Buscar en este blog

lunes, 13 de septiembre de 2010

Fachadas: Montevideo 850

Para cualquier católico militante de Buenos Aires es familiar la dirección "Montevideo 850". El edificio allí ubicado es la  sede del Consejo Arquidiocesano de Buenos Aires de  la Acción Católica Argentina.  Esta foto, tomada del sitio web de la institución, muestra la puerte principal de la casa; puede verse el escudo de la Acción Católica:




El edificio es una verdadera obra de arte  por los motivos decorativos que adornan su frente y que lo convierten además en una suerte de "edificio civil católico".

En la parte superior de la fachada, ciertamente lejos de la vista del transeúnte,  pero accesible a quien sabe mirar para arriba y tiene zoom en su cámara de fotos, está esta curioso símbolo:


Aquí lo vemos ampliado gracias al mencionado zoom:


Se trata aparentemente del emblema de la Liga Argentina de Damas Católicas, como reza el aro exterior del círculo. En el campo circular central se halla el monograma Xi-Ro de Cristo rodeado a su vez de las letras U P C A (leídas en el orden en que lo haría la Heráldica) y motivos ornamentales. Ignoramos el significado de las letras, que en todo caso no guardan relación con el texto que rodea al emblema. Todo el símbolo está rodeado de laureles, rodeado de rayos  y timbrado con una corona que sobresale del muro.

Ese mismo edificio tiene en su frente otro motivo vinculado con la Heráldica  y que refuerza el concepto de "edificio católico":


Los elementos característicos del escudo pontificio, tiara y llaves, sobre una ventana y debajo de un balcón. Aquí pueden verse con más detalle.


Salvo la primera foto de esta entrada, que procede del sitio web de la Acción Católica, las restantes fotos fueron tomadas por mí en la mañana del 29 de agosto.

2 comentarios:

  1. UPCA era la Unión Popular Católica Argentina. Cuando se crea la ACA, lo que quedaba de la UPCA se fusionó con ella. La Liga de Damas Católicas era la rama femenina de la UPCA y luego lo fue de la ACA. El "símbolo" representa una Hostia en su Custodia.
    La arquitectura del edificio es inusual por lo rica. Es una pena la secularización fáctica del Teatro Santa María que funciona en su interior, entrando por la izquierda, y la de su librería. Dentro de poco, de católico sólo quedará el edificio.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Alejandro:
    Por un comentario casual, conocí tu página sobre Heráldica en Argentina.

    ¡Cómo se unen las afinidades! La sagrada liturgia y la heráldica son dos expresiones diversas y exquisitas de la necesaria importancia que tiene para el hombre el lenguaje de los símbolos, cuando está compenetrado de cultura y fe. ¡Qué necesidad tenemos hoy en nuestra sociedad de enriquecernos con la belleza y la sabiduría de ellos!

    Particularmente me emocionó ver hoy el frente de la querida Sede de Montevideo 850, donde muchos dirigentes de la Acción Católica trabajamos apostólicamente con ardor y entrega.

    Para tu registro: las siglas UPCA corresponden a la UNIÓN POPULAR CATÓLICA ARGENTINA, que el Episcopado Argentino creó el 28 de abril de 1919, siguiendo las directivas de la Santa Sede, copiando el modelo italiano de unión de las fuerzas laicales católicas. La Junta Nacional de la UPCA tenía como asesor a Mons. Miguel de Andrea, y estaba integrada por tres ramas: la LIGA DE DAMAS CATÓLICAS (ésta era su sede, que luego se convirtió en la MAC), la LIGA DE JUVENTUDES CATÓLICAS y la LIGA ECONÓMICO-SOCIAL (cuyo asesor era Mons. Francheschi).

    El 4 de abril de 1931 el Episcopado creó la ACCIÓN CATÓLICA ARGENTINA, que reemplazó a la UPCA, siguiendo las directrices de SS Pío XI.

    En agosto de 1984, gracias a las gestiones del Cardenal Aramburu, la Acción Católica de Buenos Aires pude reunir a sus cinco ramas en esta Casa (antes estaban dispersas en diversas sedes porteñas) Fui testigo directo de las tratativas con la Junta Central de entonces para lograr esa unificación, que fue ardua y que se logró por el empeño del asesor de entonces, Mons. Manuel LORENZO.

    Parte de mi vida ha transcurrido en esa querida Casa, que fue construida para su destino: tiene un imponente salón de actos, una hermosísima Capilla con bellos vitrales (con las imágenes de los Santos Patronos de la UPCA), y muchos despachos destinados a Biblioteca, Imprenta, oficinas, etc. ¡Qué impronta apostólica la de entonces!

    Un cordial saludo y ¡adelante! con este empeño tuyo tan interesante.

    LUIS FERNÁNDEZ

    ResponderEliminar