Buscar en este blog

martes, 25 de marzo de 2014

Escudo de monseñor Eduardo Eliseo Martin

Para la fecha que hoy celebramos, la Solemnidad de la Anunciación del Señor, hemos elegido un escudo episcopal que evoca el misterio de la Encarnación del Verbo.



Se trata del escudo de monseñor Eduardo Eliseo Martín, Obispo de la Villa de la Concepción del Río Cuarto. 

Nacido en 1953, Eduardo Martín fue ordenado sacerdote en 1980. Benedicto XVI lo designó Obispo de Río Cuarto en 2006, y desde entonces ejerce ese cargo.



Su escudo episcopal trae un campo único de azur, y en él una barca de plata sobre ondas también de plata, sumada de una cruz latina de oro en cuyo ángulo superior derecho  hay una estrella de plata (curiosamente inclinada), y superada a su vez la cruz por una Paloma de oro, nimbada de lo mismo. Trae también un báculo de oro acolado en palo al escudo. El lema, en una divisa al pie, dice "El Verbo se hizo carne". Precisamente este lema, tomado del comienzo del Evangelio de San Juan, hace referencia directa al misterio que celebramos hoy, mientras que los símbolos del Espíritu Santo y la estrella que representa a María también aluden discretamente a ese mismo acontecimiento.

Cerramos esta entrada citando, de los números 457 a 460 del Catecismo de la Iglesia Católica, los motivos por los cuales el Verbo se hizo carne:


"El Verbo se encarnó para salvarnos reconciliándonos con Dios (...)
El Verbo se encarnó para que nosotros conociésemos así el amor de Dios (...)
El Verbo se encarnó para ser nuestro modelo de santidad (...)
El Verbo se encarnó para hacernos "partícipes de la naturaleza divina" (...)".

No hay comentarios:

Publicar un comentario