Buscar en este blog

lunes, 16 de septiembre de 2013

"Escudos de la Argentina y de Chile en el monumento al general O'Higgins"

El título de esta entrada es el mismo de un artículo de Félix Martín y Herrera que salió publicado en el número 101 del boletín del Instituto Argentino de Ciencias Genealógicas, edición correspondiente al mes de agosto de 1980.  La publicación, que puede descargarse libremente del sitio del Instituto, consiste en hojas mecanografiadas y escaneadas, con escasas ilustraciones, que cuando aparecen son  siempre en blanco y negro.
Creemos prestar  un humilde servicio a la causa de la Genealogía y de la Heráldica al transcribir este artículo,  como hemos hecho con otros de la misma publicación, añadiéndoles las imágenes que lo ilustren y muestren visualmente lo allí descripto.
Eso es lo que haremos hoy. Hemos elegido la fecha por celebrarse hoy la fiesta nacional de Chile. Y las fotos del monumento  a O'Higgins las tomé en la fría y ventosa mañana del 24 de septiembre del año pasado.


«Ubicada en ameno parque, no lejano de la réplica del sanmartiniano "Grand Bourg", teniendo de por medio el bronce de nuestro prócer máximo junto a sus nietas, y luego el semicírculo de estatuas que tiempo atrás hemos descripto, asentada sobre soberbio basamento de mármol rojizo, la figura ecuestre del General Bernardo O’Higgins se yergue arrogante, coronando un conjunto notable de trofeos y emblemas, todo ello labrado con artístico afán. 



Describiendo a grandes rasgos el hermoso monumento, digamos que en su parte frontal aparece en primer término una gran estatua de la Libertad, empuñando en su diestra una lanza y embrazando un escudo oval con el otro miembro, estando junto a ella, a su lado izquierdo, un cóndor real con las alas entreabiertas y en el reborde del conjunto aparece la firma Gmo. Córdova. 

La lanza mencionada en el texto, como vemos,
ha desaparecido

En cada ángulo superior del monumento aparece un haz de justicia llevando arriba un casco de antiguo soldado romano. En el lado derecho del mismo, se lee en una placa de bronce: "Maipú",  en la parte superior luce un friso de tema bélico y debajo de  aquella campea una antigua espada romana y una corona de laurel atado con  cintas y lazo. 

En el lado derecho ha desaparecido 
la placa que decía "Maipú",
así como el elemento decorativo descripto en el texto

Del lado izquierdo del observador en placa similar se lee: "Chacabuco", en igual lugar otro friso histórico   y también el conjunto de la antigua espada y de la corona de laurel con sus lazos. 

En este lado,  sobrevive la placa que dice "Chacabuco";
falta el resto de la ornamentación descripta

En la cara posterior el monumento, luce placa que lleva la inscripción: "Expedición Libertadora al Perú Homenaje de la Marina Chilena", además  acompañada algo más abajo por un ancla y un cañón cruzados en aspa, con algunos adornos de laurel. 

En la parte posterior no están ni la placa alusiva
ni el adorno que menciona el texto

Cerramos así esta escueta descripción general del conjunto escultórico, para tratar el tema que hay debemos puntualizar.


En lo alto del basamento, a la izquierda del observador, al frente, está nuestro blasón nacional con su forma clásica ovalada dividido en dos campos por línea horizontal (o sea blasón "cortado"), pero en el cuartel superior para señalar el "azur" conforme al código heráldico en vez de hacer rayitas paralelas horizontales muy numerosas y a mínima distancia una de otra, han hecho tan poca cantidad, unas cinco o seis, de tal suerte que quien no está compenetrado del asunto, cree encontrarse con un campo "fajado". 



El cuartel inferior es liso, o sea señala ser de "plata". Cruzando verticalmente por la mitad de ambos campos, sin que sus extremos lleguen a acercarse a los bordes, está la vara que es símbolo de la Justicia, soportando en su ápice, que alcanza a algo más de la mitad del primer cuartel, un gorro alargado con poco parecido al frigio, sino más bien a otros gorros de la antigüedad greca; y sobre la misma vara, sin empuñarla, en el cuartel inferior, se estrechan las dos manos cuyos brazos respectivos surgen de los flancos  y aparecen cortados entre la muñeca y el codo.  Al timbre hay un sol naciente, con nutridos rayos, todos rectos. Rodea al escudo una guirnalda de laurel frutado, atada en la parte inferior con un lazo.


A la derecha del monumento y a igual altura que el anterior, también empotrado en el mármol, vemos esculpido en bronce, también, el escudo de la nación chilena, que como sabemos, se halla dividido en dos cuarteles por línea horizontal (cortado), el superior color azul y el inferior rojo (gules), y colocada sobre la mitad de la partición, una estrella de plata. 



Adolece este trabajo de igual defecto que el argentino en cuanto al rayado señalador de colores, pues las líneas horizontales del primer cuartel (azur) son sólo siete y las del segundo (gules) unas nueve, en vez de ser muchas más y muy juntas, por lo cual para quien no está bien enterado del asunto de antemano, en el cuartel superior verá asimismo un "fajado" y en el inferior un "palado". 



Por otra parte, se omitieron los "soportes" heráldicos del blasón de Chile, que son un "huemul" o ciervo cordillerano a diestra, y un cóndor real a la siniestra. En cambio figura al timbre el penacho de tres plumas (que deben ser de los colores del escudo); en  la parte inferior, lleva un adorno de laureles. Olvidábamos decir que falta también el lema: "Por la razón o la fuerza".



Hemos señalado los errores y deficiencias observables en los escudos nacionales de la Argentina y de Chile en el magnífico conjunto escultórico del monumento a O'Higgins, velando por los principios histórico-heráldicos, cuyo incumplimiento, como lo hemos dicho varias veces, puede causar confusiones  y  desviaciones lamentables».

La vista lateral permite observar el escudo que es embrazado
por la  imagen de la Libertad

Hasta aquí el artículo. Lamentablemente, salta a la vista que el bello monumento ha sido devastado por las sustracciones de sus bronces. 

Vaya de todos modos el homenaje al pueblo chileno en su fiesta patria. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario