Buscar en este blog

sábado, 2 de julio de 2016

Escudo Nacional de la Asamblea del Año XIII

Aunque todos los sábados de este año los estamos consagrando al Escudo Nacional con ocasión del bicentenario de la independencia, este mes de julio, que acaba de iniciarse, tiene especial relevancia en esa conmemoración. 

Por eso hemos decidido dedicar este primer sábado de julio a una versión de nuestras armas patrias que tiene gran importancia histórica. 

Hablamos del Escudo Nacional pintado en óleo sobre hierro que se conserva en el Museo Histórico Nacional y que, según la tradición, estuvo en el frente del Consulado de Buenos Aires mientras se desarrolló la Asamblea del Año XIII, que lo había aprobado como sello propio y del Poder Ejecutivo de las Provincias Unidas.


La misma tradición señala que fue Gervasio Posadas,  quien lo donó al museo tras haberlo encontrado  entre  trastos viejos.

Respecto de este escudo aportamos una interesante información, publicada en "El Monitor de la Educación Común" en el año 1900. Se trata de un fragmento de una nota firmada por Juan Wenceslao Gez. La nota se refiere al escudo argentino en general y el recorte que compartimos hace expresa referencia al escudo que estamos mostrando hoy en este Blog.


Transcribimos con pequeñísimas correcciones, para adaptarlo al español actual, el texto de Biedma y la acotación final de Gez:

"«Ha sido pintado sobre una plancha de hierro de forma elíptica, en proyección perpendicular, y cuyo eje mayor mide cincuenta y cinco centímetros y cuarenta y cinco el menor, encerrado en un marco o bordura labrada del mismo metal, de cinco centímetros de ancho, fijada a aquella con remaches por su cara posterior. 

El marco color gris, desteñido por la acción del tiempo, resalta sobre un fondo de siena quemada que ostenta en el centro el emblema nacional dentro de un óvalo de treinta y tres centímetros de alto por veinticinco de ancho, partido horizontalmente en dos bandas, azul-celeste la superior y blanca la inferior, colores de la bandera patria; dos manos con brazos desnudos, entrelazados en señal de unión, levantan la pica que sostiene el gorro frigio de la libertad, dibujado en el jefe del escudo; orlado todo por dos gajos de laurel, conmemorativos de los recogidos en los campos de Salta y Tucumán; lo corona un sol naciente, el de los Incas, cuyos rayos, uno ondulado y otro radiante, tocan casi a la bordura por el extremo superior; en el exergo la fecha “1813”».

En derredor de ese escudo están pintadas en negro las letras: A.G.C.D.L.P.U.D.R.D.L.P., abreviatura de: “Asamblea General Constituyente de las Provincias Unidas del Río de la Plata”»".


En nota al pie (correspondiente a la llamada 1)  se señala: "El señor Biedma, que lo ha estudiado, cree que este escudo se pintó sobre otro español y probablemente sobre el que ostentaba el Real Tribunal del Consulado. Fué donado al museo por el señor Gervasio Posadas".

Al final de la nota el autor añade:


En varias obras y artículos, José Juan Biedma había estudiado la historia del escudo argentino. También de "El Monitor...", pero de 1934 y de Héctor Quesada es este fragmento, que corrobora y completa la información de esta entrada:



Respecto de las fotos, salvo la primera (tomada de la Red), las otras las tomé en el Museo Histórico Nacional en el mes de julio del año pasado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario