Buscar en este blog

jueves, 25 de diciembre de 2014

Escudo de monseñor Fernando de Trejo y Sanabria

El 25 de diciembre de 1614 -hace hoy exactamente cuatro siglos- murió fray Fernando de Trejo y Sanabria, segundo Obispo de Córdoba del Tucumán y una de las personalidades más destacadas de la Iglesia en la Argentina en el período colonial.



Había nacido a mediados del siglo XVI en una localidad de la costa del Brasil perteneciente por entonces al Paraguay. En 1569 profesó en la Orden de Frailes Menores y  años después recibió la ordenación sacerdotal.

Se encontraba en Lima cuando, en 1592, el papa lo designó Obispo de Córdoba del Tucumán. En aquella ciudad recibió la consagración episcopal.


Fue un pastor sabio y prudente y un promotor de la cultura; a él se debe, entre otras muchas iniciativas, la fundación de la Universidad de Córdoba.



Falleció, como queda dicho, hace hoy 400 años. Sus restos descansan en la iglesia de la Compañía de Jesús de Córdoba.


Tomé todas las fotos precedentes durante una visita a Córdoba, en febrero de 2013;  las dos que acabamos que ver muestran la lápida de fray Trejo y Sanabria en la nave de la iglesia de la Compañía, con su escudo episcopal.  



Pero el escudo que aparece en la lápida -que uno presumiría correcto, dada la cercanía en el tiempo entre la  losa y el obispo-  no coincide con el que ofrecen la imagen en blanco y negro que acabamos de ver, ni esta otra, en colores, tomada de "Obispos de la Argentina", de José Luis Batres:




Esta versión en colores nos permite apreciar que el primer campo se corresponde con las armas habitualmente atribuidas a linajes de apellido Trejo:  En campo de oro, un castillo de piedra acostado de seis crecientes ranversados de plata, tres a cada lado; todo sobre ondas de mar de azur y plata.



En el campo superior siniestro vemos las armas que muestran  su relación familiar con Hernandarias, de quien el obispo Trejo era hermano por parte de madre. Nos ocupamos de este escudo en la entrada del 10 de septiembre de 2011.



Podría esperarse, en los demás campos, alguna referencia a otras ramas del linaje del gran obispo: por ejemplo, las armas normalmente atribuidas a los Sanabria




O las armas de los Rangel, también emparentados:



Pero ello no ocurre; por ello,  fuera de los campos correspondientes a Trejo y a Arias de Saavedra, nada podemos decir por carecer de información confiable.  Hay, sí, en el escudo del obispo, cinco lises de oro en un campo de azur... pero esa coincidencia es muy frágil.

Como fuere, rendimos justo homenaje a este gran pastor,  gloria de la Iglesia que peregrina en la Argentina, en el IV centenario de su fallecimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario