Buscar en este blog

viernes, 7 de agosto de 2020

"Los Rampante"

"Los Rampante" es una comedia dramática argentina, en varios capítulos, presentada por la TV pública en 2017. Dice  el sitio especializado TvTime sobre su argumento:  «Astor Rampante, padre de familia y líder del clan mafioso de los 48 barrios porteños “Las cinco familias” es capturado in fraganti, justo antes de dar su golpe más grande. Condenado a prisión domiciliaria, es enviado junto a su familia a Saladillo. Encerrado en la misma casa junto a sus cuatro hijos y su anciana madre construirán un nuevo mundo donde lo absurdo se apodera de sus vidas».


Lo interesante para nuestros fines es que el afiche o anuncio oficial de "Los Rampante" hace honor a ese apellido tan singular y muestra, como símbolo de la familia de delincuentes, un escudo heráldico.


El escudo, rasgado y con obvias muestras de deterioro, rodeado por una jarretera y con un estilo claramente británico,  está soportado por dos leones, muy diferente uno del otro. Otros detalles quizás se nos escapan:habría que ver toda la serie para saber si hay algún otro guiño al espectador en el escudo.

Heráldica siempre, Heráldica en todas partes...

jueves, 6 de agosto de 2020

Escudo de Ñuflo de Chaves

En las dos entradas precedentes nos referimos a Ñuflo de Chaves, fundador de Santa Cruz de la Sierra, y al escudo de esta ciudad boliviana. Pero quedó pendiente una pregunta: ¿cuáles son las armas de este destacado colonizador español?  Respondemos a la pregunta hoy, aprovechando que es la fiesta nacional de Bolivia.


La imagen nos da una pista.  Se trata de una publicación que recuerda el quinto centenario del nacimiento del prócer,  y presenta su efigie junto con un escudo de armas.


Son las armas de los Chaves, linaje extremeño procedente de Portugal que tuvo casas solariegas en Trujilo (Cáceres) y Ciudad Rodrigo (Salamanca). Una rama pasó al Perú.

De gules, cinco llaves de oro puestas en sotuer y colcadas en palo con los ojos hacia abajo. Bordura de gules con las quinas de Portugal alternando con aspas de oro.


miércoles, 5 de agosto de 2020

«Historia del escudo cruceño auténtico»

Ayer nos referimos al escudo de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, la más poblada de Bolivia, fundada en 1561. Pero señalamos que, como lo sugieren algunos testimonios que transcribimos, hay una polémica sobre ese escudo, la cual enfrenta a la localidad mencionada con la de San Lorenzo el Real.

Con el título de esta entrada hallamos un largo texto en Facebook, que resumiremos para nuestros lectores.

«El Escudo Cruceño es el más antiguo de nuestros símbolos patrios. Fue otorgado a la ciudad de Santa Cruz de la Sierra por el Rey de España Don Felipe IV, mediante Cédula Real expedida en Madrid el 7 de noviembre de 1636. El pliego fedatario que titula a la ciudad de “Muy Noble y Muy Leal”, junto al diseño heráldico de sus armas, fue entregado en la Villa de Madrid a Don Juan Pizarro, que se desempeñaba como Procurador General de nuestra ciudad ante la corte española. Correspondió recibirla en Santa Cruz al Gobernador Don Cristóbal de Sandoval y Rojas, caballero de la Orden de Santiago y consanguíneo principal del Duque de Lerma, probablemente en febrero de 1638. En aquel tiempo era Alcalde de la ciudad Don Diego López de Roca. 

El Escudo Cruceño no fue conocido por varias generaciones, seguramente por la disputa de soberanía que existió entre nuestra ciudad con la impostora San Lorenzo durante más de 150 años, desde la traslación de Chiquitos (1605) hasta mediados del siglo XVIII, cuando se impone el nombre de Santa Cruz de la Sierra a orillas del Piraí. Sin lugar a dudas fue entregado a la ciudad de Santa Cruz de la Sierra y no a San Lorenzo, como afirman algunos; su gran cruz central es la prueba indiscutible. Cuando se recibió el emblema, habían pasado 17 años desde que el gobernador Nuño de la Cueva, con la ayuda de los padres jesuitas de ambos lados, después de consultas y debates, logran finalmente que se respeten de cada comunidad y cabildo, sus tradiciones y derechos, procediéndose a la ocupación de Santa Cruz –que se encontraba en Cotoca– sobre el pueblito de San Lorenzo (1621). No es posible determinar cuál fue la difusión que le dio el alcalde López de Roca, pero es de suponer que el Cabildo cruceño lo recepcionó en su sede, pues siempre funcionó de manera oficial –antes y durante aquella “guerra fría” –, hasta que recuperó su soberanía sobre la ciudad y el territorio de la gobernación. Pasaron los siglos y el emblema no gozó de mayor reproducción (...)

Llegó la Guerra de la Independencia y en los primeros años de la República la coyuntura vigente no era propicia para su recuperación. Se sabe que al final del siglo XIX el gobierno central intentó asignar un escudo a la ciudad, pero fue rechazado por la comunidad cruceña porque sus intelectuales conocían de la existencia del original. Fue Don Gabriel René Moreno quien tomó particular interés en el tema (…). Se documentó y reivindicó nuestro Escudo de Armas en el año 1899». De las actas del Concejo Municipal surge que  «los señores Gabriel René Moreno y Arístides Moreno, con oficio de 8 de octubre de 1899, dicen remitir al H. Concejo Municipal de Santa Cruz de la Sierra el lienzo que contiene el retrato de Don Ñuflo de Chaves»; «La Comisión de Constitución de Régimen Municipal acepta el obsequio del cuadro y programa varios actos públicos para su recepción, declarando además día cívico el que señale para su efecto». 


«Con ello confirmamos que el lienzo con el retrato del fundador, en cuyo espacio superior derecho se encuentra nuestro Escudo, fue recibido por las autoridades de Santa Cruz con todas las formalidades y protocolos del caso. Sin embargo los avatares del símbolo cruceño continuaron su historia». 

«En los años setenta del siglo pasado, se observó la aparición de un escudo totalmente distorsionado, que probablemente tiene origen en las imprentas de la región andina de Bolivia, pues de allá provienen las primeras láminas que se encontraron». En los 80 hubo denuncias hacia «tres personas venidas de la ciudad de La Paz quienes se dieron a la tarea de vender muchos ejemplares de un “falso escudo cruceño” impreso en cartulina». 

«Este mismo escudo falso se lo vio también impreso en varios textos escolares, afiches y láminas educativas. Es más, muchas de la banderas cruceñas que hoy se venden en las calles de nuestra ciudad llevan este emblema distorsionado, al igual que innumerables placas recordatorias y logotipos institucionales. Lo peor es que también nuestros diarios cruceños lo están publicando. Esta mala obra probablemente tuvo origen en una simple necesidad de imprimir nuestro Escudo sin tener una muestra del auténtico a mano. Tampoco descartamos la posibilidad de que haya sido otra arbitrariedad de los enemigos de Santa Cruz que pretendieron ridiculizar hasta nuestro símbolo patrio. Para conocimiento de Ud., amable lector, a continuación se exponen los detalles que diferencian al Escudo Cruceño del escudo falso: 

I. El contorno (borde) del Escudo Cruceño es de una sola línea y se lo observa desde su entorno inferior izquierdo. - El escudo falso tiene unos picos a los lados derecho e izquierdo del blasón, está dibujado con doble línea y se lo observa de frente. 
II. El Escudo Cruceño está dividido en tres cuarteles, el de arriba abarca todo el espacio, de lado a lado. - El escudo falso está dividido en cuatro cuarteles. 
III. En el Escudo Cruceño las palmeras de totaí nacen de debajo del brazo derecho de la cruz potenzada, son rectas y bien proporcionadas. - En el escudo falso las palmeras están en el aire y sus tallos son curvos. 
IV. El tallo del toborochi en el Escudo Cruceño es de color claro y su copa es frondosa. - En el escudo falso el tallo del árbol es de color oscuro y su fronda aparece como si estuviera podada. 
V.  El león rampante del Escudo Cruceño, es un león africano dibujado en su forma natural. - En el escudo falso han dibujado un león estilizado, similar a los que aparecen en otros escudos europeos, con la lengua afuera. 
VI. En el Escudo Cruceño, la cruz potenzada mayor y las dos cruces pequeñas se las observa desde su entorno inferior izquierdo. - En el escudo falso se las observa de frente y con las potenzas desproporcionadas. 
VII.   Los colores del Escudo Cruceño son básicamente naturales. -En el escudo falso se ve una combinación de azul y morado en los cuarteles. 
VIII. Los detalles de la corona ducal y de la torre almenada del Escudo Cruceño son diferentes a los del escudo falso. 
Asimismo, algunas publicaciones le agregan laureles debajo del blasón, que son inexistentes en el auténtico». 



La nota continúa: quien quiera leer el texto completo puede ir al perfil de Facebook. Como vemos, las referencias a "la impostora San Lorenzo", la "guerra fría" y "los enemigos de Santa Cruz" dan testimonio de la polémica de fondo. El "escudo auténtico" y el "escudo falso" son sólo una parte de esa cuestión. En lo que hace a la Heráldica, es obvio que entre las versiones que publicamos ayer alguna podría ser catalogada de "falsa". Todas las imágenes de la entrada de hoy proceden del mismo perfil de Facebook, y por lo tanto exhiben el escudo "auténtico".

martes, 4 de agosto de 2020

Escudo de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia)

La imagen bajo este párrafo muestra una página de Caras y Caretas número 519, del 12 de septiembre de 1908.  Se muestra en ella, entre otras cosas, un cuadro de «Ñuño de Chávez, fundador de Santa Cruz de la Sierra», en que aparece un escudo.


Esta imagen dio lugar a una pequeña investigación. Porque, si bien podría suponerse que el escudo en la imagen es el que corresponde al conquistador español retratado en el cuadro, la cosa no es tan sencilla como parece.



Ante todo, el personaje del cuadro se llama Ñuflo de Chávez, como expresamente se lee en el epígrafe. Lo vemos claramente en la foto en colores (el cuadro es obviamente el mismo que publicó Caras y Caretas en blanco y negro): «El capitán Ñuflo de Chávez, de los conquistadores del Río de la Plata y Paraguai, de los descubridores del Chaco, conquistador y poblador de Chiquitos y fundador de la provincia de Santa Cruz de la Sierra y de su antigua capital del mismo nombre».



Ñuflo de Chávez fundó la ciudad de Santa Cruz de la Sierra el 26 de febrero de 1561. Le dio el nombre de su ciudad natal, ya que había nacido en 1518 en la villa de Santa Cruz de la Sierra de la Tierra de Trujillo, que formaba parte de la entonces Extremadura castellana.



El escudo que lo acompaña en el cuadro es el de la ciudad por él fundada.

Sitios oficiales y extraoficiales de Santa Cruz de la Sierra dan información parecida acerca de la historia de este escudo.

El blasón fue otorgado por el Rey de España, Felipe IV, el 7 de noviembre de 1636. El escudo fue recibido en Santa Cruz por el Gobernador, Cristóbal de Sandoval y Rojas, probablemente en febrero de 1638. Pero pasaron muchos años antes de que ese antiguo símbolo fuera conocido y utilizado de manera oficial, probablemente a causa de una disputa de soberanía con la ciudad de San Lorenzo, ya que algunas fuentes dicen que el escudo fue otorgado originalmente a esa ciudad, que más tarde se unificó con Santa Cruz.

En el siglo XIX, después de la guerra de la independencia, el gobierno boliviano intentó asignar un nuevo escudo a la ciudad, lo que fue rechazado por la sociedad cruceña, sobre todo a causa de las investigaciones de Gabriel René Moreno, quien reivindicó el primer símbolo local, con documentación histórica.



En enero de 1985, el IV Congreso Cívico de la Cruceñidad aprobó la resolución de adoptar el escudo cruceño como símbolo del departamento de Santa Cruz de la Sierra. Se dictó entonces el Decreto Prefectural No. 11/85, mediante el cual se dispuso “adoptar el Escudo de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra como símbolo y emblema de todo el Departamento que lleva el mismo nombre de ésta”. 


Escudo "falso" de Santa Cruz de la Sierra
(lea la entrada de mañana) 
Respecto del significado de los elementos que constituyen el escudo cruceño, transcribimos a continuación la información que aporta un sitio local:

«Tiene la forma clásica del escudo español, o sea rectangular, con los lados mayores de arriba abajo, los ángulos inferiores redondeados y el lado inferior terminado en punta, en su centro.

Sobre la figura lleva una corona ducal, que simboliza la herencia nobiliaria española.

La figura es acuartelada, está dividida en cuatro cuarteles; con una cruz potenzada de color rojo en su centro por insignia principal, que representa la Cristiandad.

En el cuartel superior izquierdo, con fondo azul claro, aparecen tres palmeras de totaí, símbolo de la riqueza vegetal de nuestras praderas; y en el cuartel inferior izquierdo, con fondo verde, aparece un árbol de toborochi con el tallo perforado en forma de habitáculo, simbolizando la hospitalidad del cruceño.

En el cuartel superior derecho, con fondo azul claro, aparecen dos cruces entrelazadas, que simbolizan a las dos ciudades hermanas de Santa Cruz y San Lorenzo; y en el cuartel inferior derecho, con fondo blanco, aparece un león rampante, símbolo de nobleza, bravura y majestad.


Debajo de la gran cruz, entre los cuarteles inferiores, aparece una torre de castillo almenada, que simboliza grandeza y protección».




Otra versión (de un blog no oficial), que hemos corregido levemente: 

«El escudo es acuartelado y remata en su parte superior con una corona ducal y simboliza la herencia nobiliaria española y otorga a la ciudad un elevado rango.

Está dividido en cuatro cuarteles con una cruz potenzada por insignia principal símbolo de la religión cristiana . 

En la parte superior izquierda aparecen tres palmeras de totaí y en el cuartel inferior izquierdo un toborochi con el tallo perforado en forma de habitáculo o gruta que pueden considerarse como símbolo de la hospitalidad del cruceño, pues los indígenas solían refugiarse en los troncos huecos del toborochi (versión del Dr. Plácido Molina Mostajo, incluida en su libro "Páginas Históricas"). Representan la riqueza vegetal de este suelo y el símbolo de la hospitalidad.

Hacia la parte superior derecha, dos cruces entrelazadas que significan los traslados que ha tenido la ciudad y la fusión de la vieja Santa Cruz de la Sierra, fundada por el Cap. Ñuflo de Chávez, y San Lorenzo el Real, pueblo donde se asentó definitivamente nuestra ciudad capital.

Debajo un león rampante que simboliza la fuerza, orgullo y valentía cruceña.

En el cuartel inferior y al pie de la cruz potenzada una torre almenada, emblema de la hispanidad. 

Nuestro departamento no tenía un escudo, ya que el otorgado por el Rey Felipe IV de España fue para la ciudad de San Lorenzo Real de la Frontera y que cambió su nombre por el de Santa Cruz de la Sierra muchos años ante de fundarse la República de Bolivia».


Evidentemente hay una disputa entre San Lorenzo y Santa Cruz, de la que daremos cuenta en el día de mañana.  A la vez, hicimos notar en el pie de una imagen que uno de los escudos que acabamos de mostrar es "falso": también mañana hablaremos del tema. Pero queda pendiente una pregunta: si el escudo del cuadro con que abrimos esta entrada no es el del fundador retratado, ¿cuáles son sus armas? Pasado mañana abordaremos esa cuestión.

lunes, 3 de agosto de 2020

Fachadas: Melián 1819


¿Es el escudo de Berlín el que vemos en la fachada de la casona ubicada en Melián 1819? Parece que sí. Quizás sea  oriundo de esa ciudad alemana el habitante de esa propiedad...


Leemos en Wikipedia:  «El escudo de la ciudad de Berlín tiene la siguiente descripción heráldica: En un campo de plata, un oso rampante de sable (negro) armado y linguado de gules (rojo). Al timbre, una corona de oro decorada con ocho florones del mismo metal, vistos cinco. El origen de este símbolo es desconocido, aunque lo más probable es que se adoptase como homenaje al duque Alberto I de Brandenburgo, apodado el oso. También se afirma que este escudo podría aludir a la primera mitad del nombre de la ciudad en alemán Bär, que significa oso».

domingo, 2 de agosto de 2020

MONUMENTOS: Monumento al General San Martín en la Plaza San Martín de San Justo (Buenos Aires)

En la plaza San Martín de la localidad de San Justo cabalga el Libertador de América, teniendo a su izquierda a la Catedral de San Justo y a su derecha la Municipalidad de la Matanza.


En octubre de 2019 visitamos la plaza y tomamos las fotos que hoy compartimos.



El monumento recuerda cinco hechos militares que tuvieron a San Martín como protagonista: la batalla de Bailén en España; el único combate que dirigió  en territorio argentino (San Lorenzo); las dos victorias en Chile (Chacabuco y Maipú); la liberación de Lima.

Una réplica de la medalla obtenida por la victoria española de Bailén adorna el frente del monumento.



La iniciativa de erigir un monumento a San Martín en la plaza de San Justo surgió en 1941. Fue finalmente inaugurado el 27 agosto de 1944 con la presencia del Presidente de la Nación, Edelmiro J. Farrell. La obra fue bendecida por monseñor Julián Martínez. También estuvo presente el embajador de España, al parecer porque la placa que recuerda la batalla de Bailén fue ofrecida en nombre de ese país. 



Dedicamos este primer domingo de agosto a San Martín porque en este mes se cumplen 170 años de su muerte (el día 17) y 204 años (el día 24) del nacimiento de su hija Mercedes.

sábado, 1 de agosto de 2020

Escudo del cardenal Lorenzo Baldisseri


Lorenzo Baldisseri fue funcionario de la Nunciatura Apostólica en el Paraguay entre 1981 y 1983 y más tarde, entre 1995 y 1999, Nuncio Apostólico en la misma nación hermana: eso justifica la presencia de su hermoso escudo en este Blog.

Nacido en 1940, recibió la ordenación sacerdotal en 1963. Fue nombrado Arzobispo Titular de Dardania (Diocletiana) en 1992; fue consagrado en marzo de ese año. Desempeñó diversos cargos en el servicio diplomático de la Santa Sede, entre ellos el de Nuncio en el Paraguay, como dijimos.  Fue Secretario del Colegio de Cardenales. En 2014, en su primer Consistorio, Francisco I lo creó Cardenal Diácono de San Anselmo en el Aventino.

Su elegante escudo es un partido de plata y azur. No tenemos información acerca del blasón, pero podemos suponer que el primer campo, a través de la parrilla y la palma, evoca al santo cuyo nombre lleva el cardenal: San Lorenzo. Respecto del campo siniestro, nada podemos afirmar, salvo la curiosidad de la vela de la nave, en la que se ve un símbolo musical de la notación neumática (el torculus).

El lema episcopal, «Itinere laete servire domino», significa «Caminar con alegría para servir al Señor».