Buscar en este blog

martes, 4 de agosto de 2015

Escudo de monseñor Horazio Bozzoli

Horacio Alberto Bozzoli nació en 1927 en Buenos Aires, y fue ordenado sacerdote en 1954. 
En 1973 fue designado Obispo Titular de Rusticiana y Auxiliar de San Martín, y recibió la consagración episcopal el 13 de abril de ese año (en Catholic Hierarchy dice 13 de mayo, pero es improbable que haya sido ese día, pues cayó martes).
Fue trasladado como Auxiliar de Buenos Aires en 1975. 
Pero apenas tres años después fue nombrado primer Obispo de San Miguel, diócesis creada por el Beato Pablo VI el 11 de julio de 1978 por la Bula Tutius ut Consuleretur.  Le tocó tomar posesión de esa sede en un día de luto para la Iglesia: el 30 de septiembre de 1978, cuando acababa de fallecer repentinamente el papa Juan Pablo I.
En enero de 1983 fue promovido a Arzobispo de Tucumán, cargo que ejerció por poco más de una década, hasta su muerte, ocurrida en diciembre de 1993.

Nos referimos al escudo episcopal de monseñor Bozzoli en junio de 2011. Pero en aquella entrada teníamos más dudas que certezas respecto de los esmaltes, el simbolismo y el lema del blasón episcopal.

En marzo de 2014 remitió un mensaje a nuestra casilla de correo el señor Sergio Brunet, aportando el escudo arzobispal (es decir, con el número de borlas propio de la condición archiepiscopal) de monseñor Bozzoli. Ese escudo encabeza esta entrada. El mensaje añadía: 

"...de un documento que tenía saque el escudo de Mons. Bózzoli en Tucumán. Recuerdo que los tres muebles de la parte superior eran tres capullos que significaban los misterios del rosario que en aquella época eran tres grupos. No recuerdo los colores pero tal vez era negro con capullos dorados, tal vez la cruz roja sobre plata... no tengo certeza de los esmaltes". 

La versión que trae el libro "Obispos de la Argentina" corrobora los recuerdos del señor Brunet en cuanto a los esmaltes, aunque es difícil reconocer "capullos" en las tres figuras de oro del jefe.  

Se trata del escudo episcopal (es decir aquel que corresponde al tiempo en que monseñor Bozzoli fue Obispo de San Miguel) y no del arzobispal, que es el que vimos más arriba y reproducimos más abajo,  en blanco y negro.

Respecto del lema episcopal, ilegible en la versión que mostramos en 2011, se ve aquí claramente que es "In labore et suavitate".    "El lema episcopal -añade en su mensaje el señor Burnet- está sacado de la oración del misal de la misa de aniversario de ordenación".
No hemos hallado esa expresión en los misales antiguos de que disponemos... En el Misal Romano actual se lee esta Oración Colecta de la misa "en el aniversario de la propia ordenación": «Padre santo, que sin ningún mérito de mi parte me elegiste para participar del sacerdocio eterno de Cristo y servir a tu Iglesia: concédeme la gracia de predicar el Evangelio con firmeza y mansedumbre y de ser un administrador fiel de tus misterios».  Quizás "firmeza y mansedumbre" sea lo más aproximado a "labore et suavitate"...  Pero aun si no fuera así, queremos aprovechar la ocasión que nos da la fecha de hoy (el Día del Presbítero en recuerdo de San Juan María Vianney) para hacer nuestra la plegaria y rogar para que los sacerdotes prediquen el Evangelio con firmeza y mansedumbre... y sean fieles administradores de los misterios de Dios...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada