Buscar en este blog

sábado, 8 de septiembre de 2012

Escudo de la Basílica de la Natividad de María en Esperanza (Santa Fe)

Hace dos años nos ocupamos del escudo de la ciudad de Esperanza, con ocasión de celebrarse el 8 de septiembre el Día del Agricultor y la fiesta patronal local, la fiesta de la Natividad de María Santísima.

Poco después nos enteramos de que ese mismo día, 8 de septiembre de 2010, había sido presentado oficialmente el escudo de la Basílica de la Natividad de María, templo principal de esa localidad santafesina.  





En la entrada del 4 de febrero de 2011 nos dedicamos a ese hermoso escudo basilical


En febrero de este año tuve ocasión de visitar nuevamente la ciudad de Esperanza, y naturalmente pasé por la bella basílica, donde tomé las fotos que hoy comparto.



Se trata del escudo basilical ubicado en un lugar de honor del interior del templo, sobre lo que seguramente fue la puerta del antiguo sagrario, y cerca de la imagen mariana principal del templo.



El escudo, como ya lo informamos en su momento, fue diseñado por el prebítero Alexis Louvet.



En el sitio web de la Basílica se encuentra la descripción del blasón y la explicación acerca del simbolismo del escudo, que transcribimos a continuación:

"Descripción del blasón: Sobre campo sanguíneo, el monograma de la Virgen (letras MA entrelazadas) en oro, entrelazado con un áncora apuntando hacia arriba en plata, y coronado por una estrella de ocho puntas, en oro. El escudo tiene forma de cáliz, colocado sobre dos llaves cruzadas en oro y plata unidas por un cordón morado, y el conjunto está timbrado por un conopeo en oro y escarlata. Por debajo, el lema dice: In nativitate tua gaudebit universa terra (En tu nacimiento se alegrará toda la tierra). 

Significado del blasón:

El color sanguíneo (como en heráldica se llama al rojo oscuro) simboliza la Sangre de Cristo, y por lo mismo su Sacrificio actualizado en la Eucaristía (aspecto resaltado por la forma de cáliz del escudo).

La estrella y el monograma del nombre de María significan la Natividad de la Virgen (el monograma ha sido copiado del que aparece en las molduras de la basílica). Las ocho puntas de la estrella también aluden a los misterios de la Resurrección y del Reino de Dios ("octavo día" llamaban los primeros cristianos al día de la Resurrección, el día de la nueva creación, el«domingo sin ocaso en que la humanidad entera entrará en tu descanso»), misterios en los cuales María ya ha sido introducida plenamente, como primicia de toda la Iglesia.

El ancla es un símbolo de la esperanza teologal (especialmente cuando está invertida -apuntando al cielo: «.. esperanza, a la que nos aferramos como ancla segura y firme para nuestra vida, y que penetra hasta el interior del Santuario...»Hebreos 6,19) y al mismo tiempo de la Colonia Esperanza cuya perla más preciada es la fe heredada de los padres y manifestada en la Basílica (este ancla aparecía ya en los primeros sellos parroquiales). El ancla entrelazada con el monograma de María expresa que Ella es nuestra Esperanza.


El color oro simboliza en heráldica la sabiduría, la nobleza y la caridad, y en este caso viene a representar también la Luz de Cristo que nos llega a través de la Virgen Madre.

El color plata (natural del ancla) se asocia a las virtudes de la pureza y la perseverancia (fundada en la esperanza) que caracteriza al hombre de fe, y que testimoniaron los padres de la Colonia.

El lema, que se corresponde con la inscripción latina en el arco del ábside de la basílica, expresa el anuncio profético del nacimiento de María (y por ende la Esperanza) que será el comienzo de una alegría sin fin para todo el universo (el inicio de la alegría Pascual)".

Esta última imagen -capturada de la visita virtual a la Basílica que puede hacerse desde el sitio web- muestra otro lugar en que fue ubicado en su momento el escudo basilical:



Nos complace volver a exhibir este hermoso escudo en la fiesta titular de la Basílica de la Natividad de María Santísima. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario