Buscar en este blog

martes, 6 de enero de 2015

"Escudo heráldico de Nuestra Señora de los Reyes Magos y de Belén"



La imagen que acabamos de ver,  hallada casualmente en la Red, fue el puntapié inicial de esta entrada. La encontré en Mercado Libre, y es una página del libro "La gloria de Yapeyú", referido obviamente a José de San Martín, y  editado por el Instituto Nacional Sanmartiniano. 

Naturalmente, es la referencia heráldica lo que llamó mi atención. Y surgió inevitablemente la pregunta: ¿a qué iglesia se está refiriendo el epígrafe?

La primera hipótesis fue que ese epígrafe hablaba de alguna iglesia de la ciudad de Yapeyú. Pero luego supuse que podía tratarse de la iglesia porteña dedicada a esa advocación, Nuestra Señora de Belén... iglesia que suele ser llamada iglesia de San Telmo...



Hasta allí me dirigí el lunes 19 y el domingo 25 de agosto de 2013. Todas las fotos de esta entrada las tomé en esas dos ocasiones.

Pero antes de proseguir, una explicación acerca de la "doble denominación" de este templo.



El canon 515 § 1 del Código de Derecho  Canónico establece que "la parroquia es una determinada comunidad de fieles constituida de modo estable en la Iglesia particular, cuya cura pastoral, bajo la autoridad del Obispo diocesano, se encomienda a un párroco, como su pastor propio". 

A su vez, el canon 518 determina que "como regla general, la parroquia ha de ser territorial, es decir, ha de comprender a todos los fieles de un territorio determinado".  Por lo tanto la parroquia es normalmente una comunidad de fieles en un radio territorial determinado, organizado, como es natural, alrededor de una iglesia, a partir de la cual la parroquia es erigida (cfr. canon 520)  y cerca de la cual debe vivir el párroco (cfr. canon 533).


Normalmente, la parroquia toma su nombre del templo que constituye su centro espiritual y religioso; así, lo más común es que el nombre de una parroquia coincida con el de su templo parroquial.

No obstante, hay excepciones. A veces el nombre de la parroquia no coincide con el del templo parroquial. 

Alguna vez nos referimos al caso de la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, nacida a partir de la pequeña iglesia homónima construida en 1890, pero que desde 1907 tiene como templo propio a la Basílica del Espíritu Santo. 

Otro caso similar es que el hoy nos ocupa. La antigua parroquia porteña dedicada a San Pedro González Telmo tiene como sede a la iglesia de Nuestra Señora de Belén.



Eso está claramente expresado en la placa que acabamos de ver.




Una breve recorrida por el templo -era la primera vez en mi vida que ingresaba en él- confirmó la suposición de que el escudo correspondía al púlpito de esta bonita iglesia, como vemos en las fotos que siguen: 




 

No sólo en el púlpito se ve este emblema: una placa en el nártex del templo exhibe el mismo escudo, en colores:





Como en el caso de la parroquia porteña de Nuestra Señora de las Mercedes, a cuyo escudo aludimos el 24 de septiembre,  estamos ante un caso infrecuente.  En efecto, debemos decir que no es común que un templo que no ostenta la dignidad basilical cuente con su propio escudo heráldico. Habría que conocer los motivos históricos por los cuales la iglesia de Nuestra Señora de Belén lo tiene y lo exhibe de forma tan destacada.



No hace falta aclarar que los símbolos del escudo hacen alusión a la estrella de Belén y a los tres Reyes Magos, y que ese es el motivo por el cual compartimos esta entrada en el día de hoy.

Mañana volveremos a este tradicional templo porteño.

1 comentario:

  1. Excelente investigación, Alejandro.
    "Bucear" en el pasado religioso de Buenos Aires es encontrarse con muchos hechos sorprendentes que nos hablan de una epopeya de fe admirable. La iglesia de San Telmo es una "joyita", con muchos detalles y símbolos sorprendentes.

    ResponderEliminar