Buscar en este blog

martes, 18 de agosto de 2015

Escudo del "Príncipe de Buenos Aires"

En una "historia alternativa" de la Argentina, como la que puede verse aquí, nuestro país es un reino y su primer monarca fue José de San Martín. El escudo del Reino de Argentina es este:



"Argentina es una nación regida por un monarca por derecho sucesorio que recibe el título de Rey y el trato de Su Real Majestad (SRM). Los monarcas argentinos son reconocidos como los gobernantes de mayor rango de los territorios que pertenecen o alguna vez pertenecieron al país, incluyendo las Islas Malvinas y los territorios antárticos y de la Tierra de Fuego. Es el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, Presidente de honor del Congreso Federal y ostenta el alto patronazgo de las Academias Reales, así como de varias instituciones que dependen directamente de la corona.

En su Título IV, artículos del 5 al 32, la Constitución argentina trata la institución de la Corona, la persona del Soberano y sus funciones. En la actualidad, la reina de Argentina es Mercedes II de Sucre-San Martín y Polignac-Bolívar".

Después de José I de San Martín, que fue Rey entre 1822 y 1850, su hija Mercedes I accedió al trono.  (Aquí, la lista de monarcas de la Argentina desde entonces hasta la actualidad). Desde Mercedes I, todos los herederos al trono de la Argentina ostentan el título de Príncipe (o Princesa) de Buenos Aires, cuyo escudo propio es este:


Es interesante que el blasón de los Príncipes de Buenos Aires retoma las armas tradicionales de los San Martín  a que nos referimos en otra ocasión en este Blog.



Ya mencionamos a la actual Reina de la Argentina. El actual Príncipe de Buenos Aires y heredero al trono es el joven Emiliano de Sucre-San Martín.

Más allá de la fantasía de las "historias alternativas", vaya esta entrada como un homenaje más al Libertador (de cuya muerte se cumplió ayer un nuevo aniversario), en cuyo testamento se lee:  "desearía ... que mi corazón fuese depositado en el de Buenos Aires".

No hay comentarios:

Publicar un comentario