Buscar en este blog

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Escudo de los Luna y Cárdenas

Hoy se cumplen cinco años de la muerte de Félix Luna, reconocido historiador, escritor y artista argentino. La revista que él fundó y dirigió, Todo es Historia, ha sido muchas veces una invalorable fuente de información para este Blog, y lo seguirá siendo.

Félix Luna era sobrino de Pelagio Luna, político riojano que,  entre otros cargos y funciones, fue elegido Vicepresidente de la Nación acompañando a Hipólito Yrigoyen en las elecciones de 1916.  Pelagio Luna, a su vez, fue el eje de una investigación aparecida en el número 4/5 de la Revista del Instituto Argentino de Ciencias Genealógicas, edición correspondiente al año 1945. La nota fue escrita por Félix C. Luna  y se titula "EL DOCTOR PELAGIO B. LUNA - RELACIÓN GENEALÓGICA DE SU ASCENDENCIA".

La nota, sustancialmente de índole genealógica,  comienza así:


«En las lejanas tierras de La Rioja [...] vivieron durante más de trescientos años los miembros de una Casa de las más notoriamente tenidas como hidalgas: la antigua y extendida Casa de Luna. 

La relación completa de todos sus ramas abarcaría, no sólo las de la mayoría de las antiguas familias riojanas, sino también las de muchas cordobesas, tucumanas, santiagueñas y porteñas. Trabajo de esta magnitud excedería con muchos los límites de un artículo, por lo que nos limitaremos, en éste, a mencionar solamente la ascendencia de uno de sus varones más eminentes: el Dr. Pelagio B. Luna, Vicepresidente de la Nación de 1916 a 1919, que con Don Hipólito Yrigoyen integró la primera fórmula presidencial elegida bajo el imperio de la Ley Sáenz Peña.  

El Dr. Luna era noveno nieto del tronco del linaje en el Tucumán, que lo fué el Capitán Don Juan de Luna y Cárdenas (ver nota 1), venido del Perú en la última década del Siglo XVI, a donde había llegado probablemente con la expedición que trajo al Virrey Hurtado de Mendoza».

En 1595, don Juan de Luna y Cárdenas fue nombrado Tesorero y Juez Oficial de la Real Hacienda en Córdoba, «por ser persona de avilidad y entendimiento hijodalgo notorio». Ejerció el cargo hasta 1598, en que subió al Perú; regresó más tarde a Córdoba y luego fue a La Rioja, donde falleció en 1610. Se había casado con  Ana Díaz Caballero, hija del famoso conquistador Alonso Díaz Caballero, que fue cofundador del Barco, Londres y Córdoba del Calchaquí, Regidor de Santiago del Estero, etcétera. 

Detengámonos en la "nota 1", que es digna de mención y dice:
«Es de notar el uso que los Luna y Cárdenas hicieron siempre del título "Don", que antiguamente solo podían poseer "los obispos, los condes, las mujeres y las hijas de los hidalgos, y los hijos de personas tituladas", según reza la pragmática de Felipe III publicada el 3 de Enero de 1611. Luego su uso se generalizó, pero en La Rioja y en general en el interior, todavía se suele llamar "don" solo a las personas de cierta importancia  (...)».
El artículo relata las complejas vicisitudes genealógicas de los descendientes de Don Juan de Luna y Cárdenas, que exceden con mucho los propósitos y los intereses de este Blog. A los efectos de lo que compete a esta entrada, digamos solamente que el mencionado fundador del linaje en Tucumán fue padre del General Don Gregorio Gutierre de Luna y Cárdenas, «uno de los guerreros más famosos y valientes del Tucumán, 'siendo fama que sus hazañas y su valor no fueron superados jamás por los conquistadores de su época'».

Gregorio Gutierre de Luna y Cárdena, nacido en  La Rioja, persona de «innumerables méritos y servicios»desempeñó importantes cargos en la época de la colonización. «Otorgó este gran caballero su testamento en La Rioja, en 28/V/1676 falleciendo poco después, el 25 de julio del mismo año (Ver nota 2)».

Amortajado con el hábito franciscano, fue sepultado en el enterramiento que tenía en la capilla mayor, junto al altar mayor, del lado del Evangelio, en la Iglesia de Santo Domingo de La Rioja.  

La "nota 2" a que se refiere este último fragmento es la que nos interesa de modo particular. Dice así:
«Detrás del testamento de Don Gregorio de Luna y Cárdenas, que se conserva en el Archivo Histórico de Córdoba, se encuentra impreso en dos sellos de lacre rojo, el escudo de armas de los Luna y Cárdenas. Aunque la mayor parte del lacre está saltado, se puede ver sin gran dificultad que se compone de un creciente ranversado a la derecha, y un lobo (o quizás dos, porque no se alcanza a distinguir esto bien), a la izquierda, separados por una cruz de Santiago. 
Estas armas son sugestivas, por cuanto en ellas se hallan el creciente ranversado que los Luna de España usaron desde el Siglo XI como signo invariable de su estirpe, de plata sobre gules, así como los lobos que los Cárdenas ostentaron en sus blasones, de sable sobre campo de oro. 
Esto indicaría que Don Juan de Luna y Cárdenas descendía de aquellas dos grandes casas españolas, aunque su entronque efectivo todavía no haya podido ser hallado». 
Versión de Luis Mc Garrell

«Pero el "Don" que él y sus descendientes poseyeron: el segundo nombre —raro y sugestivo— de Gutierre, que tuvo Don Gregorio, nombre que evoca inmediatamente al gran guerrero y defensor de los Reyes Católicos Gutierre de Cárdenas: la cruz de Santiago que indica que los Luna y Cárdenas descendían de alguien que ocupó un alto cargo en la Orden —quizás D. Alonso de Cárdenas y Ossorio, último Maestre de Santiago, que casó en 1474 con Da. Leonor de Luna; o D. Álvaro de Luna, el gran Condestable de Castilla y Maestre de Santiago, de quien la tradición familiar afirma descender y cuyo nombre veremos varias veces repetido en el curso de esta relación—; todos estos hechos son índice elocuente e incontrovertible que afirma la seguridad del parentesco que existe entre los Luna del Tucumán, y la antigua y nobilísima Casa de Luna. 
Y ciertamente, es gran honra para los Lunas argentinos, descender de aquella estirpe que venía directamente de los Reyes de Navarra, y se gloriaba de ser tronco y origen de ocho casas reales, un Papa, innumerables obispos y arzobispos, y muchos generosos caballeros que desempeñaron con honor los más altos cargos de Castilla y Aragón»



Hemos ilustrado esta nota con dos versiones del escudo descripto en la nota 2, ambas tomadas del sitio  "Genealogía Familiar". La primera, como se indica, pertenece al heraldista Luis Mc Garrell, a quien ya nos hemos referido en este Blog.

2 comentarios:

  1. Mi señora es descendiente Josefa Felipa de Luna y Cardenas, hija de Pedro de Luna y Castaño, hijo de Miguel de Luna y Vera, asu vez hijo de Francisco de Luna y Cárdenas y Argañaraz,hijo de Francisco de Luna y Cárdenas y Albornoz,hijo de Gregorio Gutiérrez de Luna y Cárdenas,hijo de Don Juan de Luna y Cardenas, me gustaría corroborar estos datos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, los datos que tengo:
      Francisco de Luna y Cardenas fue el cuarto hijo de D. Gregorio Gutierre de Luna y Cárdenas.
      Francisco se estableció en Santiago del Estero donde se caso con una Argañaraz y Murguia. Uno de sus hijos fue Francisco de Luna y Cardenas y Argañarás. Hasta aqui la informacion que tengo, con una anécdota, en 1703 Francisco denuncio a una servidora indígena ante la inquisición, por hechicera. Como resultado, esta murió en la hoguera..
      Saludos.
      Alvaro Luna y Cardenas

      Eliminar