Buscar en este blog

jueves, 8 de septiembre de 2016

Escudo de monseñor Horacio Gómez Dávila


La diócesis de La Rioja fue creada el 20 de abril de 1934 por la Bula "Nobilis Argentinae Nationis", de Pío XI.  Su primer obispo fue Froilán Ferreira Reinafé,  consagrado en marzo de 1935. Un cuarto de siglo más tarde, San Juan XXIII le concedió un Coadjutor en la persona de monseñor Horacio Arturo Gómez Dávila,  que era Obispo Titular de Theodosiópolis en Armenia, y hasta entonces Auxiliar de Córdoba.  Por lo tanto, a la muerte de monseñor Ferreira Reinafé, en 1964, Gómez Dávila se convirtió automáticamente en segundo Obispo de La Rioja.


Gómez Dávila había nacido en Córdoba en 1913; era sacerdote desde 1943 y obispo desde 1958. Fue Auxiliar de Córdoba desde entonces hasta su traslado a La Rioja en 1960.  Ejerció su cargo de Obispo de La Rioja hasta 1968, año en que renunció por razones de salud. Se le concedió entonces  la Sede Titular de Ruspe. Murió en 1974.

En la ilustración, tomada del libro "Obispos de la Argentina", de Batres,  se ve con dificultad el escudo episcopal. No es posible distinguir con precisión los símbolos que integran el emblema, fuera de la cruz central y los ornamentos exteriores.  Pero el primer campo parece ocupado por un símbolo eucarístico (pez y canasta de panes), el segundo por una antorcha y un texto ilegible, el tercero por el Corazón de María atravesado por espadas, y el cuarto por una silueta humana que lleva una oveja en los hombros: el Buen Pastor.



El lema, en cambio, es legible: "Evangelizare pauperibus". En Lucas 4, 18 leemos: “Spiritus Domini super me; propter quod unxit me evangelizare pauperibus, misit me praedicare captivis remissionem et caecis visum, dimittere confractos in remissione, praedicare annum Domini acceptum”. El "Libro del Pueblo de Dios" traduce: "El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha consagrado por la unción. Él me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres, a anunciar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, a dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor".

No hay comentarios:

Publicar un comentario