Buscar en este blog

martes, 3 de abril de 2012

1982 - 2 de abril - 2012 (2 de 3)

Estamos dedicando tres entradas consecutivas a recordar a los caídos en la Guerra del Atlántico Sur, a honrar a los Veteranos de Guerra, y a reafirmar los derechos argentinos sobre las Islas Malvinas y demás territorios australes usurpados por Gran Bretaña, al cumplirse los 30 años de la recuperación del archipiélago,  el 2 de abril de 1982.

Lo hacemos a través de la Heráldica, refiriéndonos en este caso -una vez más- al escudo diseñado en los años '60 por el doctor Codazzi Aguirre:




En el libro  "Cómo los poetas les cantaron a las Malvinas", mencionado ayer,  se relata el proceso de elección de este escudo de un modo diverso del que relatamos en la entrada del 16 de julio de 2010. Reproducimos a continuación los párrafos principales:
 
"En el año 1966 el Instituto y Museo Nacional de las Islas Malvinas y Adyacencias —creado por Decreto N° 1 del día 3 de enero del mismo año, firmado por el entonces presidente de la República Argentina, Dr. Arturo Illia—, llama a concurso público para la presentación de proyectos de escudos, destinado a conferir el blasón regional a las Malvinas como un acto de soberanía argentina sobre el archipiélago.




El proyecto que resultare elegido, de acuerdo a los conceptos heráldicos establecidos, sería oficializado por el gobierno de la Nación.

Entre los proyectos presentados a concurso figuraba el realizado por el Dr. Juan Andrés Codazzi Aguirre —profesor de Historia de la Medicina—, bajo el título “Tema y planteo del escudo”.

El Dr. Codazzi Aguirre, quien por otra parte es un distinguido especialista en el difícil arte de la Heráldica, es el autor de la obra “Escudo para las Islas Malvinas y adyacencias”, publicada en la ciudad de Rosario el día 10 de junio —Día de las Islas Malvinas— de 1969. 


[...] 


Ya han transcurrido 12 años  [NB: El libro fue editado en 1978] del llamado a concurso para la adjudicación de un escudo de armas regional y propio a las Islas Malvinas, y, no se han adoptado aún las medidas que posibiliten una resolución final, es decir, elegir uno de los 16 proyectos presentados.





¿Cuáles fueron los motivos que hicieron imposible tan importante acto de soberanía de proyección universal?


Si bien algunos concursantes eran miembros del Instituto organizador, descartamos que haya existido algún tipo de rivalidad entre los autores, pues, de tal suerte, se estaría demorando un acto jurídico de soberanía para satisfacer una inquietud personal, egoísta y antinacional.


Luego, nos preguntamos si existe algún obstáculo para dotar a nuestras islas de su blasón regional, tal como lo poseen las municipalidades de Río Grande y Ushuaia y el Sector Antártico Argentino, si Gran Bretaña, que ejerce el poder ilegal en nuestras islas, ha otorgado su escudo regional al archipiélago, en el que se incluye, además y descaradamente, a nuestras dependencias antárticas como dependencia británica.

Escudo de Ushuaia

Escudo de Río Grande


Esto por un lado, pero, ¿y la emisión de series filatélicas malvinenses realizada por la corona con el retrato de sus reyes, y la acuñación de moneda británica que se utiliza en las operaciones internas del archipiélago hechos ante los cuales nuestros gobiernos han permanecido inmutables?

Emisiones filatélicas de la potencia invasora en las Islas Malvinas
con los diversos escudos dados a las islas y a sus "dependencias"

Por otra parte, no creo que la disolución del instituto que realizó el llamado a concurso haya sido una causa valedera para suspender la elección final, ya que varios de los concursantes han dirigido con énfasis sus notas a los distintos gobernantes que se sucedieron desde 1966 hasta la actualidad sin obtenerse una respuesta adecuada".

Como vemos, el autor  -José da Fonseca Figueira-   alude a desentendimientos que hicieron que no hubiera decisión final en el concurso de 1966.  El lector advertirá otras sutiles diferencias con el relato que hace la publicación "Nuestras Malvinas - Tierras Australes y Fronteras Argentinas" (N° 2, del  invierno de 1977), que hemos reproducido en la entrada del 16 de julio de 2010





Mañana nos referiremos más extensamente al concurso de 1966, a los escudos presentados  en aquella ocasión, a las desinteligencias a las que alude da Fonseca Figueira, y a los motivos por los cuales el diseño de Codazzi Aguirre se considera ganador.  De ese modo concluiremos esta serie dedicada al escudo de las Malvinas a 30 años del histórico 2 de abril de 1982.

No hay comentarios:

Publicar un comentario