Buscar en este blog

jueves, 12 de mayo de 2011

Escudo de monseñor Jorge Gottau

La tercera y última de estas tres entradas consecutivas dedicadas a argentinos en camino al honor de los altares está consagrada a monseñor Jorge Gottau, primer Obispo de Añatuya, cuyo proceso de beatificación es el más reciente de entre las causas argentinas,  ya que se inició el año pasado.   Nacido en 1917 en  la Colonia San Miguel Arcángel de la provincia de Buenos Aires, Jorge Gottau fue ordenado sacerdote redentorista en 1942. Al crearse la Diócesis de Añatuya fue designado primer obispo de la nueva circunscripción. Fue ordenado obispo en la iglesia de Nuestra Señora de las Victorias, de la Capital Federal, el 27 de agosto de 1961, y tomó posesión de su sede diocesana el 1° de octubre de ese año.

En 1970 concibió la idea de la Colecta Nacional "Más por Menos" para la ayuda a las diócesis más necesitadas; esta iniciativa continúa con gran éxito en la actualidad.

Su escudo episcopal es el que mostramos a continuación:

Está inspirado en el escudo de la Congregación del Santísimo Redentor, fundada por San Alfonso María de Ligorio,  a la que pertenecía monseñor Gottau.


Un sitio de la Congregación nos ofrece información acerca del escudo redentorista. 


"El sello de la Congregación está formado por una cruz con la lanza y la esponja, puestos sobre tres montes; a los lados de la cruz figuran los nombres abreviados de Jesús y de María; sobre la cruz, un ojo con rayos luminosos; encima de todo una corona. Alrededor del sello se lee: “Copiosa Apud Eum Redemptio” (cf. Salmo 129, 7)".

"Los elementos simbólicos que lo componen representan la obra de la redención realizada por Jesucristo y que el instituto debe anunciar bajo la protección de María. De ahí la cruz sobre el monte con la lanza y la esponja, los nombres de Jesús y de María, y la divisa 'Copiosa apud eum redemptio'".   "Los símbolos escogidos se justifican por sí mismos como expresión de la finalidad y espiritualidad de un instituto misionero bajo el nombre del Santísimo Salvador.     Pero algunos biógrafos de S. Alfonso consideran que de alguna manera influyeron en la elaboración del sello los hechos extraordinarios que tuvieron lugar (...) durante la exposición del Santísimo Sacramento, especialmente en el triduo precedente a la fundación del Instituto, 9 de noviembre de 1732. Los testigos afirman haber visto en la hostia una cruz negra, o de color oscuro, sobre un monte, y los instrumentos de la pasión; y varios hablan de una estrella, o estrellas, y de una cosa blanca, como una nube. S. Alfonso dice que él vio «una cruz de color oscuro, y le pareció ver una nubecilla como una estrella que era más blanca que las especies sacramentales y que estaba al lado de la cruz, la cual era de color oscuro»".

Monseñor Gottau mantuvo en el campo del escudo los nombres abreviados de Jesús y de María,   reemplazando la Cruz por una cáliz de oro y una hostia de plata, sobre el fondo celeste del campo; añadió en el punto central del jefe la estrella a la que se refiere el párrafo anterior;  agregó a ambos lados del cáliz  unas espigas de trigo a diestra y unos cactus a siniestra, elementos que supongo pretenden representar la geografía y la flora de Santiago del Estero. La Cruz con la lanza y la esponja,  fueron desplazados hacia la parte posterior y pueden verse acolados al escudo.  El lema, "Ad Jesum per Mariam",  "A Jesús por María", habla de la devoción mariana de monseñor Gottau.   Tiene el galero de seis borlas por lado, propio de los obispos.

En el sitio web de la Fundación Gottau, dedicada a prolongar la obra de caridad y  promoción social del Obispo de Añatuya,  hay una foto en la que, como al pasar, puede verse el escudo episcopal, detrás de la imagen de monseñor Gottau:

No hay comentarios:

Publicar un comentario