Buscar en este blog

martes, 23 de julio de 2019

Escudo de monseñor Juan Rodolfo Laise

Ayer falleció el benemérito obispo argentino Juan Rodolfo Laise, decano del episcopado argentino. Y al recibir la  noticia caímos en la cuenta de que nunca nos ocupamos aquí de su escudo episcopal. Por ello, desplazando a la entrada hace tiempo programada para hoy, escribimos anoche esta que ahora publicamos.


Juan Rodolfo Laise nació en Buenos Aires en febrero de 1926. Fue ordenado sacerdote para la Orden Franciscana de los Frailes Menores Capuchinos en 1949. Ocupó varios cargos y funciones en su congregación, hasta que en abril de 1971 el papa Pablo VI lo designó Obispo Titular de Giomnio y Coadjutor de San Luis. Recibió la consagración episcopal el 29 de mayo de ese año. Pocas semanas después, el 6 de julio, a causa del fallecimiento del entonces Ordinario, asumió el cargo de Obispo de San Luis, que ejerció por casi 30 años: renunció por edad el 6 de junio de 2001.  Desde poco después de su retiro residía en Italia. Pasó sus últimos años en el santuario de San Giovanni Rotondo, célebre porque allí vivió San Pío de Pietralcina; allí, todos los días confesaba en uno de los turnos dispuestos para atender a los peregrinos, y celebraba misa todas las mañanas. Murió ayer a los 93 años.


Su escudo es una suerte de mantelado en jefe. 1° de gules, una paloma auroleada y explayada, de plata; 2° de azur, una flor de lis de plata.  En la segunda versión parecen distinguirse, en el campo inferior, siete llamas de fuego como de plata. Ornamentos exteriores habituales. El lema es "Fideliter": "Fielmente". 

El primer campo y las lenguas de fuego representan al Espíritu Santo, y  el segundo probablemente a San Luis, Rey de Francia, Patrono de la ciudad de San Luis y de la diócesis epónima.

lunes, 22 de julio de 2019

"O'Connell´s"


Una vez más, como cada lunes de julio, volvemos a Rosario.  En julio de 2013, en una breve escapada turístico-heráldica a la ciudad, tomé las tres primeras fotos de esta entrada en un pub llamado O'Connell´s.

El local está ubicado en Pellegrini 1842 de la ciudad de Rosario.


Buscando luego en la Red encontré en el sitio web del pub el mismo escudo pero en colores:




Un blasón más que interesante. El escudo puede hallarse fácilmente buscando «O´Connell» en la Red (ver por ejemplo aquí y aquí); se trata, por cierto, de un antiguo linaje irlandés.


Un cortado de plata y sinople; un ciervo pasante; tres tréboles, dos de sinople en los extremos del jefe y uno de plata en punta. 
El miércoles pasado nos referimos en general a la Heráldica irlandesa: hoy tenemos un excelente ejemplo de lo afirmado en esa entrada respecto del uso del ciervo y del trébol en los blasones de ese origen.

El lunes que viene volveremos a Rosario para cerrar esta serie de cinco entradas.

domingo, 21 de julio de 2019

"Los Pérez"

"Los Pérez": un artículo humorístico de Julio Castellanos publicado en Caras y Caretas, número 361, del 2 de septiembre de 1905. Entre otras simpáticas consideraciones, el autor se ocupa de describir un imaginario escudo para la dinastía.

Transcribimos la descripción heráldica del ficticio escudo de los Pérez, con leves ajustes gramaticales y ortográficos.

«Su escudo de armas no puede ser más curioso. Este es acuartelado en cruz, en recuerdo de los muchos Pérez crucificados En el flanco siniestro y en campo de sable se ostenta un hermoso jamón, símbolo de lo sustancioso que es sablear al prójimo y al presupuesto. En el diestro y en campo de gules hay un peine en representación de lo asequibles que siempre fueron los Pérez a la tomadura de pelo. En los cantones siniestro y diestro, respectivamente, se ven una oveja en campo azur ¹, y un botín en campo púrpura,  representando el primero la mansedumbre de la raza, y el segundo, que los Pérez pertenecen a la ilustre dinastía de los peatones. El todo está circundado por una hermosa guirnalda de chorizos como prueba de que los Pérez son el relleno de la humanidad».

Y, también con humor, "recreamos" el escudo con sus supuestos colores.




¹  Texto ilegible. Suponemos que puede ser "azur"

sábado, 20 de julio de 2019

Escudo de monseñor Anunciado Serafini


Anunciado Serafini nació en el año 1898. Recibió la ordenación sacerdotal en 1924. En 1935 fue designado Obispo Titular de Arycanda y Auxiliar de La Plata, y el 25 de julio de ese año recibió la consagración episcopal.  Promovido a Obispo de Mercedes por Pío XII en 1939, tomó posesión de su sede el 29 de junio. Ejerció su cargo hasta su muerte, ocurrida el 18 de febrero de 1963.

En la Red hemos hallado la imagen que abre esta entrada: el encabezamiento de un documento oficial, que incluye el escudo episcopal de monseñor Serafini. 

En "Obispos de la Argentina" de José Luis Batres se muestra el mismo escudo, pero en colores:

El campo es de azur-celeste, con filiera de oro; en el centro un becerro con las letras griegas Alfa y Omega, una en cada pagina, en oro.  Está rodeado de una corona circular de rayos dorados. Acolada en palo una antorcha. En punta, el elemento característico del escudo papal de Pío XII: una paloma de plata que tiene en el pico una ramito de olivo, posada sobre un monte de tres picos.



El lema es "Ite et docete", es decir, "Id y enseñad" (Mt 28, 19).

viernes, 19 de julio de 2019

Fachadas: Aguirre 2924


Un motivo sencillo pero bello, de inspiración heráldica (fajas, palos y un yelmo) adorna el frente de la propiedad ubicada en Aguirre 2924. Tomé la única foto de esta entrada en julio del año pasado.

jueves, 18 de julio de 2019

Escudo del Batallón "Florida" de Infantería N° 1 de la República Oriental del Uruguay

En el pequeño museo histórico que funciona en la sede del Regimiento 1 de Infantería "Patricios", puede verse este cuadro:



Muestra el escudo de una unidad militar uruguaya, "equivalente" a nuestros Patricios; junto al escudo hay una representación del uniforme histórico.


De sitios oficiales del Ejército del Uruguay (ver por ejemplo aquí) tomamos la información que sigue (transcribimos el texto con pequeñas correcciones gramaticales) y las imágenes que se ven acompañando el texto:

Acorde a las reglas heráldicas, las armas de una institución son el conjunto reunido en un escudo de armas de todos sus blasones y ornamentos exteriores. De acuerdo a este principio se ha diseñado un escudo de armas que representa la rica tradición del Arma de Infantería, recogida por el Batallón “Florida” de Infantería N º 1, cuya forma responde al escudo más antiguo de las tradiciones ibéricas, siendo éste rectangular, con altura superior a la base, la cual es sustituida por un arco. El diseño subsecuente se ha establecido de la siguiente forma: 

Timbres 

El morrión aparece puesto de frente sobre el jefe o parte superior del escudo, y se ajusta a lo establecido internacionalmente para unidades militares que portan uniforme de tradición histórica, siendo cilíndrico con mayor diámetro en su base, con carrilleras de metal colgando de éste, en la parte central un corno representante de las unidades de infantería y en su parte superior un penacho. 



Escudo de Armas 

El escudo, del latín “scutum”, era usado en la República Romana por los legionarios, infantería pesada de la época. Partiendo del escudo circular griego, la forma del escudo romano se adaptaba al cuerpo del combatiente, siendo ovalada o rectangular. Hecho de madera sólida o de una armazón recubierta de capas metálicas, desviaba las flechas y golpes enemigos evitando parte de su fuerza. Los escudos se recubrían de piel y se pintaban con emblemas o signos particulares, que posteriormente dieron fundamento a los blasones. En la cultura occidental, el escudo ha servido de soporte para elementos identificadores del individuo que lo portaba, naciendo así el escudo de armas con sus blasones y dando lugar al arte de la Heráldica. 
Se ha optado por un diseño simple, de larga tradición ibérica. La forma del antiguo escudo de armas está dada por sus proporciones, llamadas latitud y longitud, medidas en sentido vertical y horizontal respectivamente, que son de 6/5, o sea, de 6 partes en la altura por 5 en la base del rectángulo originario, cuyo borde inferior es redondeado. 

Blasones 

Campo de metal plata cargado con una cruz de color gules con la divisa “FLORIDA” en metal oro sobre la faja. En el cantón diestro del jefe una cabeza dorada de león, en su cantón siniestro de jefe una trompa de cazador enguinchada símbolo del Batallón 1º de Cazadores. Reúne en su escudo esta tradición y la del Batallón “FLORIDA” cuyos restos se le incorporaron al retornar del Paraguay uniendo su nombre al propio. 

La cruz en gules cargada con la inscripción “FLORIDA” responde a la bandera del Batallón “Florida”. La cabeza de león responde a la empuñadura del sable del Coronel Lorenzo Latorre, jefe de esta unidad, quien consolida el Estado Oriental impulsando el país a la modernidad. Este león, símbolo de la vigilancia, la fuerza, la valentía, defensa de la soberanía, también identifica al Coronel León de Palleja, jefe de la unidad en la Guerra del Paraguay, distinguido por su acción como militar pero también como organizador de la infantería de nuestro Ejército. La trompa de caza, heredera directa del viejo “cornu” romano, realizado éste con cuerno de vacuno, con el cual Rómulo llamaba a pelear a sus guerreros; en su forma heráldica representa el valor ante el enemigo y distingue internacionalmente a las unidades de cazadores. 



Insignia del Arma 

Detrás del campo del escudo, se han cargado, considerando la tradición del Arma de Infantería, dos fusiles del periodo artiguista, armados con bayoneta de cubo, las cajas marrón y las partes metálicas en acero, cruzados en un aspado triunfal de fusiles en cruz de San Andrés, que honra a la infantería oriental que desde la Batalla de las Piedras en 1811 a punta de bayoneta ayudó a forjar nuestra Patria, nacida de las guerras de independencia. La alusión a la cruz del mártir recuerda el sacrificio de los soldados de infantería en todo el mundo caídos en pos de sus ideales. Los fusiles representados, que exhiben el sistema de chispa y percusión utilizado por la infantería inglesa de 1777, representan un ideal de independencia, república y federación en el período artiguista, época de referencia para el nacimiento de nuestro Ejército.

Lema

Como lema se ha incorporado la frase de “Juramos la 1º Constitución”, siendo la única Unidad del Arma presente al jurarse la Constitución de 1830, con participación activa en este hecho de tan notoria importancia.



Divisa

La divisa es una breve y expresiva sentencia que figura en una cinta o listón que se coloca en la parte inferior de los escudos. En este caso, la divisa, en fondo color cielo y con letras negras, expresa la denominación oficial del Batallón “FLORIDA” de Infantería Nº 1. 


Galardones


Unidad galardonada con la medalla al Mérito Militar concedida por el Poder Ejecutivo de la República el 18 de Julio de 1998.


Publicamos esta entrada en la fecha patria de la hermana república del Uruguay.

miércoles, 17 de julio de 2019

«Genealogía y Heráldica, víctimas de la desinformación y el prejuicio - Reflexiones con el heraldista Luis McGarrell Gallo»

"The Southern Cross" ("La Cruz del Sur") es una publicación de la comunidad irlandesa en la Argentina. El periódico fue fundado en 1875 por el sacerdote Patrick Dillon

En el número 6041, de febrero de 2017, se publicó una nota titulada «Genealogía y Heráldica, víctimas de la desinformación y el prejuicio - Reflexiones con el heraldista Luis McGarrell Gallo». Se trata de un reportaje que el director de "The Southern Cross", Guillermo MacLoughlin, le hizo al heraldista Luis McGarrell Gallo. La nota trata también algunas cuestiones específicas acerca de la heráldica irlandesa

Transcribimos a continuación algunos fragmentos de la entrevista

Escudo de McGarrell

«Nos encontramos en el atelier del reconocido investigador y artista Luis McGarrell Gallo, verdadero estudioso de la heráldica científica, para desmitificar muchos conceptos alrededor de esta disciplina milenaria, la heráldica, así como para incursionar en la genealogía irlandesa.

TSC: Existe un erróneo preconcepto que la heráldica y la genealogía son sólo cosa de nobles o de familias o que se han distinguido en algún ámbito de la sociedad.
Luis Mc Garrell: —Así es, el común de las personas tiende a confundir a la heráldica y la genealogía con la nobiliaria, o con las clases más altas de la escala social. En cuanto a la genealogía, podemos manifestar que es una de las más democrática de las disciplinas sociales: todos tenemos padres, abuelos, bisabuelos, sean de la condición que fueran. En cuanto a la Heráldica, es un fenómeno emblemático, que irrumpe en el primer tercio del siglo XII, y es netamente europeo. Podríamos simplificarlo como la forma gráfica de los apellidos.

¿Podemos distinguir una heráldica relacionada con los apellidos nobles de otro tipo de heráldica?
—No hay diferencia, aunque en sus comienzos fueron los nobles los que utilizaron este sistema de emblemas. Muy rápidamente se extiende a otros estamentos de la sociedad medieval, la Iglesia, las ciudades y villas, los burgueses, universidades y hasta los campesinos propietarios. La Heráldica se extiende en la actualidad a los Estados en todo el mundo, adoptando escudos nacionales, provinciales y de las ciudades para su reconocimiento. Asimismo distintas organizaciones hacen uso de ella. A la Heráldica la podemos definir como el estudio de un fenómeno emblemático, manifestación de importancia de mentalidades individuales y colectivas, de continuada presencia. Hacen su aporte para comprenderla otras disciplinas, como la historia, sigilografía, numismática, arqueología, sociología, antropología, psicología, etc.

¿Y cómo llega la heráldica a Irlanda?
—Es introducida por los invasores anglo-normandos a fines del siglo XII, de la mano de determinadas familias conquistadoras, como los FitzGerald, FitzSimon, FitzHerbert, Nugent, Lacy y Burgh, entre otras, no pudiendo imponer su uso al pueblo celta. Es recién en el siglo XVI cuando los irlandeses empiezan a usar escudos de armas, que ya estaban muy difundidos en toda Europa. No obstante hay testimonios aislados, como el escudo que usara el príncipe Hugh O’Neill, quien fuera Rey de Ulster (fallecido en 1356) o el sello con dos leones afrontados que usara Roderick O’Kennedy en 1356. Es que el prestigio que esta ciencia adquiere en todo Occidente mueve a los nobles irlandeses a contar con sus propios escudos de armas  (...) También los monjes irlandeses contribuyeron a la preservación de estas costumbres entre algunos de sus miembros.

¿ La heráldica inglesa tiene gran influencia en Irlanda en esos tiempos?.
—Debido a la cercanía geográfica y el hecho de estar Irlanda sojuzgada por los ingleses hace que, al principio, la influencia de la heráldica inglesa sea muy fuerte. Por ejemplo, los O’Brien, reyes de Thomond, en el Ulster, se inspiraron en el escudo de Inglaterra al adoptar en su escudo los tres leopardos de oro, aunque para diferenciarse los pintaron mitad de oro y mitad de plata. Sin embargo, la cultura celta, cuyas leyendas y tradiciones fueron preservadas, impusieron ciertas características distintivas a la heráldica irlandesa en relación con el resto de Europa.

¿Y los escudos eran registrados?
—No todos los escudos de armas irlandeses están registrados. En sus comienzos, se asentaban en Londres, hasta que en 1552 se creó la Oficina del Ulster King of Arms, que funcionaba en Dublin. Después de la recuperación de la independencia irlandesa, el siglo pasado, la República creó una Oficina Heráldica y nombró como Chief Herald of Ireland al eminente erudito Edward MacLysaght, tratadista a quien siempre consultamos. Posteriormente, fue reemplazado por Donal Begley, un destacado estudioso –quien me honrara con su amistad y, más recientemente, por tu amigo Fergus Gillespie, quien fuera el último en ocupar esa posición. Ya hace más de diez años, se reestructuró la oficina y hoy está totalmente desjerarquizada, convertida en una mera dependencia burocrática, lamentablemente. Pero, te reitero, hay muchos escudos irlandeses no registrados, así como hay muchos otros escudos irlandeses registrados en las Oficinas de Armas de otros países. Recordarás el caso de nuestro común amigo D. Eusebio Ballester Sastre O’Ryan, quien quería reivindicar el título español de conde de O’Mahony, dado por el Rey hispano a su noble vasallo irlandés Count of Mahony.


¿Y que me podés decir de los apellidos, de los clanes y de los Chieftains?.
—Acá también hay mucha confusión al respecto y la Oficina de Armas de Dublin contribuyó en los últimos tiempos a aclarar ciertas situaciones. Con motivo del paso masivo de los nobles irlandeses al Continente, los herederos de los clanes y casas reinantes pasaron a Europa y, en gran parte, perdieron su conexión con Irlanda después de tantos años de exilio. De resultas de esto ciertas ramas anglonormandas y/o protestantes han ocupado su lugar. Un ejemplo de ello es Lord O’Neill, quien vive cerca de Belfast y se erige en el jefe de la familia, ostentando un título inglés, cuando el verdadero jefe de la familia, The O’Neill, vive en Lisboa, Portugal, donde la familia reside desde el siglo XVII. Son poco más de una docena las familias antiguas que han podido demostrar su verdadera filiación y durante la presidencia de Mary Robinson, en la década del 90, fueron recibidos y reconocidos en una ceremonia oficial que tuvo lugar en Phoenix Park, en Dublin. También, es necesario recordar que la República de Irlanda, constitucionalmente, no reconoce título nobiliario alguno ni entrega condecoraciones de ninguna especie.

Y hablando de familias, de apellidos, es ocasión propicia para desmitificar muchas habladurías sobre los apellidos irlandeses, sobre los Mc, los Mac, los O’ y otras variantes.
—Si, como te ha pasado también a vos tantas veces, escuchar a mucha gente afirmar que los apellidos Mc son irlandeses y los apellidos Mac son escoceses; o viceversa. Nada más erróneo. Las tres variantes Mc, Mac y M’ (que significa hijo de), no son más que formas inglesas que adaptaron los apellidos irlandeses . Lo mismo que O’, que literalmente quiere decir “nieto de” finalmente y con el correr de los tiempos se lo interpretó como “descendiente de”.

Así es. En mi caso, MacLoughlin, es la forma inglesa del apellido celta Máoilsheáchlainn, con un paso intermedio por O’Melaghlin.   Pero también es útil que dejemos en claro que tampoco hay diferencias si un apellido se escribe Mc o Mac o con O’ o sin él.


Este es otro error generalizado. Hay personas que llevan el apellido O´Ryan, por citar un ejemplo, que dicen no tener nada que ver con los Ryan, “que esa es otra familia”, o como con las ramas McLoughlin, MacLoughlin, O’Loughlin o, simplemente, Loughlin. Son todas variantes de una misma familia que, por diferentes razones, se escriben distinto, aunque no necesariamente signifiquen que vayan a ser parientes. Y el tema es aún más complejo cuando vamos a la raíz celta. Por ejemplo, en mi caso, McGarrell , que en irlandés es Meg Fhearghail y significa “hombre de gran valor” aparece en su forma inglesa de diferentes formas. Transcribo sólo algunas: Mac o McGarel, McGirl, McGurl, McGorl, McCarroll, McGarrigle, etc., o simplemente Garrell. Nuestra rama pertenecía al clan (sept) de los O’Farrell o Farrell (O’Fearghaill) cuyo jefe era Señor de Annaly en el condado de Longford.

Precisamente, acá la heráldica, y su influencia celta, ayuda a distinguir a los clanes.
—Hay determinados símbolos heráldicos que han sido utilizados por determinadas familias o clanes, de manera distintiva. A modo de ejemplo, y muy sucintamente, podemos referirnos al jabalí –muy frecuente en la literatura celta, que era usado por los guerreros como amuleto y era considerado alimento de los dioses. Es un elemento muy usado tanto en escudos como en cimeras. Lo vemos en los O’Sullivan Mór y en los O’Sullivan Beare, y en sus derivaciones O’Malley, O’Hanley, O’Crowley, O’Fahy, MacDonagh, McDermott, etc. O el caso del ciervo, que oficiaba de intermediario entre los hombres y los dioses, simbolizando al dios celta Cernunnos, junto al jabalí era el animal más prestigioso entre los irlandeses. Los llevan los O’Connell, O’Sullivan, MacCarthy, Lennon, O’Meehan.

¿Qué otros ejemplos nos podés aportar?
—Otro ejemplo importante es el salmón, que se lo vincula con el mito de Fionn, que come de este pez que nadaba por las aguas del rio Boyne, adquiriendo sabiduría y poderes. Lo usan los Uí Néill, Mulvihill, MacLoughlin, O’Cahan, O’Rafferty, MacKeon; el galgo, animal emblemático del clan O’Farrell, que representa a la deidad lunar llamada Curoi, que usan en su escudo –en la cimera los O’Farrell; los McGarrell, por otra parte traen en su escudo tres cabezas de galgo. Finalmente en esta sucinta recorrida, el roble, que según la leyenda los sacerdotes druidas lo transformaban con su poder en un guerrero para enviarlo a la batalla. Está vinculado al clan Uí Brúin (O’Brien) y a sus relacionados O’Connor Don y los O’Connor de Sligo, y hoy, también, a los O’Flanagan, O’Donnellan, O’Boyle y O’Hegarty, etc.

¿Y el trébol?
—Es el símbolo por antonomasia de Irlanda. Recuerda a San Patricio, quien acorde con la tradición lo usó como ejemplo para transmitir la idea de la Trinidad durante la evangelización de la isla. También el arpa, que se encuentra en el escudo oficial del país. Cruces de diversas formas, gavillas de trigo, serpientes y lagartos, arpas y leones, estrellas y lunas, son también figuras habituales en la heráldica irlandesa. Finalmente, podemos señalar que uno de los colores más empleados es el verde, color poco utilizado en la heráldica europea.

En Irlanda tenemos las familias de origen celta, pero también, las de origen anglo normando, totalmente “irlandesadas” y las que podríamos considerar “Anglo-Irish” . Estaba el dicho: More Irish than the Irish. ¿Ves diferencias heráldicas entre ellas?
—No existen diferencias en cuanto a las reglas heráldicas; sí, como mencioné anteriormente, la heráldica irlandesa recurre a figuras, animales y distintos elementos, relacionados con la cultura celta irlandesa.



Falta hablar de tus raíces irlandesas, de donde provienen los McGarrell, de Michael McGarrell, de Rosario, de Tucumán.
—Mi familia proviene del condado de Longford, como muchas que se afincaron en nuestro país. Exactamente eran de un paraje llamado Hill of Keel, donde tenían su propiedad, muy cerca de Ballymahon y de Abbey Schrule. Tuve la oportunidad de recorrer –y emocionarme–el campo de mis antepasados –jamás vi un verde tan intenso–; lindaba con un arroyito que conformaba el límite con el condado de Westmeath. El primero que vino fue James McGarrell, casado con Honoria Simons, quien se radica primeramente en Buenos Aires, para luego comprar campo en el sur de Santa Fe. Ya establecido llama a su mujer y sus hijos, quienes arriban en el barco “La Zingara”. Su hijo James John, mi bisabuelo, se casa con Margaret Finn –de Abbey Schrule, Longford y se establecen en Rosario, dedicándose al comercio y a las actividades agropecuarias (importaba caballos sangre pura de carrera de Francia, Inglaterra e Irlanda). Finalmente, mi abuelo John William:  la tradición familiar –y él lo repetía lo hace nacido en Irlanda en unos de los viajes que habitualmente realizaban sus padres, siendo bautizado en caso de necesidad allí; lo concreto es que figura su bautismo en la Catedral de Rosario. Se afinca por motivos comerciales en Tucumán donde se casa con María Elena Olivera, descendiente de viejas familias del Norte argentino».



Luis McGarrell Gallo, añade la revista en la nota, «es el más importante heraldista argentino, reconocido mundialmente por su producción artística como por sus escritos y conferencias en la materia. Ha sido Consejero Regional para América Latina y el Caribe de la Confédération Internationale de Généalogie et d’Héraldique (1986). Creador, entre otros, de los escudos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Se desempeñó en el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto como Coordinador del Archivo, Biblioteca y Museo de la Diplomacia Argentina, actualmente está a cargo del Museo. Entre otros cargos importantes, McGarrell es Miembro de Número del Instituto Argentino de Ciencias Genealógicas, de la Academia Argentina de Ceremonial e integra numerosas corporaciones genealógicas, históricas y heráldicas, del país y del exterior. Entre ellas, la Irish Genealogical Research Society y la Heraldry Society of Ireland. Destacado artista heráldico, tienen obras suyas -entre otras personalidades- los reyes de Bélgica y España y varios presidentes latinoamericanos. Con una trayectoria de más de cincuenta años dedicada al estudio e investigación heráldica y genealógica, posee la biblioteca heráldica más importante de Argentina y un archivo de más de 200.000 imágenes digitales».

Todos los escudos que vemos en esta entrada son dibujos de Luis McGarrell y aparecen en la nota que acabamos de transcribir (en la que hemos hecho algunos leves ajustes gramaticales). 
La foto del vitral con el trébol es propia: la tomamos en la iglesia porteña consagrada a San Patricio.