Buscar en este blog

viernes, 6 de diciembre de 2013

Escudo del Exarcado Apostólico Greco-Melquita en la Argentina

El 23 de abril, fiesta del "Megalomártir" San Jorge, publicamos el escudo del  Exarca Apostólico para los fieles de rito greco-melquita en la Argentina, monseñor Abdo Arbach.  El Exarcado tiene a San Jorge como uno de sus Patronos. 



El otro Patrono del Exarcado es San Nicolás "el Taumaturgo", Obispo de Mira, cuya fiesta se celebra hoy. 

Por ello elegimos esta fecha para publicar el escudo del Exarcado Apostólico Greco-Melquita, de rito bizantino, en la Argentina:


Del sitio web del Exarcado extraemos la información que sigue (curiosamente, publicada bajo el título "El Blafon", en lo que suponemos es una errata por "El Blasón"). 



La descripción y explicación del escudo aparece firmada por el R. P. Jose Antonio Fuentesauco Rodriguez, y la transcribimos en forma textual: 


"Aunque las formas aparezcan como arcaicas, quizá hoy más que nunca estemos familiarizados con los “logos” modernos, como símbolos de identificación de movimientos, firmas comerciales, organizaciones, etc. La necesidad de la identidad, en sus diferentes formas está unida a la expresión del ser humano.

La heráldica eclesiástica tiene su origen en el siglo XIII, como prolongación de la militar y es la más antigua. Su finalidad era autentificar documentos, firmas de prelados, diócesis, cabildos u otros organismos eclesiásticos. En 1166 el Papa Alejandro II dispone que todos los documentos que se presenten a la Curia Romana vayan debidamente sellados para considerarlos como válidos y es que desaparecidos los testigos que daban crédito al documento redactado, las firmas, acompañadas de sus respectivos sellos, eran los que otorgaban validez a las disposiciones que el manuscrito reseñaba.

Por tanto tenemos, en resumen, el origen y la utilidad de los sellos y blasones que hoy seguimos utilizando, tanto personales como institucionales, precedentes de los “logos” modernos.




Nuestro nuevo Exarcado, como institución eclesiástica, posee su propio escudo de armas que lo identificará como tal en adelante, independientemente del escudo de armas personal que use el Exarca que esté al frente en cada momento.

El escudo descansa sobre un soporte de forma española y está dividido en tres campos por un palo que descansa en martelado.

El campo diestro hace referencia a San Jorge, Copatrono del Exarcado; en fondo blanco, la cruz de gules (roja) de San Jorge, flanqueada de las letras griegas en sable (negro) Α Γ Μ  (San Jorge Megalomártir).

El campo siniestro, en referencia a San Nicolás el Taumaturgo, Arzobispo de Myra en Lycia y Copatrono del Exarcado, ostenta en campo púrpura tres esferas de oro en referencia al hecho de que San Nicolás dotaba a las doncellas pobres para que pudieran casarse y de este modo evitarle el sonrojo de la soltería o salidas aún peores. Están flanqueadas por las letras griegas Α Ν Α (San Nicolás Arzobispo).

En la punta (martelada) exhibe la bandera de la República Argentina, en referencia a la jurisdicción territorial del Exarcado.

El escudo está acolado en un águila bicéfala coronada, esmaltada en oro, que en el rito bizantino hace referencia a la dignidad episcopal y cuyo significado es la doble naturaleza de Cristo (divina y humana), la cuál porta entre sus garras, derecha la cruz de bendición e izquierda el cetro pastoral". 

El Exarcado fue creado por el Beato Juan Pablo II por medio de la Bula “Quandoquiden sæculorum decursu”, del 21 de marzo de 2000. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario