Buscar en este blog

sábado, 8 de noviembre de 2014

Símbolos episcopales en el Arzobispado de Córdoba

Ya hemos señalado en otra ocasión que la Arquidiócesis y el Arzobispado de Córdoba usan como emblema propio un símbolo formado por una mitra acompañada de una cruz procesional arzobispal y un báculo acolados en aspa.


Durante una visita a la ciudad de Córdoba, en febrero de 2013, tuve ocasión de pasar por el frente de la sede del Arzobispado y tomé allí las fotos que siguen.



Muestran el símbolo en la reja de entrada a la sede arzobispal y en la pared del fondo, sobre la puerta.



Esta foto, con más perspectiva, permite ver ambas apariciones del emblema:


La Arquidiócesis de Córdoba tiene su origen en el año 1570, cuando por la Bula “Super Specula Militantis Ecclesiae” el Papa San Pío V erige la Diócesis del  Tucumán, como sufragánea de Lima. Abarcaba originalmente los territorios de Tarija (Bolivia), Salta Jujuy, Tucumán, La Rioja, Catamarca, Santiago del Estero y Córdoba.  Fray Francisco de Vitoria es el primer Obispo que llega a la jurisdicción y establece su sede en Santiago del Estero (aunque desde finales del siglo XVII, por disposición del Papa Inocencio XII, la sede del Obispado de Tucumán pasa a la ciudad de  Córdoba).


En 1609 la Diócesis pasa a ser sufragánea de La Plata o Charcas (hoy Sucre, en la República de Bolivia).  Desde 1865, por la  creación del Arzobispado de Buenos Aires, Córdoba pasa a ser sufragánea de la sede porteña. Pero en 1934, por la  Bula “Nobilis Argentinae Nationis”, Pío XI eleva la Diócesis de Córdoba a la jerarquía de Arquidiócesis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario