Buscar en este blog

miércoles, 9 de febrero de 2011

Escudo de Mons. José María Bottaro y/o de Mons. Santiago Luis Copello

Durante mis recorridas por Buenos Aires, cámara en mano, para registrar en este Blog los innumerables escudos que embellecen la ciudad, me encontré el otro día, en las puertas de la  iglesia Nuestra Señora de Luján Castrense, con estos dos escudos:




El de la izquierda ya lo conocemos y ya ha aparecido en este Blog:   son las armas de Pío XI, Sumo Pontífice entre 1922 y 1939.

Pero ¿a quién corresponde el de la izquierda?  El razonamiento lógico no era difícil: son las armas episcopales del Arzobispo de Buenos Aires que haya erigido el templo. Más tarde obtuvimos el dato de que la parroquia fue erigida en 1930, es decir, bajo el pontificado arzobispal de monseñor José María Bottaro, a quien, por tanto, correspondería  ese escudo.

Sin embargo, el número de borlas del capelo nos llamaba la atención. ¿Sólo seis borlas por lado? No es el número propio de un Arzobispo. 

Y ¡ay!, para peor,   el sitio web del Arzobispado de Buenos Aires nos informa que la parroquia fue erigida, sí,  el 7 de octubre de 1930, pero en la nómina general y cronológica de parroquias, Nuestra Señora de Luján Castrense aparece, no  bajo el nombre de Bottaro, sino bajo el de Copello, con la sigla "G.E.", como puede verse aquí en este fragmento de dicho listado:



Como se aprecia, el mismo día, 7 de octubre de 1930, fueron erigidas nueve parroquias. El Arzobispo de Buenos Aires era fray Bottaro, pero figuran bajo el nombre de Copello, como las de 1931 que siguen en el fragmento de  lista que publicamos. ¿Por qué?

Ocurre que desde el 6 de setiembre de 1930 el entonces Obispo Auxiliar de Buenos Aires, Mons. Santiago Luis Copello, estaba encargado del gobierno eclesiástico ("G.E.") de la Arquidiócesis, debido al impedimento de Mons. Bottaro, seriamente enfermo.  Dicha dolencia llevó a monseñor Bottaro a renunciar en 1932.

Fray José María Bottaro había nacido en San Pedro, provincia de Buenos Aires, en 1859. Ingresó en la orden franciscana en 1881 y fue ordenado sacerdote en 1886. En 1926 fue designado Arzobispo de Buenos Aires tras el extenso pontificado (1900-1923)  de Mons. Mariano Antonio Espinosa  y después de tres largos años de Sede Vacante. Pero ejerció el cargo por un período muy breve.

Su escudo archiepiscopal, según mis archivos, era este:


¿A quién corresponden, entonces, las armas que hay en la puerta de la iglesia de Nuestra Señora de Luján Castrense? Tampoco son exactamente las de monseñor Copello. Las armas cardenalicias de Copello (que fue creado cardenal en 1935) ya fueron publicadas en este Blog en julio pasado y son las que siguen:




Observemos ahora los tres escudos juntos:

Bottaro                           - Nuestra Señora de Luján (Castrense) -                                 Copello

El escudo que adorna la puerta de la iglesia de Ntra. Sra. de Luján Castrense (al medio) incluye los Sagrados Corazones del primer campo del escudo de Copello, el emblema franciscano del campo inferior del escudo de Bottaro, y la imagen -en escusón circular- de San Isidro Labrador (que corresponde al segundo campo del blasón de Copello).  Santiago Copello había nacido en San Isidro (provincia de Buenos Aires) en 1880.

El partido del cuarto cuartel es un enigma, y suponemos que proviene de armas familiares: se destacan un águila exployada de sable y un grifo de plata.

El capello incluye sólo seis borlas por lado porque Copello era apenas obispo auxiliar al inaugurar la iglesia. El lema episcopal también es el de Copello:  "Veni Domine Jesu" (que puede leerse mejor en la foto que sigue).


Como era habitual, entonces más que ahora, se acola la cruz (de un solo travesaño), la mitra y el báculo.

El escudo que adorna la puerta de Nuestra Señora de Luján Castrense parece, pues,  ser una "combinación" de las armas episcopales de monseñor Bottaro y de monseñor Copello.  O bien puede tratarse de una versión del escudo de monseñor Copello, anterior a la versión cardenalicia que se ha hecho tan conocida por figurar en los frentes de innumerables iglesias porteñas:


El tercer campo podría ser, en esa hipótesis, un homenaje al Arzobispo de Buenos Aires a cuyas órdenes trabajaba monseñor Copello al momento de erigirse la parroquia a la que nos estamos refiriendo.

Cuando llegué a la iglesia -ubicada en Cabildo al 200- se estaba celebrando la misa; por  respeto al augusto sacrificio, no pasé de la puerta principal; las fotos fueron tomadas desde el nártex y no son de óptima calidad.  Queda como compromiso,  para una próxima entrada, obtener más información y mejores fotos de estos escudos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario