Buscar en este blog

jueves, 11 de abril de 2013

Escudo de monseñor Marcelo Cuenca Revuelta



Desde el 11 de abril de 2010, monseñor Marcelo Alejandro Cuenca Revuelta es Obispo del Alto Valle del Río Negro. En realidad, fue preconizado el 10 de febrero de ese año y ordenado el subsiguiente 25 de marzo, pero la fecha que mencionamos primero corresponde a su toma de posesión, de la que se cumplen hoy dos años.

En ese acto, monseñor Cuenca se refirió a su escudo episcopal, según informó AICA, en estos términos: 

"En la homilía, monseñor Cuenca invitó a la comunión según el principio de la Santísima Trinidad y, tras recordar que la diócesis tiene como santa patrona a la Sagrada Familia, destacó la necesidad de “administrar, proteger y cuidar a la familia”. (...). Destacó además la importancia de la educación, cuyo primer ámbito es la familia.  

Luego hizo referencia a su escudo episcopal, que cuenta con una cruz, “signo salvífico por excelencia, nos incluye y en la sangre derramada, lava y dignifica nuestro pecado y pobreza. La Santísima Virgen María simbolizada en la estrella; con sus rayos en relación, posibilita la Encarnación. Un gran recipiente (patena) es el ápice de toda la creación que, recibiendo el don de Cristo posibilitado por la Virgen, se hace Eucaristía, puesta en nuestras manos para ofrecerse como alimento de salvación”.

El lema episcopal del nuevo pastor rionegrino es “Santifícalos”, en referencia a “la santidad a la que todos estamos llamados”, explicó el prelado".

Se trata de un escudo un tanto extraño,  sobre todo por  la partición irregular, la cruz ubicada como de tres cuartos de perfil,  y ese "gran recipiente" que aparece pegado al borde del campo que lo contiene... 

Faltan en el escudo los ornamentos exteriores propios de la dignidad episcopal.

Digamos para terminar que la Diócesis del Alto Valle del Río Negro fue creada por el Beato Juan Pablo II el  22 de julio de 1993, por medio de la bula "Pro Facilius".  Su sede es la ciudad de General Roca. Monseñor Cuenca Revuelta es su tercer obispo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario