Buscar en este blog

jueves, 12 de diciembre de 2013

Nahui Ollin

Hoy es la fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe,  Patrona de América.  

En Buenos Aires,  una pequeña iglesia en el barrio de Palermo está dedicada a la Virgen de Guadalupe:

Imagen de la Virgen de Guadalupe
en el altar mayor de la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe, de Buenos Aires 

La iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe fue edificada en 1890; desde 1896 hasta la inauguración de la actual Basílica del Espíritu Santo, ubicada enfrente, el pequeño templo fue sede de la parroquia que lleva su mismo nombre. 

A partir de 1907, dicha parroquia funciona en el templo inaugurado el 18 de mayo de ese año, dedicado al Espíritu Santo, y elevado en 1940 a la dignidad basilical.  La Basílica del Espíritu Santo está ubicada calle de por medio  de la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe.  

Actualmente -como lo recordamos hace unos meses- la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe es la sede de la colectividad católica polaca en Buenos Aires.

He visitado esa iglesia en innumerables oportunidades, pero solo en septiembre del año pasado advertí que en las ventanas del templo está presente el máximo símbolo guadalupano: el Nahui Ollin, la flor de cuatro pétalos, a la que ya nos referimos en más de una ocasión.  Aquí vemos una foto del manto de la "tilma" en que se apareció milagrosamente la imagen de la Virgen de Guadalupe:



La primera vez que aludimos a este símbolo fue hace exactamente tres años al compartir el escudo de la Basílica del Espíritu Santo en la entrada del 12 de diciembre de 2010.



En la Pascua de 2011  hice  nuevamente referencia a ese símbolo a través de la siguiente imagen, tomada   del sitio oficial de la "Insigne y Nacional Basílica de Santa María de Guadalupe" en México.




Volvamos a la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe y veamos el símbolo en los ventanales, en todos los casos vistos desde adentro:

En el vitral del frente del templo:


En las ventanas laterales:


Y en unas ventanuscas circulares en la parte más alta de las paredes laterales:


A causa de mi personal devoción por la Virgen de Guadalupe, el Nahui Ollin está presente también en mis propias armas,  con las que cierro esta entrada:




1 comentario:

  1. Muy buena esta entrada, Alejandro.
    Propio de una gran capacidad de observación, unida a un sensuus fidelium exquisito.

    En este día de Ntra. Sra. de Guadalupe elevamos nuestra oración con toda la Iglesia, en la gran corriente de la “hermenéutica de la renovación en la continuidad”:

    ¡Salve Americae Spes!
    Domina nostra Virgo Guadalupensis Regina et Mater misericordiae,
    ¡Ora pro nobis!.

    ResponderEliminar