Buscar en este blog

viernes, 31 de agosto de 2012

Escudo de Constantino Izrastzoff

En el número 12 de la revista "Genealogía", del Instituto Argentino de Ciencias Genealógicas (publicada en 1957), encontramos un interesante artículo titulado "SÍMBOLOS ARGENTINOS EN LA HERÁLDICA RUSA", y subtitulado "El escudo de armas de Mons. Izrastzoff".

Transcribiremos algunos párrafos del artículo, firmado por Ernesto Mangudo Escalada, y luego aportaremos algunos datos más actuales que hacen llegar esta historia hasta nuestros días. Los fragmentos entrecomillados y en cursiva son textuales, pero los destacados en negrita son nuestros.

"Fué en septiembre de 1891 que llegó a nuestro país, un virtuoso sacerdote de la Iglesia Ortodoxa rusa, el primero que arribó a Sudamérica".  Entre lo mucho que le deben su credo y su colectividad, "no podemos dejar de recordar la erección del templo de magnífica arquitectura bizantina, que alza sus cúpulas en la calle Brasil frente al parque que fué quinta señorial de los Lezama".




Se trataba de  monseñor Constantino Izrastzoff,  "vástago de antigua familia rusa, que al igual que su padre recibió las sagradas órdenes, alcanzando paulatinamente hasta las más altas dignidades a que podía aspirar dentro de la estructuración eclesiástica de su Iglesia". Dado que  los miembros del clero secular ortodoxo pueden contraer  matrimonio, Constantino  se  casó en su patria con "la Matuschka Elena,  nacida en San Petersburgo en el seno de una familia de origen belga".



"A poco de su radicación en la Argentina, quiso el Zar premiar el celo apostólico de este sacerdote, que integraba la misión diplomática de su país ante nuestro Gobierno, e hizo inscribir su nombre en el Tercer Libro de la Nobleza de Rusia, otorgándole el uso de escudo de armas como privilegio inherente al honor discernido".

En dicho Libro III "figuraban los ennoblecidos por distinguidos servicios civiles, y la carrera comprendía 14 grados";  también se inscribía allí "a quienes por haber sido condecorados con la Gran Cruz de cualquiera de las órdenes caballerescas existentes en Rusia, advenían al estado noble, honor que más modernamente sólo se confirió junto al de Caballero de la Orden de San Vladimiro de 3ª. clase o de Caballero de la Orden Militar de San Jorge".

Orden de San Vladimiro

"La amplitud de la carrera eclesiástica permitía a los sacerdotes de la religión ortodoxa rusa adquirir la nobleza hereditaria, derechos que por ley de 1874 se transmitían a los hijos del beneficiado nacidos antes de su ingreso a las nombradas órdenes de Caballería, y tal fué el caso de Monseñor Izrastzoff".



"Los símbolos heráldicos tienen para nosotros especial significación en las armas otorgadas a Monseñor Izrastzoff, pues que al blasonarlo túvose en cuenta que era en nuestra patria donde brillaba el mérito de tan claro varón". 

"Diósele, pues, escudo "partido", que vale tanto como dividido su campo verticalmente en dos; en el primer cuartel, rojo, que es gules en heráldica, vése una colmena de oro, símbolo del trabajo, y cinco abejas también áureas puestas tres arriba y dos abajo de la colmena, volando hacia ella, que es personal alusión al homenajeado padre de cinco hijos; en el segundo cuartel, de azul, que es azul en romance, una montaña de oro, con su pico nevado de plata, y sobre ella un cóndor de oro". 


"Como ornamentos exteriores, el yelmo con corona antigua de noble, y por cimera el cóndor de oro, además de los lambrequines, de oro y gules y de plata y azur, que caen a derecha e izquierda del escudo como hojas, o tiras de género, que no otra cosa simbolizan y memoran, que aquellas cintas con que al par que de ellas se servían para defenderse de los efectos del sol sobre el metal de sus armaduras, adornábanse los caballeros de los torneos medioevales. Debajo, en una cinta con los colores de nuestra enseña patria, un lema que traducido reza: 'Impera con humildad y humíllate con altivez'".





"Es evidente que en el segundo cuartel, tanto la montaña nevada como el cóndor puesto en su cima, han sido inspiradas al Rey de Armas de la corte zarista por nuestra andina cordillera, en cuyos más altos picos anida el cóndor, o águila americana, que viene así a reemplazar en este blasón al águila tan típica de la heráldica europea, con su mismo significado de grandeza y majestuosidad. Pero si alguna duda cabe sobre esta intención argentinista, ella se disipa al observar la cinta con los colores patrios en que se ha escrito la divisa de quien por propios méritos ingresa a la nobleza zarista, y esos colores blanco y celeste ponen de relieve el homenaje rendido a nuestra Patria por el Zar, Señor de todas las Rusias".


"El escudo de armas que acabamos de describir es el único que conocemos haya sido otorgado por Monarca extranjero, conteniendo símbolos heráldicos tan significativamente alusivos a nuestra nacionalidad y ello debe destacarse por lo que sugiere, como cumplido gesto de quien, autorizado para conferir honores personales ha querido tener presente a nuestra Patria, tan generosa y hospitalaria 'para todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino'". 


Hasta aquí, los párrafos más significativos del artículo mencionado al comienzo. Pero hay más información que añadir.  Constantino Izrastzoff murió en 1953.  Sus  descendientes se dedicaron en la Argentina al negocio inmobiliario, y la empresa que lleva el apellido familiar aún existe en nuestro país.


Isotipo de Izrastzoff Bienes Raíces "con forma de “corona” (que puede ser interpretada de varias maneras)",
en uso desde 2003
 

En el sitio web de Izrastzoff Agentes Inmobiliarios de Buenos Aires se puede leer la historia  completa. Para nuestros fines, alcanza con mencionar el hito correspondiente al otorgamiento del escudo familiar:



El texto no es muy preciso,  pero lo que resulta interesante es la imagen del escudo, que pese a su pequeñez y escasa resolución permite darnos una idea de cómo era el blasón otorgado por el zar a Constantino Izrastzoff.







Tomando como referencia el artículo que hemos comentado más arriba,  podemos blasonar así el escudo que estamos estudiando: Partido; primero de gules, una colmena de oro,  y cinco abejas de lo mismo,  puestas tres arriba y dos debajo de la colmena;  segundo de azur, una montaña de oro, con su pico nevado de plata, y sobre ella un cóndor de oro. Al timbre,  yelmo con corona antigua de noble, y por cimera un cóndor de oro; lambrequines  de oro y gules a diestra y de plata y azur a siniestra. Debajo, en una cinta con los colores nacionales argentinos,  un lema que traducido reza: 'Impera con humildad y humíllate con altivez'".

Una vez más,  acudiendo a medios artesanales (imágenes digitales pintadas con lápices de colores), nos hemos atrevido a "reinterpretar" estas armas y a añadirles los esmaltes que describe el artículo de Ernesto Mangudo Escalada. 







Como dijimos, no es una copia sino una humilde reinterpretación del escudo descripto en el artículo que comentábamos.


Nos complace presentar esta entrada a las puertas del comienzo de un nuevo Año Litúrgico de la Iglesia Ortodoxa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario