Buscar en este blog

viernes, 2 de diciembre de 2011

Emblemas barriales: San Telmo

En varias ocasiones nos hemos referido ya a los emblemas de los barrios porteños.  Cada barrio de la Capital tiene el suyo  propio, aunque no todos alcanzan la categoría de escudo heráldico.  En esta ocasión nos referiremos al emblema del barrio de San Telmo, que vemos bajo estas líneas.




Sobre el escudo, en varios lugares de Internet (entre ellos el sitio "Barriada") se  informa escuetamente: "La estrella simboliza la estrella de Belén, las tres coronas a los reyes magos, el bergantín es la insignia de San Telmo (patrono de los navegantes), el ancla la Cdad. de Bs. As. y la Iglesia, la espiritualidad".

Trataremos de  rastrear y profundizar en el simbolismo de estos elementos del emblema barrial. 

El primer campo hace alusión al templo que dio origen y denominación al barrio. De azur, la silueta de la iglesia de Nuestra Señora de Belén, sede de la Parroquia de San Pedro Telmo;  es de plata, y está flanqueada a diestra por tres coronas de oro (por los Reyes Magos) y a siniestra  por una estrella de cuatro puntas trambién de oro (la estrella de Belén).
Respecto de la historia del templo y del barrio,  el sitio del Gobierno de la Ciudad informa lo siguiente:

"Durante los siglos XVII y XVIII Buenos Aires comenzó a expandirse y a poblar este barrio del sur, que comenzaría a ser identificado con el nombre de Alto de San Pedro, a causa de su posición más elevada. Conocido también como "barrio del puerto", fue testigo en el año 1600 de la aparición del culto a San Pedro González Telmo, designado entonces patrono del viejo convento de Santo Domingo. Este se encontraba en la manzana de Perú, México, Bolívar y Chile actuales. En 1734 los jesuitas decidieron fundar una iglesia en la zona, llegando la autorización real para ello sólo en 1748. En ese año se inició la construcción de la Iglesia de Nuestra Señora de Belén, en el terreno donado por don Ignacio Bustillo y Zeballos".  Junto a ella poco después surgirá una Casa de Retiro Espiritual para hombres. Al conjunto se lo conoció con el nombre de "La Residencia".  La plaza cercana recibió en 1900 "la denominación de Coronel Dorrego que aún ostenta". 

Plaza Dorrego;
al fondo, la iglesia de Nuestra Señora de Belén

"Con la expulsión de los jesuitas en 1767, las obras de construcción de la iglesia quedaron inconclusas y dos años más tarde la zona quedó bajo la dependencia de la parroquia de la Inmaculada Concepción. En 1785 los padres Bethlemitas se hicieron cargo del templo, trasladando a la casa anexa su hospital.  (...) En 1806 se creó la Parroquia de San Pedro González Telmo, designándose a la iglesia de Nuestra Señora de Belén como sede de la misma hasta tanto se erigiera el templo cabecera, cosa que nunca se realizó. Nuestra Señora de Belén fue concluída en 1876, y la costumbre ha hecho ignorar su verdadera denominación, perpetuando en cambio la de Iglesia de San Telmo. El barrio sufrió una brusca transformación luego de la epidemia de fiebre amarilla de 1871, cuando fue despoblado por sus familias más pudientes; éstas buscaron mejores condiciones climáticas y sanitarias en el norte o en el oeste de la ciudad, perdiendo de esta manera el barrio sur la importancia de antaño (...)".


El templo, como dijimos, da su impronta al campo superior del escudo barrial a través de la estrella de Belén y de las coronas que representan a los Reyes Magos.  Aunque es una de las iglesias más antiguas de Buenos Aires, su fachada actual es del siglo XX:  ecléctica y neobarroca, surgió de la restauración y modificación efectuada por el arquitecto Pelayo Sainz entre 1916 y 1931.



Por su parte,  el campo inferior del escudo hace referencia, en primer lugar,  a la figura de  San Pedro González Telmo,   un santo dominico que vivió entre los siglos XII y XIII.  Del sitio web de la  parroquia San Pedro Telmo extraemos esta síntesis de su vida:

"San Pedro González Telmo. Nació en Frómista, cerca de Palencia (España) en 1175. Siendo muy joven fue consagrado sacerdote y luego eligió la vida religiosa, ingresando a la orden de los domini­cos. Se dedicó a la formación de los futuros religiosos de su orden, por eso muchos conventos dominicanos en el mundo están bajo su protección, entre ellos el de Buenos Aires. En sus últimos años, abrazó exclusivamente la vida misionera predicando a los pesca­dores y navegantes en Galicia y Portugal. Murió en su querida ciudad de Tui en Galicia, en 1246. Su fama de santidad se hizo notar muy elocuentemente con numerosas gracias y promesas concedidas por su protección e intercesión".

Su condición de patrono de pescadores y navegantes justifica la aparición del barco -un bergantín de sable- en el campo inferior del escudo.

A su vez, el ancla (de sable) en el agua (azur) alude claramente al escudo de la ciudad:




El emblema del barrio fue creado por el padre Manuel Sanguinetti (1888-1955), quien fue párroco de San  Telmo y además historiador;  a él pertenece el libro "San Telmo y su pasado histórico".






Desde el 9 de julio de 1960, el tradicional barrio se autodenomina "República". En Facebook puede consultarse información sobre la "República de San Telmo".

Para terminar, en la foto que sigue,  tomada de la Red,  vemos el emblema barrial en un cartel ubicado en la Plaza Dorrego.


De entre los emblemas barriales, este es probablemente uno de los mejor logrados desde el punto de vista heráldico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario