Buscar en este blog

jueves, 16 de agosto de 2012

Escudo de Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó, Duque de Alba

Hace algunos meses, la prensa se hizo amplio eco del matrimonio de la octogenaria, multimillonaria y nobilísima Cayetana Fitz-James Stuart y Silva, Duquesa de Alba,  con el funcionario Alfonso Díez Carabantes, 24 años menor que ella.  Decimos "nobilísima" porque Cayetana figura en Libro Guiness por ostentar más títulos nobiliarios que ninguna otra persona en el mundo: según Wikipedia, que cita al Guiness, "es cinco veces duquesa, dieciocho veces marquesa, veinte condesa, vizcondesa, condesa-duquesa y condestablesa, además de ser catorce veces Grande de España"

Todos conocen, pues, a la Duquesa de Alba;   pero este artículo se refiere a su padre,  cuyo nombre da título a esta entrada.  

Don Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó  (1878-1953), XVII Duque de Alba (1902-1953),  tuvo en dos ocasiones, al menos, un rol importante en las relaciones entre España y la Argentina, y ello justifica su aparición en este Blog.


Escudo del Ducado de Alba de Tormes:
Escudo jaquelado de 15 piezas de plata y azur. Al timbre corona ducal. Manto de Grandeza de España.

En los párrafos que siguen, los framentos en cursiva y entre comillas son citas del artículo "Argentinos y Españoles (Segunda parte)", publicado en marzo de 1978 en el número 130 de la revista "Todo es Historia".  Su autor es Miguel Ángel Scenna.


La primera intervención del XVII Duque de Alba respecto de nuestro país tuvo como escenario la Guerra Civil Española. La República había nombrado embajador en Buenos Aires a Ángel Ossorio y Gallardo, mientras que el gobierno de Franco (con sede en Burgos) había enviado  como agente delegado a Juan Pablo de Lojendio.  Esto, naturalmente, era motivo de conflictos.  Pero tras el exilio  de Manuel Azaña y los complejos hechos que le sucedieron,  la  Argentina, bajo la presidencia de Roberto Ortiz, "consideró inexistente al gobierno republicano y suspendió sus relaciones con el mismo".


Escudo de la II República Española (1931-1939)



Entonces "el embajador argentino en Londres, Tomás Le Bretón, recibió instrucciones de entrar en contacto con el delegado oficioso -e inminente embajador- de Burgos en Gran Bretaña. Era éste un singular español, llamado Jacobo Fitz-James Stuart  (es decir, Estuardo), duque de Berwick en suelo británico, y duque de Alba en España, además de conde-duque de Olivares, Grande de España de primera clase, y una imponente cantidad de títulos nobiliarios más. El duque de Alba  aceptó de inmediato la apertura y rápidamente fue reconocido el gobierno de Francisco Franco, el 26 de febrero de 1939".  


---ooo---


La segunda vez en que el Duque de Alba se vinculó directamente con nuestro país fue con ocasión del centenario de la muerte del general San Martín. Al celebrarse en Madrid (en 1949) el Primer Congreso de Historia Hispanoamericana, el tema elegido fue "Causas de la independencia de las naciones de América, de la dominación española".  El miembro correspondiente de la Real Academia de Historia en la Argentina, Julio César  Raffo de la Reta, consideró que era el momento de  proponer que la Academia rindiera homenaje al Gran Capitán en el inminente centenario de su fallecimiento. 



Escudo de la Real Academia de la Historia



"El asunto era delicado, porque ni San Martín ni otros próceres de la independencia americana habían sido aún reivindicados por la historiografía española, que persistía en considerarlos rebeldes enemigos de España. Así lo comprendió Raffo de la Reta", quien entendía que "era necesario proceder con extrema cautela. Cualquier tropiezo, podría ser un agravio doloroso para la memoria del Héroe' ".


Escudo de armas del linaje de José de San Martín:
De plata, tres fajas jaqueladas de plata y azur en tres órdenes 


El académico, entonces, solicitó y obtuvo audiencia con el presidente de la Real Academia Española de la Historia, que, como ya habrá adivinado el lector, no era otro que el  mismo Duque de Alba, Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó. El duque "manifestó que por su parte no había inconveniente, pero agregó que debía sondear al parecer de sus colegas",  puesto que, como es lógico, a nadie escapaba que "cada victoria de San Martín, es una derrota de las armas españolas",  y ello podría ser un obstáculo para el proyectado homenaje.

El representante argentino, una vez recibido por la Real Academia, planteó que San Martín no había combatido contra España sino contra "la dominación absolutista de un monarca",  y que siempre estuvo en la mente del Libertador "la más estrecha unión entre la nación descubridora y civilizadora, y sus hijas americanas".  

Monumento a José de San Martín en Madrid


"Se dio entrada a la moción y, al parecer, el duque de Alba supo influir sobre sus colegas", dice Miguel Ángel Scenna en su artículoya que la Real Academia Española de la Historia encomendó dos estudios sobre San Martín en 1950, y los incorporó a sus Anales en agosto de ese año, al cumplirse el centenario de la muerte del prócer. Fue el primer homenaje de la Academia a un americano.

---ooo---

A lo largo del texto hemos visto cuatro escudos. El primero corresponde al Ducado de Alba de Tormes, creado en el siglo XV.   El segundo corresponde a la Segunda República Española, y se caracteriza por la corona mural.   El tercero es el que usa la Real Academia de la Historia. El cuarto corresponde al linaje del general San Martín, como lo hemos explicado el año pasado.

Pero el objetivo de esta entrada era mostrar el escudo del  protagonista de las historias de hoy, el XVII Duque de Alba. Estas son las soberbias armas de Jacobo Fitz-Stuart y Falcó:



Nos informa Wikipedia que "en el ducado [de Alba] se han sucedido tres familias: la casa original de Alba o de los Álvarez de Toledo, extinguida en 1755, la segunda o de Silva, extinguida en 1802, y la tercera y actual, derivada del hijo bastardo del rey Jacobo II de Inglaterra y denominada Fitz-James Stuart".    


El blasón que exhibimos es el "escudo actual de la Casa de Alba, desde la unión a los Fitz-James Stuart (con los emblemas de Inglaterra, Escocia e Irlanda)".





En el cuarto cuartel aparecen el jaquelado de los Duques de Alba. No  podemos pasar por alto la coincidencia con las armas de los San Martín, que también exhiben un jaquelado azul y blanco.  (Curiosamente, ocurre lo mismo con las armas de los Estuardo).

Recordamos a este amigo de la Argentina, el Duque de Alba,  precisamente en la víspera de un nuevo aniversario de la muerte del General José de San Martín.

2 comentarios:

  1. Muy interesante.

    Pregunta: ¿ésas son las armas de José de San Martín? Tenía era descendiente agnado de los Zorrilla de San Martín. Es más, por algún lado en internet (y ahora no lo encuentro), vi un completo árbol genealógico que lo probaría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es probable, pero no seguro, tal como comenté en la entrada del 17 de agosto de 2011, en que reproduje información que aporta el sitio Heráldica Hispana. Muchas gracias por sus comentarios.

      Eliminar