Buscar en este blog

miércoles, 19 de marzo de 2014

Escudo de monseñor Pedro Daniel Martínez

Imagen de San José
en la Catedral de San Luis

En el día de San José de 2010 -es decir, hace hoy exactamente cuatro años- recibió la consagración episcopal monseñor Pedro Daniel Martínez Perea.  Había sido designado Obispo Coadjutor de San Luis a fines de 2009.  

Menos de un año después, y por haber presentado la renuncia -a causa de su edad- el entonces obispo residencial de esa diócesis, monseñor Martínez pasó automáticamente a ocupar el cargo de Obispo de San Luis.

Su escudo, que aparece bajo este párrafo, es un elegante cuartelado.



En el primer campo, de azur, una flor de lis de plata. Suponemos que se trata de una referencia a San Luis, Rey de Francia, Patrono de la diócesis.


Imagen de San Luis
en la Catedral de San Luis:
se ve la flor de lis sobre su pecho

En el segundo campo, de oro, un corazón llameante de gules. No es el Sagrado Corazón de Jesús: le faltan la cruz y la corona de espinas. Es el corazón de San Felipe Neri.  Ocurre que monseñor Pedro Martínez se hospedó varias veces en la sede de la Congregación del Oratorio, en Roma, en diversos períodos de su permanencia en la Ciudad Eterna con motivo de sus estudios.  Allí trabó amistad con sacerdotes de esa congregación. Ello lo impulsó a escoger como su especial Patrono a San Felipe Neri, cuyo corazón ocupa el segundo campo del escudo. 

“El corazón –escribió el Obispo explicando su blasón episcopal– hace referencia al corazón de San Felipe Neri, a quien el Espíritu Santo se lo agrandó al inflamarlo de amor a Dios mientras rezaba en la Catacumba de San Sebastián. Es mi devoción y homenaje a la Parroquia San Felipe Neri en Eurosia (Roma - Garbatella),  de los Padres del Oratorio de Roma, en donde ejercí gran parte de mi ministerio sacerdotal”.   El "milagro del corazón" de San Felipe Neri es uno de los hechos más conocidos de su vida; suele ser el atributo iconográfico por excelencia del santo.

Escudo de monseñor Pedro Martínez
en la Catedral de San Luis
En la obra "Los santos del Calendario Romano" de Enzo Lodi  leemos sobre San Felipe Neri:  "Su insistencia en la castidad, presentada en un contexto de alegría y de entrega cristiana, así como en la humildad, constituye la expresión de ese ardor del Espíritu que invadía y dilataba incluso físicamente su corazón. En Pentecostés de 1544 tuvo la visión de una esfera de fuego que entró en él".

Con ocasión de la consagración episcopal de monseñor Martínez, el Procurador General del Oratorio le envió una cruz pectoral con una reliquia “ex praecordiis” de San Felipe Neri.

El tercer campo también es de oro, y lleva dos ramas de sinople (¿laurel y olivo?) cuyo significado ignoramos. El cuarto campo es de azur y carga tres montañas de plata, seguramente una referencia al escudo de la provincia de San Luis.


El lema es "Veritas in caritate". En una carta a su feligresía, dice monseñor Martínez: "Les escribo esta Carta Pastoral movido por la caridad de Cristo, la caridad de la verdad y la verdad de la caridad. Veritas in caritate, es el lema de mi Escudo episcopal".

El galero episcopal de sinople y la cruz acompañan, como es habitual, a este bonito escudo, del cual por el momento no podemos aportar mayor información.

No hay comentarios:

Publicar un comentario