Buscar en este blog

lunes, 22 de agosto de 2016

Escudo de Azul (Buenos Aires)


La ciudad de Azul tiene su origen en el fuerte de San Serapio Mártir del Arroyo Azul, construido en 1832 por el Coronel de Milicias Pedro Burgos, por orden del gobernador Juan Manuel de Rosas. Tras un complejo e intenso proceso de colonización, Azul fue declarada ciudad en 1895.



El escudo de la ciudad de Azul adopta una forma española antigua, con el borde superior quebrado en forma simétrica, y los ángulos inferiores redondeados y terminados en punta. Tiene una filiera de  plata y está a su vez sobre una suerte de  cartela de azur que reproduce la forma del blasón.

Cortado.
1° de azur-celeste, en palo, un mangrullo de su color; en el cantón diestro del jefe la cabeza de un caballo y en el cantón siniestro del jefe la cabeza de un bovino, movientes de los respectivos flancos.
2° cortado en dos franjas de diferente tamaño por una faja ondeada de azur, plata y azur; la parte superior es de sinople y la inferior es de gules y en punta una cruz romana de su color.



La cartela lleva el nombre de la ciudad en letras mayúsculas de plata sobre el jefe; a los costados,  dentro de la cartela y a ambos lados del escudo mismo, dos espigas de trigo de oro, una de cada lado.

Debajo del escudo y por fuera de él hay  una cinta con los colores patrios que lleva el lema "Siempre fiel a la Patria" en letras mayúsculas de sable.



En cuanto a la simbología del escudo,  evidentemente sus elementos representan su riqueza agropecuaria,  su  paisaje y su historia.

Así, la Agricultura está presente en las espigas, mientras que la Ganadería en las cabezas de ganado caballar y vacuno. Los colores celeste y verde evocan la presencia del cielo y del campo. El mangrullo, torre rústica de vigilancia, recuerda los orígenes históricos de la ciudad. El ondeado azul y blanco trae el recuerdo del característico Arroyo Azul (llamado por los indígenas "Callvú Leovú", probablemente  en referencia a flores de borraja morada de dicho color que crecían en sus riberas. La cruz y el color rojo simbolizan el martirio de San Serapio, bajo cuya advocación se fundara el primitivo fuerte

No hay información sobre el escudo en la página municipal. 

Creemos que se trata de una idea interesante, que podría haberse resuelto en un diseño mejor y más afín a las normas de la Heráldica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario