Buscar en este blog

miércoles, 19 de septiembre de 2012

"Los pelícanos de plata" (1 de 2)

El  24 de junio de 2010, segundo día de vida de este Blog,  publicamos una parte de un artículo publicado en la revista "Todo es Historia" en el año 1978, firmado por  Julio Luqui Lagleyze.   El artículo se refiere a la historia de los escudos de nuestra Ciudad, historia plagada de errores, confusiones y lagunas. De ahí el nombre de aquel  artículo: "Errare humanum est".

Un curioso hito en la historia del escudo porteño tiene lugar en el año 1615. Lo abordaremos desde la Historia (en la entrada de hoy) y desde la Literatura (en la de mañana).



En el artículo mencionado, después de relatar que Juan de Garay le dio un escudo a la ciudad el 20 de octubre de 1580, el autor explica que en febrero de 1590 el Cabildo insistió  ante el Consejo de Indias para que se aprobara  el blasón, ya que el placet real no había llegado aun. Finalmente la aprobación llegó el 20 de septiembre de 1591. Y sigue diciendo el artículo:

"Lamentablemente, se han perdido muchos documentos y Actas de esa época. Debido a ello, recién aparecen nuevamente noticias del escudo, el 26 de octubre de 1615, esto es  24 años más tarde. En esa sesión, el capitán Víctor Casco de Mendoza -Alcalde de Hermandad- condena al platero Melchor Miguez a que labre en plata las armas de la ciudad; Miguez había sido juzgado por lesiones. Pero Casco de Mendoza cofundador con Garay de la Trinidad y que conocía bien el escudo del fundador, a 35 años del suceso, estaba viejo y la aterosclerosis ya debía haber hecho de las suyas. Sólo así se explica la descripción que hace de las armas de la ciudad:  '...que son un pelícano con cinco hijos (...) los cuales deben ponerse en un sello de plata'.


Aparte de Casco de Mendoza -contemporáneo de la fundación como dijimos- había muchos otros que conocían las reales armas, y estaban aún las hoy desaparecidas actas que debieron haber evitado el error.
Desconocemos si llegó a usarse tal sello y tampoco si llegó a hacerse tal escudo".

Hasta aquí la historia.

Pero a partir de estos datos,  el escritor Manuel Mujica Láinez escribió un cuento, que lleva el nombre de la entrada, y que forma parte de "Misteriosa Buenos Aires".  Mañana, al cumplirse un nuevo aniversario de la aprobación del verdadero escudo de Buenos Aires, transcribiremos ese relato. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario