Buscar en este blog

miércoles, 19 de agosto de 2015

Escudo de monseñor Gustavo Óscar Zanchetta

Monseñor Gustavo Óscar Zanchetta es rosarino y nació en 1964.  Fue ordenado sacerdote en 1991. El papa Francisco I lo designó Obispo de Nueva Orán en 2013 y recibió la ordenación episcopal el 19 de agosto de ese año. Hoy se cumple el segundo aniversario  de esa fecha.

Del sitio web diocesano tomamos la descripción del escudo episcopal de monseñor Zanchetta:




"El fondo color gris plata evoca a María como madre de Dios y madre de la Iglesia, quien fue en su vida ejemplo de aquel amor de madre que debe animar a todos los que colaboran en la misión apostólica de la Iglesia para engendrar a los hombres a una vida nueva (cfr. Lumen gentium 65).

Se destaca una estrella que hace presente a la Virgen Santísima en la imagen que Pablo VI describe al finalizar la encíclica Evangelii nuntiandi, N° 82: “En la mañana de Pentecostés ella presidió con su oración el comienzo de la evangelización bajo el influjo del Espíritu Santo. Sea ella la estrella de la evangelización siempre renovada que la Iglesia, dócil al mandato del Señor, debe promover y realizar, sobre todo en estos tiempos difíciles y llenos de esperanza”.

En el centro se ubica la imagen de la antigua cruz de San Damián, ante la cual San Francisco de Asís escuchó la voz del Señor que lo invitaba a “reparar su Iglesia”, hecho que movilizó interiormente al pobre de Asís al comprender que en realidad se le pedía la ofrenda de su vida para renovar la vida eclesial a partir de configurarse con Jesucristo pobre y crucificado.

El báculo representa al Buen Pastor que da su vida por las ovejas (Jn 10,11).

El Padre Obispo Gustavo descubre en estos signos la raíz profunda del ministerio al que ha sido llamado para servir con humildad como discípulo misionero y dar la vida por el Santo Pueblo de Dios, adoptando como lema episcopal el mandato mismo del Señor Jesús a los apóstoles: “cuando hayan hecho todo lo que les fue mandado, digan: somos simples servidores; hemos hecho lo que debíamos hacer” (Lc 17,10)". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario