Buscar en este blog

viernes, 21 de mayo de 2021

«Oda a los Padres de la Patria»

Bandera en la plaza Veinticinco de Mayo de Bragado
(foto propia, octubre de 2019)

 

Reina la paz entre los argentinos...

Contemplo la concordia de los hombres,

la justa imbricación de sus destinos,

la mutual armonía de los nombres,

la energía solemne de las urnas,

el fermento de las resoluciones,

y laboriosamente taciturnas

las frentes graves de las vocaciones...

Mi individual dolor se desvanece

como hoja seca en selva que florece.

¡Oh, Dios! pienso en los hombres que han vivido

cuando en la Nada estaba mi latido,

cuando como en la cuerda está la nota,

cuerda nunca pulsada, el ser dormía

latente y vago en la tiniebla ignota,

insospechado en la tiniebla fría...

Y Ellos... ¡cumplían su deber! que uncidos

a la aspereza de un humilde estado,

cada cual en su sitio, como un diente

de engranaje en el hueco respondiente,

por una misma voluntad unidos

como echa el viento el trigo a un mismo lado

se amaron en razón de este prestigio;

dos manos juntas bajo un gorro frigio.


Así comienza la "Oda a los Padres de la Patria" de Enrique Banchs, escrita con ocasión del centenario de Mayo y publicada originalmente por la revista literaria "Nosotros" en 1911. En este primer párrafo de la extensa obra ya aparece una referencia heráldica:

                               «dos manos juntas bajo un gorro frigio»


Más adelante, el autor alaba la red de caminos que vinculan los distintos puntos de la Patria, y al hacerlo menciona la bandera que también es símbolo de unión:

Hay algo que une más que una bandera,

más que un conciliador paño celeste

que en los aniversarios sombra preste

sobre rica mansión, taller, tapera;

hay algo que une más que a comulgantes

el Pétalo de lirio de la Forma;

más que el idioma que es cincel y norma

de las Promesas siempre tremulantes

de emoción sobre el tiempo y la desgracia...

Es el camino en que el trabajo espacia

far and wide su impulso. ¡Los caminos!:

nervadura de unión que imprime al suelo

la sensación de la presencia humana.

 Bandera argentina en el patio de un colegio de Buenos Aires
(Foto propia, marzo de 2020)

 Bandera argentina en un edificio particular en la Ciudad de Buenos Aires
(Foto propia)


 Bandera argentina en  la Plaza de Mayo
(Foto propia)


Bandera argentina en una casa en San Antonio de Areco
(Foto propia)


Continuemos con la "Oda a los Padres de la Patria". Banchs, después de exaltar, entre otras cosas, el trabajo humano y el deporte, hace una aun más explícita referencia heráldica:

Pero más que el trabajo renovante

que entretiene la espera que es la vida,

pero más que el deporte equilibrante

que es música en vigor aparecida,

y más que la moneda de los justos:

la buena voluntad; signos robustos

decoran la riqueza memorable

de la Nación, como en escudo noble

el azur, el sinople, el gul, el sable,

bestia rampante, torreón y roble.

Son rúbricas que en grave documento

por voluntad de pueblos federados

suprimen las aduanas interiores...


Esmaltes heráldicos y muebles muy frecuentes son mencionados por el autor:

«...como en escudo noble

el azur, el sinople, el gul, el sable,

bestia rampante, torreón y roble».

Roble, "bestia rampante" y torreón
en sendos escudos ya publicados en este Blog


En relación con la supresión de las aduanas interiores, y aludiendo también a la unidad nacional, Banchs dice unas líneas más adelante:

¿Allí, en el patio mismo de su casa

gritará la alcabala ¡no se pasa!?

¿Y tierra igual, cortada por dos nombres

será hostil entre sí?... ¿En la bandera

el blanco y el azul se cruzan guerra?

Placa con la bandera argentina en el frente de una propiedad en San Antonio de Areco
(foto propia, enero de 2021)

«¿En la bandera 

el blanco y el azul se cruzan guerra?»

Con esta entrada y con el deseo de paz y unidad que expresa, damos inicio a las fiestas mayas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario