Buscar en este blog

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Escudo de monseñor León Kruk

Nacido en Misiones hace hoy 90 años, León Kruk recibió la ordenación sacerdotal en 1954. Tras ejercer  diversas tareas pastorales en la diócesis de Corrientes,  fue elevado al episcopado en 1973 por Pablo VI, quien lo designó Obispo de San Rafael, en la provincia de Mendoza. La diócesis estaba vacante desde abril de 1972, a causa de la renuncia del anterior obispo, monseñor Oscar Villena.  El 17 de marzo de 1973 monseñor Kruk  recibió la consagración episcopal, y días más tarde tomó posesión de su sede.  Ejerció el cargo hasta su sorpresiva muerte, ocurrida a causa de un accidente automovilístico en septiembre de 1999.



Sólo gracias al libro "Obispos de la Argentina" accedemos al escudo episcopal de León Kruk, ya que fue imposible hallarlo en la Red.  Se trata de un diseño poco usual: un calzado, que puede describirse como  un cortinado invertido,  y se define, en palabras del blog "Dibujo Heráldico", como un escudo con el "campo dividido por dos diagonales, que saliendo de las esquinas superiores se juntan en el centro del límite inferior. El campo del escudo es el triángulo central".



El campo central, de oro, trae una cruz latina de sable a cuyo pie arden unas llamas de fuego, de gules. Parece ser una evocación de los destinos correntinos del padre Kruk al comienzo de su vida sacerdotal, ya que el escudo de Corrientes trae, como elemento característico, la "Cruz de los Milagros": "una cruz de sable incombustible, en un campo en llamas",  en la descripción que hace el gobierno de esa provincia en su página oficial. Nos ocupamos de ese escudo el 25 de febrero de 2011.

Ambos campos laterales son de plata. El de la diestra carga una media luna gris; podemos relacionar este símbolo con la Virgen María. El campo de siniestra trae un pez gris, que suponemos guarda relación con el nombre de la diócesis, ya que un pez es uno de los atributos iconográficos típicos del arcángel San Rafael, en virtud del episodio relatado en el capítulo 6 del Libro de Tobías (6, 2-9).

El galero y la cruz son los propios de la dignidad episcopal.   

El lema elegido por monseñor Kruk es "Dominus fortitudo mea", "Dios es mi fortaleza", que podemos suponer está quizás inspirado en el salmo 17, 2: "Diligam te, Domine, fortitudo mea" ("Yo te amo, Señor, mi fortaleza").

La última imagen de hoy, única que pudimos hallar en la Red, es en blanco y negro y de baja calidad. Parece corresponder a una hoja membretada del Obispado de San Rafael.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada