Buscar en este blog

Cargando...

sábado, 3 de diciembre de 2016

Escudo Nacional en el mástil de Plaza Arenales

La Plaza Arenales es el corazón del barrio de Devoto. En su centro hay un mástil, inaugurado el 20 de junio de 1958.

El mástil tiene un basamento de cuatro caras.  En una de las  caras están  representados el trabajo y la cultura; en otra, la ganadería y la agricultura.


En una tercera cara  está representado el pueblo argentino a través de la imagen tradicional de la República, tocada con gorro frigio y llevando una bandera:




Finalmente, en la cuarta cara (el frente del mástil) está representado el general Manuel Belgrano al centro,  junto a José de San Martin a su derecha (la izquierda del observador) y Juan Antonio de Arenales al otro lado.


Sobre las imágenes de los tres próceres, una curiosa versión del Escudo Nacional,  cuyo sol tiene unos rayos desproporcionadamente largos.


La presencia de nuestro escudo patrio justifica la aparición de esta entrada en un sábado del año del bicentenario, mientras que el hecho de que mañana se cumpla un nuevo aniversario de la muerte del general Arenales explica que hayamos elegido precisamente este sábado. 

Juan Antonio Álvarez de Arenales,  guerrero de la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata, de Chile y de Perú, murió el  4 de diciembre de 1831.


viernes, 2 de diciembre de 2016

"Compadrón"

Enrique Cadícamo, nacido en Luján en 1900 y fallecido el 3 de diciembre de 1999 (mañana se cumplirán 17 años de esa fecha), fue un poeta y escritor argentino, autor de la letra de numerosos tangos.   Queremos referirnos hoy a uno de ellos, “Compadrón”,  escrito para una música compuesta por el pianista Luis Visca, y estrenado en 1927 por Sofía Bozán.



En la letra original de “Compadrón” hay una expresa referencia heráldica.  Transcribimos a continuación el texto completo tal como lo encontramos en el sitio "Todo tango":

Compadrito a la violeta,
si te viera Juan Malevo
qué calor te haría pasar.
No tenés siquiera un cacho
de ese barro chapaleado
por los mozos del lugar.
El escudo de los guapos
no te cuenta entre sus gules
por razones de valer.
Tus ribetes de compadre
te engrupieron, no lo dudes.
¡Ya sabrás por qué!

Compadrón
prontuariado de vivillo
entre los amigotes que te siguen,
sos pa' mí, aunque te duela,
compadre sin escuela, retazo de bacán.
Compadrón,
cuando quedes viejo y solo (¡Colo!)
y remanyes tu retrato (¡Gato!),
notarás que nada has hecho...
Tu berretín deshecho
verás desmoronar.

En la timba de la vida
sos un punto sin arrastre
sobre el naipe salidor,
y en la cancha de este mundo
sos un débil pa'l biabazo,
el chamuyo y el amor.
Aunque busques en tu verba
pintorescos contraflores
pa' munirte de cachet,
yo me digo a la sordina
¡Dios te ayude, compadrito
de papel maché!


La versión que acabamos de leer coincide (salvo en algunos detalles de puntuación) con la que hallamos en el librito dedicado a Cadícamo de la colección de cancioneros editada por Torres Agüero en 1985, que tenemos a la vista:




En este libro se nos relata que Gardel asistió por casualidad a la función donde se cantaba  “Compadrón”,  y "al comprobar el entusiasmo con que el público lo recibía (muy especialmente el coreado "Colo" y "Gato")", pidió que se le reservara "en la casa Glucksmann la exclusividad de este tango".  

Pero lo que ahora nos interesa es la explícita referencia heráldica en la primera estrofa:



"El escudo de los guapos no te cuenta entre sus gules por razones de valer":  así reza la alusión a la Ciencia del Blasón, evidentemente inusual en un tango. 

Primero, analicemos un poco la letra. (Por cierto, no es fácil comprender todas las expresiones y giros del lunfardo que aparecen en este tango). Arriesgamos una interpretación del texto de Cadícamo.

El tango encierra una crítica a un antiguo "compadrito", ahora ocioso, desocupado ("a la violeta"), que quizás ya pasó su época juvenil; tal vez era alguien que se creía "compadrito" sin serlo (por eso no tiene "barro", es un compadre "de papel maché"). Se lo llama "débil", "vivillo", "sin arrastre"; se le anuncia un triste futuro cuando descubra que no tiene valor alguno. Es  crudamente descripta la triste condición de quien se cree algo sin serlo; por eso se le echa en cara que su escaso "valer" no le permite figurar con honor en el "escudo de los guapos", que se describe como de gules o al menos poseyendo ese esmalte.

El libro que mencionamos arriba, en nota a pie de página, citando a José Gobello [en "Tangos, letras y letristas", Editorial Plus Ultra, 1975],  aclara:  "Gules es término del blasón, es decir, del arte de explicar los escudos de armas, y significa 'color rojo'. Cadícamo eliminó luego esa palabra, recomponiendo el verso de este modo: 'no te cuenta entre los suyos'".

La versión así modificada por Cadícamo es la que canta Carlos Gardel aquí .  Se mantiene la alusión a un "escudo de los guapos", pero se quita la palabra "gules", quizás considerada poco afín al mundo que describe el tango, o quizás desconocida por el pueblo tanguero de la época.




De todos modos, vamos a jugar un poco con la imaginación. ¿Cómo sería el "escudo de los guapos", que debe incluir algún campo de gules? Podemos suponer que incluirá a un compadrito al pie de un típico farolito porteño...  y quedaría entonces así:



Una vez más,  ratificamos que podemos encontrar Heráldica en cualquier parte. Y hoy la hallamos nada menos que en un tango cantado por el Morocho del Abasto...

jueves, 1 de diciembre de 2016

Escudo de monseñor Ariel Torrado Mosconi


Ariel Edgardo Torrado Mosconi nació en la ciudad de 25 de Mayo, provincia de Buenos Aires, en 1961. Fue ordenado sacerdote en 1990 por Mons. Antonio Quarracino. En noviembre de 2008 el papa Benedicto XVI lo designó Obispo Titular de Vico de Pacato y Auxiliar de Santiago del Estero; recibió la ordenación episcopal el 13 de diciembre subsiguiente en la Catedral de Buenos Aires. 

Mons. Torrado Mosconi en la foto oficial del sitio web de la Diócesis de Nueve de Julio;
se aprecia que en la fotografía el Obispo se halla en la Catedral de Santiago del Estero, su anterior destino pastoral,
ya que en la sede se llega a ver el escudo de monseñor Bokalic Iglic,

Obispo de esa Diócesis.

En 2015 el papa Francisco -quien, siendo Arzobispo de Buenos Aires,  lo había ordenado obispo siete años antes- lo trasladó como Obispo Coadjutor de Nueve de Julio; asumió ese cargo el 11 de julio del  año pasado. Al serle aceptada la renuncia a su antecesor, el  1º de diciembre de 2015 -es decir, hace hoy un año- accedió automáticamente a la  dignidad de Obispo de Nueve de Julio

Del sitio diocesano tomamos, con leves correcciones gramaticales, la descripción y explicación del bonito escudo episcopal.



"El escudo del obispo gira en torno a su lema episcopal".  El lema es  «Sequere me» ("Sígueme") y se ve al pie en una banda flotante; "hace referencia al llamado del Señor a Pedro"  (Jn 21, 22). "Se trata de un ahondamiento del llamado a la plenitud del sacerdocio y del seguimiento".

"Se encuentra apoyado en la cruz pastoral con forma flordelisada, que sugiere el signo de la orden del Santo Patrono de la diócesis de Santo Domingo en Nueve de Julio, donde el obispo ha sido llamado a seguir los pasos de Jesús, Buen Pastor, cuidando y guiando a esa Iglesia Particular".

"En el campo izquierdo, de color azur, se encuentra el monte que representa el camino de subida por lo que hay que dejarlo todo para seguir el llamado de Jesús. En ese camino, una estrella de plata: la Santísima Virgen junto a la cruz de su Hijo que acompaña y sostiene el ministerio pastoral del Obispo. En el campo derecho, de color rojo, que representa la caridad pastoral, el signo de la Eucaristía que es fuente y culmen de la vida del obispo, alimento y fortaleza en el camino del seguimiento".

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Escudo de monseñor León Kruk

Nacido en Misiones hace hoy 90 años, León Kruk recibió la ordenación sacerdotal en 1954. Tras ejercer  diversas tareas pastorales en la diócesis de Corrientes,  fue elevado al episcopado en 1973 por Pablo VI, quien lo designó Obispo de San Rafael, en la provincia de Mendoza. La diócesis estaba vacante desde abril de 1972, a causa de la renuncia del anterior obispo, monseñor Oscar Villena.  El 17 de marzo de 1973 monseñor Kruk  recibió la consagración episcopal, y días más tarde tomó posesión de su sede.  Ejerció el cargo hasta su sorpresiva muerte, ocurrida a causa de un accidente automovilístico en septiembre de 1999.



Sólo gracias al libro "Obispos de la Argentina" accedemos al escudo episcopal de León Kruk, ya que fue imposible hallarlo en la Red.  Se trata de un diseño poco usual: un calzado, que puede describirse como  un cortinado invertido,  y se define, en palabras del blog "Dibujo Heráldico", como un escudo con el "campo dividido por dos diagonales, que saliendo de las esquinas superiores se juntan en el centro del límite inferior. El campo del escudo es el triángulo central".



El campo central, de oro, trae una cruz latina de sable a cuyo pie arden unas llamas de fuego, de gules. Parece ser una evocación de los destinos correntinos del padre Kruk al comienzo de su vida sacerdotal, ya que el escudo de Corrientes trae, como elemento característico, la "Cruz de los Milagros": "una cruz de sable incombustible, en un campo en llamas",  en la descripción que hace el gobierno de esa provincia en su página oficial. Nos ocupamos de ese escudo el 25 de febrero de 2011.

Ambos campos laterales son de plata. El de la diestra carga una media luna gris; podemos relacionar este símbolo con la Virgen María. El campo de siniestra trae un pez gris, que suponemos guarda relación con el nombre de la diócesis, ya que un pez es uno de los atributos iconográficos típicos del arcángel San Rafael, en virtud del episodio relatado en el capítulo 6 del Libro de Tobías (6, 2-9).

El galero y la cruz son los propios de la dignidad episcopal.   

El lema elegido por monseñor Kruk es "Dominus fortitudo mea", "Dios es mi fortaleza", que podemos suponer está quizás inspirado en el salmo 17, 2: "Diligam te, Domine, fortitudo mea" ("Yo te amo, Señor, mi fortaleza").

La última imagen de hoy, única que pudimos hallar en la Red, es en blanco y negro y de baja calidad. Parece corresponder a una hoja membretada del Obispado de San Rafael.

martes, 29 de noviembre de 2016

Fachadas: Mendoza 1879





En la misma propiedad, tres figuras heráldicas. Dos de ellas juntas, como vemos en las dos fotos que abren esta entrada, sobre estas lineas. Muy interesantes ambas, porque seguramente no son meras figuras decorativas "standard". La primera parece mostrar un jaquelado y un chevrón; la segunda exhibe un cuartelado con ¿una torre?, una flor de lis, un animal y una cruz.

En otro lugar, más arriba, otro escudo, más difícil de apreciar, pero que parece ser similar al primero de los dos que ya vimos.



Las fotos son de octubre de 2015 y corresponden a una casa en Mendoza 1879.


lunes, 28 de noviembre de 2016

Escudo de monseñor Alonso del Pozo y Silva

Nacido en Chile hacia 1669, Alonso del Pozo y Silva fue nombrado Obispo de Córdoba del Tucumán en 1713; recibió la ordenación y se instaló en su sede dos años después. 



En 1723 fue trasladado como Obispo de Santiago de Chile, y en 1730 fue promovido a Arzobispo de Charcas. Renunció en 1742  y se retiró a Santiago, donde falleció en 1745.



La "Historia de la Iglesia en la Argentina" de Cayetano Bruno nos ofrece las imágenes que hemos visto: un cuadro en la Catedral de Córdoba en que el obispo es representado junto con su escudo episcopal; hemos apreciado también un detalle de ese escudo pintado en el ángulo superior derecho de la obra.

Pero en otra página, el mismo libro del padre Bruno trae este otro escudo episcopal, atribuido al mismo obispo:


Estas armas traen en el escusón un aljibe, es decir un pozo, lo que parece aludir al apellido del obispo.

Una tercera imagen del mismo libro  muestra un cuadro que se conserva en la Catedral de Sucre: representa a Alonso del Pozo y Silva en su condición de Arzobispo, lo cual resulta evidente por el palio que luce; el escudo es aparentemente el que acabamos de ver.




En tanto, el libro "Obispos de la Argentina", de Batres,  señala como escudo episcopal del décimo Obispo de Córdoba el siguiente:




Indudablemente se trata del mismo escudo que el mostramos un poco más arriba;  los esmaltes, en términos generales, coinciden con los que corresponden a la versión en blanco y negro según la "clave"  de Pietra Santa. No es posible saber el significado de los símbolos, aunque indudablemente el escusón es parlante del apellido del obispo: "del Pozo".

domingo, 27 de noviembre de 2016

Fachadas: French 3036


Sólo un motivo decorativo de inspiración heráldica en este último domingo de noviembre.


Fotos de enero de 2015.