Buscar en este blog

viernes, 9 de diciembre de 2011

San Juan Diego

Hoy es la memoria litúrgica de San Juan Diego, testigo de las apariciones de la Virgen de Guadalupe y portavoz de su mensaje. Dichas apariciones tuvieron lugar en México entre el 9 y el 12 de diciembre de 1531.


En la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe de la ciudad de Buenos Aires hay, como era de prever, varias imágenes de San Juan Diego. Tres de ellas están en el altar dedicado a Nuestra Señora de Guadalupe en el templo parroquial, la Basílica del Espíritu Santo. Y hay al menos una imagen más, ubicada en el Salón Parroquial, junto a un cuadro de la Patrona y Emperatriz de América.


Pues bien, como una prueba más de que puede uno encontrar Heráldica en los lugares más insospechados,  observando con detenimiento estas últimas imágenes, a saber,  un banner junto al altar de la Virgen y los cuadros en el Salón Parroquial, pueden descubrirse -en la parte inferior de cada uno de ellos-  un total de tres escudos heráldicos, cada uno de los cuales aparece,  por tanto,  tres veces. 

Hoy nos limitaremos hoy a uno de esos escudos,  el perteneciente al cardenal Norberto Rivera Carrera, Arzobispo de México, en los dos cuadros del Salón Parroquial:


Como puede verse,         la presencia del escudo cardenalicio se justifica porque el Arzobispo de Méxixo certifica la autenticidad de la copia de las imágenes de Nuestra Señora de Guadalupe  (en la primera imagen. la  de más arriba)  y de San Juan Diego (en la segunda imagen, la  inferior).

Una cruz de plata divide en cuatro partes el escudo. La cruz representa a Jesucristo, de quien María de Guadalupe es la embajadora: por eso Ella aparece sobre el eje central de la Cruz, con la mirada dirigida a San Juan Diego. El indígena  está mostrando a la Virgen de Guadalupe las rosas que ha cortado en el Tepeyac. Está  con la rodilla derecha en el suelo y con las rosas en la tilma, mirando a su vez a la "Madre del verdadero Dios por quien se vive".


En el cuadrante superior derecho formado por la presencia de la Cruz aparecen -en campo de azur- los volcanes más representativos de México,   el Iztlacíhuatl y el Popocatépetl.

La dignidad cardenalicia está representada por el galero de treinta borlas, quince de cada lado, en cinco órdenes, mientras que el báculo con dos travesaños es signo de la jerarquía de Arzobispo.   El lema, "Lumen gentium", "Luz de las naciones", es también el título de uno de los más importantes documentos del Concilio Vaticano II.

Como curiosidad,  una foto de la cátedra episcopal con el escudo del Arzobispo de México:


No hay comentarios:

Publicar un comentario