Buscar en este blog

lunes, 5 de septiembre de 2011

Escudos en el Teatro Nacional Cervantes (1 de 3)




El Teatro Nacional Cervantes cumple hoy 90 años.  Fue inaugurado el 5 de septiembre de 1921 como fruto de la decisión de la famosa actriz española María Guerrero y de su esposo,  Fernando Díaz de Mendoza.



En homenaje a dicho aniversario dedicaremos esta entrada, y las dos que siguen, a los escudos que pueden verse en el exterior del edificio del Teatro Cervantes.

S. M. Alfonso XIII, Rey de España
Se trata de una verdadera joya arquitectónica.    Para su construcción, María Guerrero comprometió en su momento hasta al mismísimo Rey Alfonso XIII para que el teatro fuese una obra de toda España. 

"Tanto se entusiasmó Alfonso XIII  con este proyecto que se constituiría  en  alta  tribuna  del arte  y del idioma castellano -nos informa el sitio web del Teatro-,   que adhirió a su realización y ordenó que todos los buques de carga españoles de su gobierno que llegasen a Buenos Aires debían transportar los elementos artísticos indispensables para el Cervantes.  Diez ciudades españolas trabajaron para el suntuoso teatro: de Valencia, azulejos y damascos; de Tarragona, las locetas rojas para el piso; de Ronda, las puertas de los palcos copiadas de una vieja sacristía; de Sevilla, las butacas del patio, bargueños, espejos, bancos, rejas, herrajes, azulejos; de Lucena, candiles, lámparas, faroles; de Barcelona, la pintura al fresco para el techo del teatro, de Madrid, los cortinados, tapices y el telón de boca, una verdadera obra de tapicería que representaba el escudo de armas de la ciudad de Buenos Aires bordado en seda y oro".


Escudos de las siete ciudades españolas mencionadas en el texto; de izquierda a derecha:
Valencia, Tarragona, Ronda, Sevilla, Lucena, Barcelona y Madrid

La obra estuvo a cargo de los arquitectos Aranda y Repetto,  quienes -de común acuerdo con María Guerrero, que  se ocupaba personalmente de todos los detalles de la costrucción-  decidieron que la fachada del edificio reprodujera en todos los detalles la de la Universidad de Alcalá de Henares, de estilo Renacimiento y columnas platerescas. Comparemos ambas fachadas:


A la izquierda, la sede del rectorado de la Universidad de Alcalá; a la derecha, la fachada del Teatro Cervantes que da a la ochava de Libertad y Córdoba. El detalle común más llamativo es el escudo con el águila bicéfala.   Este es el escudo que aparece en el frente de la sede de la universidad complutense:


Y este -desde distintos ángulos- el del Teatro Nacional Cervantes:






En el escudo porteño se reprodujeron los ornamentos exteriores -el águila bicéfala y el Toisón de Oro-, pero no los campos mismos del escudo.  Las columnas y las coronas también son un elemento común, pero las cruces de Borgoña de nuestro Teatro Nacional no parecen tan bien logradas.

De todos modos, la esquina de Córdoba y Libertad se engalana con esta señorial fachada. Muchos más escudos la adornan, como veremos mañana y pasado.  Todas las fotos del Teatro Cervantes que ilustran esta entrada (y las dos próximas)  fueron tomadas por mí en la mañana del 29 de agosto de 2010.  Cerramos esta entrada con una imagen de la parte superior de la ochava, por encima del escudo de Carlos V que acabamos de apreciar:


No hay comentarios:

Publicar un comentario