Buscar en este blog

martes, 6 de julio de 2010

Escudo del cardenal Antonio Samoré


Antonio Samoré nació en Italia en 1905 y fue creado cardenal en 1967, en el mismo consistorio en que recibió la púrpura Nicolás Fasolino. Fue Prefecto de la Sagrada Congregación para la Disciplina de los Sacramentos, Archivista y Bibliotecario de la Iglesia, y -desde el 12 de diciembre de 1974- Obispo Titular de la sede suburbicaria de Sabina y Poggio Mirteto.


El motivo por el cual el cardenal Samoré figura en un blog dedicado a la heráldica en la Argentina, se debe al destacado papel que tuvo para evitar la inminente guerra entre nuestro país y Chile, a fines de 1978.



Todos recordamos su simpática presencia y su frase esperanzadora en esos momentos dramáticos, frase que se hizo famosa: "Veo una lucecita al final del túnel".


Su paciente labor tuvo sus frutos, ante todo evitando la guerra que estaba a punto de desatarse entre dos naciones hermanas. Sin embargo, el cardenal no pudo ver el final de su labor, ya que falleció pocos meses antes de la firma del Tratado de Paz y Amistad entre los dos países, después de la mediación del papa Juan Pablo II.


Su escudo podría blasonarse así: jefe de azur, tres flores de lis de oro puestas en faja, superadas por un lambel de gules; el campo cuartelado, 1° y 4° de gules, 2° y 3° de plata; sobre el todo de este campo, un águila exployada de sable. Cruz arzobispal y timbre de capelo cardenalicio.


El lema "Auxilium a Domino" -que significa "La ayuda viene del Señor"- parece muy apropiado para alguien que, con la ayuda de Dios, impidió un baño de sangre y de muerte en dos naciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario