Buscar en este blog

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Cincuentenario del "Operativo Cóndor"

En la madrugada del 28 de septiembre de 1966, hace hoy 50 años, dieciocho jóvenes argentinos tomaron el control de un vuelo de Aerolíneas Argentinas que la noche anterior había despegado de Buenos Aires  hacia Río Gallegos, y obligaron a la tripulación a dirigirse a las Islas Malvinas. Su propósito era reivindicar la soberanía argentina sobre el archipiélago. Llamaron "Operativo Cóndor" a su aventura. Una vez en la ciudad que entonces se llamaba Puerto Stanley, entre otras peripecias, desplegaron siete banderas argentinas: cinco en los alambrados, una en el avión y otra en un mástil. 


Las autoridades de la nación usurpadora exigieron la rendición, pero los integrantes del Operativo Cóndor sólo aceptaron entregar las armas a un argentino -el comandante de la nave- y ser recibidos en la parroquia católica de las islas. Las banderas siempre estuvieron en posesión de los argentinos.

El 1° de octubre, los 18 jóvenes quedaron detenidos en el ARA Bahía Buen Suceso, que los trasladó al continente. El líder del Operativo Cóndor entregó las banderas al Gobernador del Territorio Nacional de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, quien era uno de los pasajeros del vuelo desviado.

En noviembre de 1966, los integrantes del grupo fueron procesados por el Juez Federal del Territorio (transcribimos de Wikipedia) "por los delitos de «privación de la libertad personal calificada» y «tenencia de armas de guerra». El secuestro de aviones no estaba contemplado en la legislación de la época. (...) El procesamiento se refirió a los hechos ocurridos al desviar la nave aérea y no a lo ocurrido en Malvinas, que la justicia entendió que no constituía delito".

Fueron condenados en junio de 1967; en octubre, la Cámara Federal de Bahía Blanca confirmó la sentencia, aunque hizo algunas modificaciones: por ejemplo, ordenó la devolución de las banderas al líder del Operativo, sosteniendo que «las banderas argentinas, por el hecho de haber tremolado sobre una porción irredenta de tierra de la Patria, no son ni pueden ser consideradas instrumento de delito. Por ello corresponde su oportuna devolución a quien ha demostrado actuar como su propietario».




El lector interesado podrá encontrar fácilmente bastante información adicional googleando "Operativo Cóndor"; nuestro propósito se limita a hablar de las banderas y a mostrar imágenes de una de ellas, exhibida en el Museo del Bicentenario, anexo a la Casa de Gobierno


En 2012, como vemos en la imagen sobre estas líneas, una de las integrantes del grupo de "cóndores", como se autodenominaban, entregó en custodia las siete banderas a la entonces Presidente de la Nación, Cristina Fernández. Una de ellas es expuesta en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso Nacional desde entonces. Según la voluntad de quien las entregó en custodia, otra de las banderas fue depositada en el Santuario de la Virgen de Itatí,  y otra en el mausoleo de Néstor Kirchner.





"El resto de las banderas -dijo la entonces Presidente de la Nación- van a ir una al Museo de las Malvinas que vamos a inaugurar el año que viene; otra al Museo del Bicentenario; otra para el Patio Malvinas Argentinas que está aquí (en la Casa de Gobierno) y otra tiene que estar en el Congreso Nacional", y "la séptima, por pedido mío, irá a la Catedral de Luján, consagrada a la Virgen de Luján que es la patrona de todos los argentinos". 

Recordamos el cincuentenario del Operativo Cóndor al solo efecto de reafirmar, una vez más, la soberanía argentina sobre los territorios usurpados. Tomé las fotos de esta entrada el 11 de septiembre de 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario