Buscar en este blog

sábado, 29 de septiembre de 2018

Escudo del Destructor "Seguí"


En 1972 la Argentina compró un buque estadounidense botado en 1944 al que se le asignó el nombre de Seguí  en homenaje a Francisco Seguí, héroe de las guerras de la Independencia, del Brasil, de la Confederación y de la Organización Nacional.  La nave llegó desde Filadelfia a la Base Naval de Puerto Belgrano el 28 de septiembre de ese año. Ayer se cumplió el aniversario de ese hecho.

En febrero de 1974 se incorporó a las actividades de la Flota de Mar y en septiembre de ese año recibió su Pabellón de Guerra. 


En abril de 1982 el Destructor ARA Seguí zarpó de Puerto Belgrano integrando un Grupo de Tareas con otras naves en el marco del conflicto por las Malvinas, pero dos semanas después debió regresar a su base por problemas en su propulsión. En octubre de ese mismo año fue radiado del servicio y luego vendido para su desguace.

Su escudo, similar al de otras naves de nuestra Marina de Guerra (ver por ejemplo el escudo del Destructor Bouchard), es un cuartelado con los colores nacionales. 1° de plata y el escudo de la Armada Argentina; 2° de azur y un galgo saltante de plata; 3° de azur y un hipocampo de plata; 4° un campo de armiño con una espada puesta en palo. Corona naval al timbre.