Buscar en este blog

sábado, 18 de junio de 2016

Escudo Nacional en la custodia del Congreso Eucarístico Nacional


Como cada sábado, en este año del bicentenario de nuestra independencia, nos ocupamos en este Blog del Escudo Nacional. Pero la feliz coincidencia de la celebración en estos días,  en Tucumán,  del XI Congreso Eucarístico Nacional,  nos da la ocasión de compartir hoy algunas imágenes y reflexiones acerca de la hermosa custodia que se confeccionó para la ocasión. En ella se destaca, justamente, nuestro emblema patrio, como puede apreciarse en la foto que sigue.

La custodia fue realizada por el destacado orfebre Juan Carlos Pallarols, a partir de incontables pedacitos de joyas de oro y plata que donaron las familias tucumanas. El Arzobispo de Tucumán, monseñor Zecca, hace más de un año había presentado la propuesta de contar con una nueva custodia, ya que la anterior, confeccionada por el abuelo de Pallarols, había sido robada en el año 2011 del Museo de Arte Religioso de San Miguel de Tucumán. La campaña para lograr la realización de una nueva custodia tuvo por lema "Lo mejor para Cristo".



“Durante los últimos seis meses gran parte de mi tiempo lo dediqué a esta Custodia hermosa, inspirada en la antigua, realizada por mi abuelo (...) En esta oportunidad la hicimos en una escala un poco mayor, dada la solemnidad del Congreso Eucarístico y la coincidencia con el Bicentenario de nuestra Independencia. Fue una tarea gratísima y emocionante que me hace sentir y pensar en todo lo que me precede en mi oficio”, dijo Pallarols.



El nuevo ostensorio fue bendecido el día de la Solemnidad de Corpus por el Arzobispo de Tucumán, y ese mismo día fue estrenado en una procesión eucarística celebrada en San Miguel de Tucumán.  
El autor tuvo el acierto de colocar nuestro Escudo Nacional en la hermosa pieza de orfebrería, que de ese modo quedará como recuerdo perpetuo del homenaje de la Nación Argentina al Señor de la Historia, como llamamos a Jesús en la Oración del Congreso, que transcribimos abajo.

 Oración del Congreso Eucarístico Nacional
Jesucristo, Señor de la Historia te necesitamos.
Tú eres el Pan de Vida para nuestro pueblo peregrino.
Conscientes de tu presencia real en el Santísimo Sacramento
te alabamos y adoramos,
te celebramos y proclamamos,
te recibimos y compartimos.
En el bicentenario de la independencia de nuestra Patria
agradecemos tu presencia constante en nuestra historia,
y pedimos tu gracia para forjar el presente guiados por tu Evangelio.
Ponemos en tus manos nuestro futuro con esperanza y compromiso.
Con la alegría que nos da tu Palabra
salimos al encuentro de todos los argentinos, sin excluir a nadie,
para gestar juntos una cultura del encuentro en la Patria,
siendo auténticos discípulos misioneros.
Con nuestra Madre, la Virgen María,
y unidos a los santos que son nuestros modelos
nos ponemos en camino dejándonos conducir
por la Providencia del Padre
y animados por el fuego del Espíritu Santo.
Amén.


Agradecemos al lector y colaborador Luis Fernández, quien nos remitió la información y las fotos que sirvieron para la redacción de esta entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario