Buscar en este blog

martes, 7 de diciembre de 2021

Escudo del colegio San José Obrero


Mañana se cierra el año dedicado por la Iglesia Católica al Patriarca San José,  y desde este Blog nos adherimos a la ocasión con el escudo de una de las muchas instituciones educativas que llevan el nombre del santo. 

En este caso se trata del escudo del colegio San José Obrero de San Francisco Solano, en Quilmes, provincia de Buenos Aires.


El escudo exhibe una forma infrecuente y una partición irregular; el campo 3°, de sinople, carga una cruz y un triángulo de plata, y una lámpara encendida de oro, con la llama de su color: símbolos habituales en escudos educativos cristianos.

lunes, 6 de diciembre de 2021

Fachadas: Avenida de los Incas 3175

 


Un motivo heráldico sobre la puerta de la cochera de una casa ubicada en Avenida de los Incas 3175.


Cortado. 1° un chevron invertido acompañado de tres roeles. 2° partido (¿gules y plata?).


Fotos tomadas en marzo de este año.

domingo, 5 de diciembre de 2021

«Un escudo para Saladillo» (Buenos Aires)

Saladilllo es una ciudad bonaerense ubicada al sur del río Salado; es la cabecera del partido homónimo. Fue fundada el 31 de julio de 1863 y pronto se convirtió en una de las poblaciones más promisorias y pujantes de la región.

Una nota con el mismo título de esta entrada, publicada en 2018 en un sitio destinado a recoger la historia de Saladillo, nos informa acerca del proceso de adopción del curioso emblema municipal y de su significado. Transcribimos aquí los párrafos más salientes de esa nota.


«Cuando Saladillo cumplió 100 años carecía de un escudo que lo representase, de ese emblema de nobleza que acorde con su edad adulta merecía. Era por entonces Comisionado Municipal el señor Fernando J. López, quien, percatado de esta carencia, el 20 de marzo de 1963 firmó una resolución llamando a concurso para la confección del Escudo de Saladillo.

En sus considerandos expresaba que “dentro de pocos meses celebrará este pueblo el centenario de su fundación”, y que “ello hace más sensible la falta de un escudo del municipio de Saladillo, para usar en todos los papeles públicos de esta Intendencia y colocar, si fuere necesario, como elemento distintivo y ornamental, en las obras que se construyeren”.

Agregaba luego que “ese escudo debe reflejar en su concepción artística o alegórica, caracteres propios del pueblo y partido de Saladillo, debiendo ser ejecutado preferentemente por hijos del mismo o personas que se hallen estrechamente ligadas a la ciudad”.

Para la organización de los festejos del Centenario se había constituido una Comisión Popular y sería ésta la que actuaría como jurado, habiéndose fijado la fecha 30 de abril como plazo de entrega de los bocetos, los que serían entregados en sobre cerrado y anónimo, conteniendo en su interior otro sobre con los datos del autor.

El fallo del jurado sería dado a los treinta días y el premio, consistente en una medalla de oro y los que pudiera determinar la Comisión de Festejos, sería otorgado durante la celebración del Centenario.

Reunida la Comisión Popular de Festejos y teniendo en cuenta las particularidades del Concurso, resolvió delegar sus funciones de jurado en una comisión especializada, entre los que se encontraba la señora Ethel Mariotto, testigo privilegiado de ese momento histórico.

El 19 de mayo de 1963, once días antes de la fecha fijada para que el jurado diera su veredicto, el periódico “La Semana” informaba: “La Comisión Oficial de festejos del Centenario resolvió aceptar el dictamen del jurado designado para entender en la confección del Escudo de Saladillo, certamen en el que resultó vencedor el joven artista hijo de este pueblo, actualmente residente en la metrópoli, Edgardo López Brandi y del que participaron 28 concursantes”.

(...) Según recuerda la señora Ethel Mariotto, la mayoría de los trabajos eran bellas obras que cumplían con las bases del Concurso, pero la mirada de todos los miembros del jurado se volcaron en forma unánime en aquella que se destacaba y que finalmente resultaría ganadora. ¡Grande fue la alegría al abrir el sobre con los datos del autor y encontrar inscripto el nombre del apreciado joven Edgardo López Brandi!»


«El Escudo de Saladillo por él creado, verdaderamente nos representa; basta mirarlo para sentirnos identificado. Con un estilo moderno, que aun conserva, a pesar del ya más de medio siglo transcurrido, rompe con las formalidades habituales en ese tipo de emblemas. La letra “S”, inicial del nombre de nuestra ciudad, se destaca con una perspectiva que se proyecta hacia el futuro. En sus recodos contiene un ejemplar vacuno, representante de la ganadería que nos da sustento desde los tiempos más remotos. Unas bolsas de cereal simbolizan la cosecha del trabajo de nuestros agricultores y junto a ellas una rueda, presencia de la industria, particularmente de aquella vinculada a la molienda del cereal. Un polígono formado por una cinta celeste y blanca da cuenta de la Patria que nos cobija y en la que nuestra historia local está inserta. Dos haces de trigo cierran el conjunto. Trigo unido que nos simboliza como comunidad, trigo que es siembra, cosecha, molienda y pan. Pero al colocar estos haces en sentidos opuestos, quiso el autor dar la idea de proyección al futuro, pero con raíces aferradas a la historia».

Ya antes de su consagración oficial, el 31 de julio de 1963,  el nuevo escudo fue utilizado en la difusión de los programas de festejos del Centenario de Saladillo. Actualmente  la Municipalidad de Saladillo no lo usa en su sitio oficial (consultado en abril de este año).

En este enlace puede verse un video alusivo al "escudo" de Saladillo.

sábado, 4 de diciembre de 2021

Escudo del Estado Mayor General de la Armada Nacional del Uruguay



El escudo del Estado Mayor General de la Armada Nacional del Uruguay es «de sable con bordura de oro y una estrella de lo mismo, en el abismo. Timbra el blasón una corona naval y dos anclas de oro en souter le soportan».

«El sable (negro) es símbolo de prudencia, obediencia, rigor y ciencia, y quienes lo llevan en sus armas están obligados a servir política y militarmente.

La estrella de cinco puntas de oro es el símbolo clásico de los estados mayores y significa grandeza.

La bordura de oro distingue como símbolo de nobleza, inteligencia, constancia y sabiduría, al órgano naval superior dedicado al estudio y asesoramiento.

La corona naval indica la condición del dueño de estas armas y es símbolo de dominio del mar. Sin adornos ni pedrería esta corona muestra la sobriedad y la austeridad de la Armada Nacional.

Las anclas simbolizan la esperanza en la vida gloriosa, así como la prudencia, la magnanimidad y la constancia».

viernes, 3 de diciembre de 2021

Escudo de la Departamento Identificación de Vehículos de la Policía de la Provincia de Córdoba

 

La misión del Departamento Identificación de Vehículos «es llevar a cabo la verificación física y el grabado de los números de motor y chasis que identifican y hacen único a cada automotor o motovehículo» y «detectar aquellos vehículos que en una clara intencionalidad delictiva, presenten adulteraciones en su numeración».
Bajo estas líneas, el escudo de esta dependencia policial cordobesa.


En un campo que en su forma recuerda al escudo provincial,  de azur, un auto visto de frente, y en punta un martillo y una linterna emitiendo luz, de su color, flanqueados por dos ramas de laurel de sinople. El jefe, de sable, lleva las iniciales D.I.V.; está separado del campo inferior por una fina línea roja y blanca (los colores del escudo policial cordobés).

jueves, 2 de diciembre de 2021

Fachadas: Biedma 773

En la Navidad de 2018 tomamos estas fotos del frente una hermosa casona en Biedma 773.




Repleta de hermosos detalles decorativos, la fachada nos regala también diversos motivos de estilo heráldico, sobre todo el extraordinario escudo que vemos en estas fotos de hoy.





La fachada muestra también otros motivos heráldicos menores:


Única foto no tomada en Navidad de 2018;
la tomamos en 2013

En otro de nuestros blogs,  La piedra que nos mira, hemos visto otros detalles de esta bellísima  casona (aquí y aquí).

miércoles, 1 de diciembre de 2021

Escudo de Toay (La Pampa)

Toay es la ciudad cabecera del departamento homónimo en la provincia de La Pampa. Está ubicada a 10 kilómetros de la capital provincial. Fue fundada el  9 de julio de 1894 por Juan Guillermo Brown, un inmigrante  escocés.

Su escudo:

«Dividido en dos campos. Un campo celeste, el cielo. Un campo verde, presenta la geografía de ese sector de La Pampa.

Los campos están divididos por el alambrado, que significa la colonización y sobre el campo celeste está dibujado el mangrullo, que representa el fortín que se encontraba en Toay. Sobre el campo verde, a la izquierda el caldén, árbol típico de la zona del Caldenal a la que pertenece Toay, y a la derecha las vías del ferrocarril también representando a la colonización que llegó por este medio de transporte. Sobre el horizonte aparece el sol naciente, al igual que en el escudo de la Patria.

Abajo la cinta blanca y celeste con la inscripción 1894, significa la inserción en la Nación Argentina. Atraviesan el escudo las lanzas de los aborígenes, y a cada costado las espigas de trigo que simbolizan la explotación agropecuaria tradicional en esta región».  

La información procede (mediante Internet Archive) de un desaparecido sitio local (Soy de Toay).

En el portal oficial del Estado argentino leemos esta descripción y simbología:

Nuestro emblema es de forma cuadrilonga con base recortada y en la parte superior exhibe un sol naciente de oro con nueve rayos flamígeros.

Ornamentan sus lados espigas de trigo estilizadas, cultivo propio de la región, y por fuera, una cinta terciada en faja de azur celeste y plata lleva el lema toponímico en caracteres capitales romanos y nuestra fecha de fundación.

Respecto de la panoplia de armas, dos lanzas indígenas con sus puntas de plata se cruzan por detrás del blasón, en reconocimiento a los pueblos originarios que habitaban en el lugar.

Dividido en dos campos, uno superior en color celeste y otro inferior en color verde, aluden al cielo y a la geografía pampeana, respectivamente.

Sobre el firmamento, un mangrullo representa el Fortín, primer asentamiento denominado por entonces "La Esquina Vieja" o pulpería de Llorens, ubicado en las proximidades de las tolderías de Nahuel Payún, hoy declarado Monumento Histórico Nacional.

Los campos verdes están divididos por el alambrado que recuerda la colonización. El ferrocarril ubicado a la derecha posee también la misma simbología y rinde tributo a este medio de transporte que fue decisivo para el desarrollo pampeano.

A la izquierda, el caldén, árbol típico de la zona, remite a nuestra pertenencia a la región del Caldenal.