Buscar en este blog

jueves, 24 de octubre de 2013

Emblema del "Centro Protección Recíproca de Choferes"



El Centro Protección Recíproca de Choferes es una entidad mutualista fundada en 1906. Tiene su sede en Azcuénaga 718, y en el frente de ese local se exhiben los escudos y símbolos que veremos hoy.

Decimos intencionadamente "emblemas y símbolos", por los motivos que veremos enseguida. 

Ante todo, el Centro tiene un emblema -no nos animamos  a llamarlo "escudo"-  que adopta la forma circular y evoca un volante, herramienta laboral de los choferes a quienes protege la entidad.



Un par de manos estrechadas cortan el campo en dos; en cada campo hay una estrella. Una suerte de doble bordura completa el escudo.


Una corona apoyada en una par de columnitas (cuyo significado ignoramos) oficia de timbre. El escudo tiene un par de alas a modo de soporte.

Pero esto no es todo: en la parte superior del frente del edificio de Azcuénaga 718 hay un relieve que parece hecho especialmente para la sede de la institución que allí funciona:



Un auto antiguo, descapotado, conducido por una dama que es guiada por un ángel que sostiene una antorcha, sentado sobre el capó.


¿Se trata de una metáfora (muy clara, por otra parte) acerca de la "protección" de los choferes? Sea como fuere, una curiosidad interesante en la siempre sorprendente Buenos Aires.


En mi adolescencia, un sacerdote amante de las jaculatorias me enseñó a invocar: "San Rafael, protege al chofer",  al comienzo de un viaje. Como hoy  es la fecha en que tradicionalmente se honraba a San Rafael, protector de los choferes, esta entrada cuadra muy bien para la ocasión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario