Buscar en este blog

domingo, 26 de junio de 2016

Escudo de monseñor Julián Pedro Martínez

Se cumplen hoy cincuenta años de la muerte de monseñor Julián Pedro Martínez, quinto Obispo de Paraná. Nacido en la provincia de Entre Ríos en 1881, fue ordenado sacerdote en Paraná en 1907. Tras ocupar diversos cargos pastorales y de curia, fue preconizado para la sede de Paraná en 1927.  Recibió la ordenación episcopal el 16 de octubre de ese año y tomó posesión de su sede una semana más tarde. Pero renunció a su cargo en julio de 1934, y fue designado de inmediato Obispo Titular de Ibora en Heleponte.

Aunque Wikipedia señala que la renuncia estuvo motivada en cuestiones de salud, hay algo extraño en esa dimisión. Cuando monseñor Martínez renunció, ya se había anunciado la elevación de Paraná a la jerarquía de Arquidiócesis: la bula de Pío XI Nobilis Argentina Nationis es del 20 de abril de 1934.  Lo lógico habría sido que Martínez fuera el  primer Arzobispo... El sucesor de Martínez en la sede de Paraná,  monseñor Guilland, primer Arzobispo de esa sede, fue nombrado en septiembre y ordenado en marzo siguiente sin que Martínez haya estado entre los tres consagrantes. Además, monseñor Martínez, "Obispo de Ibora", aparece aquí y allá, activo, en crónicas periodísticas: en la inauguración de una imagen del Sagrado Corazón en San Isidro en 1940, en celebraciones de la parroquia San Martín de Tours de Buenos Aires al año siguiente, en la coronación de una imagen de la Virgen en Morón en 1947, como conservador del Museo Histórico de la Iglesia en Paraná desde 1949...  Cuando Martínez murió,  32 años después de su renuncia, ya hacía cuatro años que Guilland había fallecido, y un nuevo Arzobispo, monseñor Tortolo, ocupaba esa cátedra...

Volvamos a la Heráldica. Este  es el escudo episcopal de monseñor Martínez, tomado del libro "Obispos de la Argentina".




El campo principal es de azur-celeste y trae una cruz de oro sobre dos ondas de un anómalo azur. El jefe es de oro y carga tres rosas de gules. Nada más podemos decir del campo mismo de este escudo. Tiene además la cruz y el galero propios de la dignidad episcopal.

Sin embargo, el escudo que vemos no coincide exactamente con la descripción que trae el presbítero Carlos Santana en su artículo "Heráldica Eclesiástica Argentina", publicado en el número 4 - 5 de la revista del Instituto Argentino de Ciencias Genealógicas, edición correspondiente a octubre de 1945:


"De azur, la cruz de plata sobre dos fajas onduladas de plata. En el jefe, tres rosas heráldicas, de gules, campo de plata. Cruz trebolada, en pal".


Que las ondas del campo sean de plata es mucho más lógico; evitan el "color sobre color" y aludirían al río a cuya vera se halla la ciudad de Paraná. Respecto de las rosas, podemos suponer que se refieren a los misterios del Rosario, ya que la Virgen del Rosario es la Patrona de la ciudad desde 1825.



En cuanto al lema, "In spe erit fortitudo vestra", está tomado del capítulo 30 del Libro de Isaías: "Quia haec dixit Dominus Deus, Sanctus Israel: “In conversione et quiete salvi eritis; in silentio et in spe erit fortitudo vestra”"  (Is 30, 15).  Significa "En la esperanza estará vuestra fortaleza".

No hay comentarios:

Publicar un comentario