Buscar en este blog

sábado, 10 de enero de 2015

Escudo de monseñor Bernardo Witte

Nacido en Alemania 1926,  Bernardo Witte ingresó a los 14 años al Seminario de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada. En su país natal le tocó enfrentar los horrores de la guerra de parte de ambos bandos. Tras la guerra pudo hacer sus primeros votos (en 1948) y en 1954 recibió la ordenación sacerdotal. Vino como misionero a la Argentina para trabajar entre los aborígenes de Formosa, Misiones y el Chaco.  Preconizado Obispo de La Rioja por el papa Pablo VI el 14 de abril de 1977, su consagración episcopal se realizó en Roque Sáenz Peña (Chaco) el 20 de mayo de ese año; tomó posesión de su sede el siguiente 5 de junio. En 1992, San Juan Pablo II lo trasladó como diocesano de Concepción, en Tucumán. Ejerció este nuevo cargo hasta llegar a la edad de 75 años, en 2001.

Respecto de su escudo episcopal, se nos plantea un problema: el sitio oficial del Obispado de La Rioja nos trae una versión, mientras que el libro "Obispos de la Argentina" nos ofrece otra bastante distinta.



Compartimos la primera de ellas junto con la explicación que la acompaña, que está escrita en primera persona, como si hablara el obispo mismo:

"El color verde: sirve de base al escudo, porque la evangelización es signo de vida nueva. Simboliza la esperanza siempre viva en el pueblo fiel, sufrido como el cardón y, a la vez, contemplativo y orante, actor de su propia historia de salvación. 

El color azul: simboliza el manto de la Virgen Inmaculada. La Madre de Cristo y de la Iglesia, que alienta, acompaña y protege el caminar del pueblo. Por eso también la inicial "M", [que forman los] cerros, expresando mi apasionado amor a la Inmaculada como Oblato de la querida Madre Celestial. A la  vez quiero expresar mi gratitud y unidad filial a la Congregación de los Oblatos de María Inmaculada. 

El color amarillo: simboliza la riqueza que guarda la tierra y el pueblo riojano, su sufrimiento y esfuerzo para hacer patente el amor de Dios a los hombres.

La nube blanca: simboliza la amada esposa, la Iglesia. Como una nube cargada de agua, se constituye en instrumento de salvación y signo de esperanza. 

Los colores amarillo y blanco forman la bandera papal, testimonio de mi adhesión al sucesor de San Pedro, el amado Santo Padre Pablo VI. 

El libro de la Palabra de Dios -el Patrono de La Rioja lo lleva en sus manos- es el contenido del mensaje salvífico.

El Cayado de Pastor: es un sarmiento que sirve de apoyo al escudo y es signo de comunión con Cristo y su Iglesia. Expresa la continuidad en la misión pastoral comenzada por Mons. Ferreira Reinafé, Mons. Gómez Dávila y Mons. Angelelli. 

Pongo como intercesores a la Santísima Virgen con su manto azul y al Obispo San Nicolás con su Cayado y el Libro que lleva en su mano".

(Hemos debido hacer algunas correcciones ortográficas y gramaticales a esta descripción, que además no es precisa ni rigurosa desde el punto de vista heráldico; las palabras  entre corchetes fueron agregadas para darle sentido a la frase correspondiente).

Ahora bien, como dijimos, es muy distinto el escudo que trae el libro "Obispos de la Argentina", de José Luis Batres, como perteneciente a monseñor Witte:



Este escudo parece un cortado de azur-celeste y plata, al estilo del Escudo Nacional; trae brochante un libro abierto con una cruz de gules en la página diestra y un cometa de oro en la siniestra. En el campo mismo del escudo comienza una frase ("Nueva Evangelización"...) que parece continuar en la banda (..."con María Madre de Dios").



Son curiosos los ramos vegetales que ornan a ambos lados el blasón,  y dado que el de la siniestra parece una caña de azúcar, producto típico de Tucumán, ¿no será éste un escudo que monseñor Witte usó en tanto que Obispo de  Concepción, mientras que el otro es el que corresponde a su etapa en La Rioja?  Es sólo una hipótesis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario