Buscar en este blog

lunes, 26 de julio de 2010

Plazoleta San Vladimiro


Desde hace un cuarto de siglo,  una de las plazoletas del boulevard que forma  la calle Charcas entre Coronel Díaz y Salguero se denomina San Vladimiro.

San Vladimiro fue un príncipe de Kiev que en el siglo X se convirtió al cristianismo e hizo que todo su pueblo hiciera lo mismo. La Agencia Informativa Católica Argentina nos informa al respecto:

Kiev, la actual capital de Ucrania, era en el siglo X el centro de un principado eslavo-finlandés: la Rus de Kiev (origen del nombre de Rusia). A fines de ese siglo el Gran Príncipe era Vladimiro, un hombre brutal, sanguinario e idólatra. Hacia el año 989, cuando tenía 32 años, conoció el cristianismo, se convirtió y cambió radicalmente de vida. Desde que aceptó la fe, fue un magnífico y ejemplar cristiano. Favoreció y prestó gran apoyo a los misioneros griegos y durante su reinado el principado se convirtió en un país cristiano, ya que poco a poco la inmensa mayoría se fue bautizando. San Vladimiro murió en 1015, después de haber repartido todos sus bienes entre los pobres. Los rusos, los ucranios y otros pueblos celebran solemnemente su fiesta.



La plazoleta cuenta con una importante estatua del santo. que sostiene una cruz y está acompañado de un escudo.




Lo que más nos interesa, a los fines de este blog, es el escudo. Una toma más cercana  nos permite observar los símbolos que ostenta: una cruz paté en jefe, inscripta en un círculo rodeado de elementos decorativos, y en el campo inferior las letras IC XC,  que son abreviatura del nombre de Jesucristo: un símbolo muy propio del Oriente cristiano.  Dado que el santo no lo embraza, y que sus símbolos son genéricos de la fe cristiana, suponemos que el escudo no corresponde al linaje de Vladimir, sino que intenta representar, simplemente, la importancia del cristianismo en la historia de Rusia.


La imagen de abajo muestra un monumento erigido en Londres en el que el santo príncipe porta un escudo de forma y estructura similar, pero cargado con el "tridente",  que es el símbolo heráldico por excelencia de Ucrania.


Volviendo a Buenos Aires,  muy cerca de la Plazoleta San Vladimiro se encuentra la iglesia ortodoxa de la Anunciación,  un típico templo ruso con sus cúpulas de "cebolla" y sus cruces, enclavado en medio de edificios en la calle Bulnes 1743.



Una reflexión final que nos retrotrae a la foto que encabeza esta entrada; concretamente, a la primera de las dos placas que recuerdan la inauguración de la plazoleta. ¿Qué significa "en el milenio de su aniversario"?

No hay comentarios:

Publicar un comentario