11 de octubre de 1878, el Gobierno Nacional dictó la ley 954, creando la Gobernación de la Patagonia, con jurisdicción desde el río Negro hasta el cabo de Hornos. La capital de ese territorio sería la población llamada Mercedes de Patagones, sobre la margen sur del río (hoy Viedma), enfrente de Carmen de Patagones. 

El primer gobernador de la Patagonia, el coronel Alvaro Barros, designado por el presidente Nicolás Avellaneda, dictó el 4 de julio de 1879 el decreto por el cual la ciudad asiento de sus funciones pasó a llamarse Viedma».

El texto que acabamos de leer, tomado de un viejo sitio oficial, da cuenta de los orígenes de la capital de dicha provincia. La ciudad fue fundada en 1779; un siglo después fue denominada Viedma; otro siglo más debió pasar para que fuera dotada de escudo propio.


Primer acto: El escudo original

En efecto, con motivo de celebrarse el bicentenario de la ciudad, el 22 de abril de 1979, se presentó el primer escudo de la localidad. 

Primer escudo de Viedma

En un anexo a la Carta Orgánica Municipal de 1990 se daba cuenta del escudo municipal entonces vigente, con estas palabras (el texto estaba plagado de errores, por lo que hemos debido hacer varias correcciones, algunas muy significativas):

Las primeras armas de la casa de Biedma eran: "De oro, con ocho calderas de sable puestas en dos palos". Casi todas las ramas de Biedma traen estas otras: "De oro, con un palo de gules acostado de ocho calderas de sable, cuatro a cada lado". 

"Léese que este palo fue concedido por merced real  a Iñigo Iñiguez de Biedma en premio de la hazaña que llevó a cabo salvando del cautiverio de los moros a una reina de Aragón". (Diccionario Heráldico de García Carrafa, Tomo XIV, pág. 192-193). Cabe añadir que las calderas representan a los ricos- hombres cuando se los titula "de pendón y caldera". Estas son las armas adoptadas para el escudo propuesto.  

El escudo de la Municipalidad de Viedma es del tipo denominado español,  de exterior rectangular, con los extremos inferiores redondeados.

Su campo está cortado en dos cuarteles: el superior de oro, con palo de gules acostado de ocho calderas de sable, cuatro a cada lado. El inferior, de plata, separado del superior por una faja ondulada de sable, muestra en su centro tres símbolos, inspirados en el escudo de la Provincia: una cruz, un sable militar y una lanza indígena, entrecruzados los dos primeros "en cruz" y la lanza "en palo".

El todo está rodeado por una bordura de gules, con la palabra "VIEDMA",  en su parte superior, de plata. 

Por timbre, un sol creciente de 19 rayos rectos y flamígeros, alternados.

Escudo de los Biedma

El significado de los símbolos y colores de este escudo es: 

Su forma exterior, heráldicamente denominada "española", recuerda el origen de la ciudad de Viedma.

El campo inferior, de plata, carga tres  símbolos «inspirados en el Escudo de la Provincia de Río Negro: la cruz, un sable militar, y una lanza indígena». La cruz es "en homenaje de la conquista espiritual y cultural llevada a cabo por el cristianismo". El sable es "en homenaje al valor del soldado argentino y a los caídos en las campañas de desierto". La lanza "encarna la voluntad de defensa y soberanía puesta al servicio de la Nación".

Ambos cuarteles están separados por "una faja ondulada de sable", que representa el río Negro, que dio nombre a lo que primero fue la Gobernación, creada el 16 de octubre de 1884, y hoy es la Provincia de Río Negro, desde el 28 de junio de 1955.

La bordura representa un símbolo que en la antigüedad, y sobre todo durante la Reconquista española y la Cruzadas, se concedía a los que luchaban contra el enemigo con energía y heroísmo. La obtenían por gracia real los que se sacaban su cota de armas teñida en sangre. En el caso de la ciudad de Viedma refirma su origen español.

El sol creciente, puesto en la parte superior (timbre), está tomado del que adorna el escudo de la Provincia, también de 19 rayos rectos y flamígeros alternados, destacando con ello su identidad política (...)


Como salta a la vista, el escudo de Viedma estaba bien pensado y bien diseñado. Se inspiraba en las hermosas armas del fundador de la ciudad, recogiendo así la herencia española de sus orígenes, e incluía símbolos que aludían a la historia de la ciudad, la provincia y la nación. Nada podía objetársele. 

Antiguo escudo de Río Negro


Pero llegó la tiranía sedicente "progresista" de lo "políticamente correcto" a arruinarlo todo, como lo hace siempre, y ocurrió que con ocasión de la reforma de la Carta Orgánica Municipal, en 2010, los convencionales constituyentes recomendaron modificar el escudo:

(...) es preciso analizar si el actual Escudo de la ciudad de Viedma es hoy fiel representación de los valores y sentimientos de los viedmenses, en virtud, justamente, de su origen y en comparación con nuestra actualidad democrática y plural, la voluntad de integración cultural y social, la reivindicación de la vocación irrenunciable de capitalidad histórica, no sólo del Territorio y la Provincia de Río Negro sino de la Patagonia toda y de la interpretación social de sucesos históricos que marcaron nuestro desarrollo. Del análisis realizado en la Comisión de Redacción surgió que es necesario modificar nuestro Escudo porque ha perdido la representatividad de los valores que como viedmenses compartimos.

El alambicado y sibilino lenguaje de la política pretendía ocultar lo obvio: lo único que molestaba era la cruz cristiana y el sable militar.  Los convencionales recomendaron al Concejo Deliberante que convocara a un concurso para la creación de un nuevo escudo para Viedma, añadiendo un propósito noble pero que resultó incumplido, como veremos.












 Dicha tarea debe ser llevada a cabo con sumo cuidado, absoluta seriedad y plena conciencia de su trascendencia.  Arribar a la selección de unas pocas imágenes comprensibles para todos, respetuosas de la continuidad histórica y plenas de contenido que muevan a la identificación colectiva de las generaciones actuales y futuras es una labor delicada que debe atenerse a las reglas de la Heráldica.

En 2012 se concretó la convocatoria a concurso para la confección de un nuevo escudo... pero esa parte de la historia la contaremos mañana.

domingo, 14 de julio de 2024

Escudo de Rolando Julio José Ýñigo-Genio

En Heraldry of the World encontramos un nuevo compatriota que ha registrado sus armas allí. En este caso se trata de un conocido de este Blog, ya que ha comentado y colaborado en más de una ocasión: Rolando Julio José Ýñigo-Genio, de Salta, cuyas armas han quedado registradas bajo el número 033/2016.

De oro, seis flores de lis en orla, cinco de gules y la del jefe de azur. Cimera: Un burulete de azur, gules y oro, el burulete sumado de una corona antigua de oro, la corona sumada de un zorro rojo naciente de su color, coronado de oro, agarrando con su garra diestra una espada de oro y con su garra siniestra un rayo de oro. Lema: "Vade Plus Vltra" (Ve más allá). Grito de guerra: "Vincere Aut Mori" (Vencer o morir).

Or (yellow), as the Argentine sun, that being at the top of the national emblem represents a new nation in the shield represents the birth of a new family, so the base of the shield is or (yellow). Fleur de lys azure (blue) represents the patriarch of the family as protector. Fleurs de lys gules (red), representing family members therefore lie below the fleur de lis azure (blue), turn represents charity and love towards the family. The six lilies in border symbolize a circle, the circle communicates easily with what is around the circle in turn represents family unity. The number six represents the work, is the symbol of love, whether it is also a symbol of the family, family togetherness. The fleur de lis represents purity, joy and life force, also honor and loyalty.

sábado, 13 de julio de 2024

Escudo del Instituto 13 de Julio

En el mismo edificio donde encontramos el escudo que mostramos el 18 de febrero funciona otra escuela técnica: el Instituto 13 de Julio.


Su escudo también es anómalo desde el punto de vista heráldico. En un campo de plata, entremezclados: un rayo de gules en barra; un engranaje gris dentro del cual se ve un cuaderno y una mano com una lapicera escribiendo en él; la órbita de un electrón en sable que rodea todo pasando por detrás del rayo pero por delante del engranaje y el cuaderno.


El jefe es tajado de plata y azur-celeste.

viernes, 12 de julio de 2024

Escudo del "Reino del Río de la Plata"

Hemos hablado varias veces aquí de la Historia Alternativa. 

Historia Alternativa, también llamada Historia Alterna, Historia Contrafactual o Ucronía, es una disciplina que imagina ligeros cambios ficticios en el desarrollo de un hecho histórico, lo cual da lugar a cambios espectaculares en la sucesión de acontecimientos posteriores a ese hecho, produciéndose una realidad alternativa a la nuestra debido a que la sucesión de acontecimientos diverge cada vez más a partir del hecho histórico que hemos alterado.


Muchas de las historias alternativas incluyen referencias a entes políticos ficticios, a sus supuestas banderas y a sus escudos (imaginarios). 

Hoy presentaremos al imaginario Reino del Río de la Plata (Utopía Napoleónica): «un país soberano situado en la región Cono Sur de América del Sur» que  Limita «al este con el océano Atlántico, al norte con los países de Perú y Brasil, al oeste con el océano Pacífico, al Sur con el reino de la Patagonia»Después de la declaración de la independencia y de haberle otorgado el trono peruano a Leopoldo de Sajonia-Coburgo-Saalfeld, «el congreso rioplatense decidió (...) que la forma de gobierno fuera una monarquía constitucional, proponiendo al libertador José de San Martín como monarca». San Martín decidió declinar la propuesta, pero el congreso  insistió hasta obtener su aceptación; fue proclamado el 9 de julio de 1824 en la Casa de Tucumán. En 1887 el Reino del Río de la Plata, unido a Perú,  enfrentó a Chile en la Guerra del Pacifico, que terminó con una victoria para los aliados. El Perú se quedó con algunos departamentos chilenos, mientras que el Reino del Río de la Plata anexaría por completo a Chile.




«La Bandera es oficial desde el 25 de enero de 1826; está dividida en dos franjas verticales de Azul y Blanco, parecido a la bandera de Portugal. En el centro de las dos franjas, está un escudo rodeado por ramos de laurel; el escudo está dividido por dos franjas de color Celeste y Blanco, mientras que en el centro de las franjas se encuentra el Sol del Mayo y en la parte superior del escudo se encuentra una corona heráldica».

Sobre el escudo no hay datos oficiales en la página web de Historia Alternativa.

Según los datos que se aportan en la página web -como puede verse junto a estas líneas- el reconocimiento español de la independencia del imaginario reino tuvo lugar el 12 de julio de 1824,  es decir, hace hoy exactamente 200 años.