Buscar en este blog

lunes, 22 de mayo de 2017

Escudo de monseñor León Federico Aneiros

León Federico Aneiros nació en Buenos Aires en 1826. Monseñor Medrano lo ordenó presbítero en 1848. Tras ocupar diversos cargos pastorales y en la Curia porteña, cuando Buenos Aires fue elevada a sede metropolitana, Aneiros fue nombrado Provisor y Vicario General por decreto del 1º de marzo de 1865.  En 1869, al ausentarse el arzobispo Escalada para participar del Concilio Vaticano I,  Aneiros quedó a cargo del gobierno de la Arquidiócesis. 

Una vez en Roma,  Escalada logró del Papa el nombramiento de Aneiros como Obispo Titular de Aulón y Auxiliar de Buenos Aires, que Pío IX firmó y publicó el 21 de marzo de 1870. Pero antes de su consagración episcopal,  ocurrió la inesperada muerte de monseñor Escalada en la Ciudad Eterna.  Sin embargo, a los pocos días de conocida la noticia en Buenos Aires, el  Cabildo Eclesiástico nombró a Aneiros como Vicario Capitular,  y poco después, el 23 de octubre de 1870, se llevó a cabo la consagración episcopal en la capilla interna de la Casa de Ejercicios de Buenos Aires. El consagrante fue el Obispo de San Juan, Mons. José Wenceslao Achával.



Aneiros era, pues, Obispo Auxiliar de un arquidiócesis que no tenía Arzobispo...  Suponemos que las difíciles circunstancias que se vivían entonces en Roma demoraron el esperable nombramiento, que sólo se concretó tres años después. Monseñor Aneiros  tomó posesión de la sede porteña en octubre de 1873, y ejerció el cargo de Arzobispo de Buenos Aires hasta su muerte en 1894.


Nos hemos referido a su escudo episcopal en dos entradas cercanas entre sí, pero ya lejanas en el tiempo: el 23 de julio y el 23 de agosto de 2010. Mostramos allí el mismo cuadro que vemos hoy, sólo que las fotos de la actual entrada las tomé personalmente en el museo de la cripta de la Basílica de Luján.

El vínculo de monseñor Aneiros con Luján es destacado, pues le cupo al Arzobispo el insigne privilegio de presidir la coronación pontificia de la imagen de Nuestra Señora de Luján, el 8 de mayo de 1887, en medio del concurso de más de 40.000 fieles.

Vemos aquí con más detalle el escudo arzobispal:


En campo de azur, una cruz de oro. Lema: "In cruce salus et vita": "En la cruz está la salvación y la vida". Lleva la cruz de doble travesaño, y mitra y báculo acolados, como era costumbre.

En los bellos y abigarrados ornamentos que luce monseñor Aneiros vemos otros escudos: los de las tres Repúblicas del Plata, a las que se extiende el patronazgo de la Virgen de Luján. También por ello esta entrada es publicada durante la Semana de Mayo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario