Buscar en este blog

jueves, 27 de julio de 2017

Escudo de Carlos Casares (Buenos Aires)

A 312 kilómetros de la Capital Federal, en el noroeste de la provincia de Buenos Aires, se levanta la localidad de Carlos Casares,  cabeza del partido homónimo.   


Tiene su origen remoto en los fortines con los que, en la segunda mitad del siglo XIX, se iba marcando el avance de la civilización hacia el interior de la provincia. Un inmigrante español, Antonio Maya, compra tierras en la región, y luego dona una fracción  la empresa de ferrocarril, con la condición de que las vías atraviesen su propiedad. 
Dice Wikipedia que  "la fecha de la donación – 25 de agosto de 1888 – es considerada la de fundación de la ciudad".  Y añade: "el partido fue creado en 1907, con tierras de los distritos de 9 de julio y de Pehuajó. El mismo ordenamiento designó cabecera al pueblo fundado años antes por Antonio Maya en torno a la estación Carlos Casares del Ferrocarril Oeste, inaugurada en 1889. El pueblo conservó el nombre de su creador, por lo que la denominación del partido no se tomó de aquél sino de la estación ferroviaria, así designada en homenaje al destacado hombre público y gobernador de la provincia entre 1875 y 1878". Más tarde el pueblo también pasó a llamarse como el partido.

Carlos Casares, entre otros atractivos, es la sede de la Fiesta Nacional del Girasol.

Tiene un esbelto y hermoso escudo terciado en faja, de forma tradicional española de "copa". 

De plata, tres avestruces de sable y gules puestos dos en jefe y una en punta. Faja de sable cargada con tres girasoles de oro.

Está timbrado con corona mural de piedras sillares mazonadas de oro con cuatro almenas visibles, con puertas y ventanas  de gules y  una cruz romana de oro emergiendo de su centro con una estrella de plata en su base. La corona está separada del blasón por un tangle de gules. 

Rodeando al escudo, a modo de collar, cuatro torres de gules aclaradas de oro, dos de cada lado, alternando con boleadoras de oro,  como si fueran eslabones de una cadena que termina, al pie del escudo, en un castillo de gules aclarado de oro.


En el sitio oficial de la ciudad, aunque el escudo se usa, sólo se aporta esta información, relativa a su simbolismo:  "Las flores de girasol recuerdan que dicha ciudad es la sede permanente de la Fiesta Nacional del Girasol y que éste es el cultivo propio de la zona. Los ñandúes son representativos de la fauna autóctona. El castillo simboliza al fuerte principal y las torres a los fortines que defendían la línea de fronteras, y van unidos por las boleadoras características de la región. La corona mural es el atributo que le corresponde como ciudad y la cruz con la estrella es distintiva de Nuestra Señora la Virgen del Carmen, patrona de la ciudad".

El correcto diseño del escudo nos hace pensar en la intervención de algún experto en Heráldica, pero no podemos asegurarlo. Felicitaciones a Carlos Casares por su hermoso blasón.

1 comentario: