Buscar en este blog

sábado, 14 de febrero de 2015

Escudo para el Cardenal Luis Héctor Villalba

Hoy se celebra en Roma un Consistorio para la creación de nuevos cardenales, entre ellos el argentino Luis Héctor Villaba, desde hoy Cardenal Presbítero del Título de San Jerónimo en Corviale.  El 24 de septiembre de 2010 nos ocupamos del escudo episcopal de monseñor Villaba, entonces Arzobispo de Tucumán.



Monseñor Luis Héctor Villalba nació en Buenos Aires en una fecha histórica para la Iglesia en la Argentina:  el 11 de octubre de 1934. Fue ordenado sacerdote el 24 de septiembre de 1960; providencialmente (pues no lo sabíamos entonces) fue en el cincuentenario de su ordenación sacerdotal   que publicamos en este Blog su escudo episcopal: la fecha fue elegida porque era el día de la Virgen de la Merced, Patrona de la provincia.

Tras ocupar otros cargos, en 1984 fue elegido Obispo Titular de Ofena y Auxiliar de Buenos Aires. Recibió la ordenación episcopal el 22 de diciembre de ese año.

En  julio de 1991 fue trasladado como Obispo de San Martín.  Fue promovido a Arzobispo de Tucumán en 1999 y ejerció ese cargo hasta junio de 2011, en que el Papa Benedicto XVI le aceptó la renuncia por edad. Ejerció también el cargo de Administrador Apostólico "Sede Vacante" de la diócesis de Santiago del Estero entre agosto de 2005 y mayo de 2006.

En la entrada que le dedicamos al escudo de monseñor Villalba, lamentamos la falta de ornamentos exteriores que indicaran su condición arzobispal. Ahora, al ser elevado Luis Villaba al cardenalato, volvemos a mostrar su escudo, al que le añadimos -con técnicas de aficionado-  el galero de gules y la cruz de doble travesaño, que indican su dignidad cardenalicia.




Reiteramos que se trata de una "recreación" propia, no oficial, de las armas episcopales -ahora cardenalicias- de Luis H. Villalba.

En enero, mientras preparábamos esta entrada, tuvimos dos sorpresas.  El señor Alejandro Rojas (alguna de cuyas obras ya hemos visto en este Blog) nos envió esta versión, de mucho mayor calidad:



Pero también en enero la crónica periodística nos ofreció otra sorpresa:   monseñor Villalba "recibió su escudo episcopal con los atributos cardenalicios en un acto realizado en la Fundación Fiecyft"; añadía la nota (que puede verse aquí) que "la modificación del blasón de monseñor Villalba fue realizada por el Instituto Heráldico de Buenos Aires con motivo de su creación como cardenal de la Iglesia y en reconocimiento de su tarea pastoral".


De modo que esta versión es la que ha de tenerse por oficial.  




"En el nuevo dibujo  -dice textualmente la crónica-  se mantiene el campo único de color sinople -verde-, con un cordero pastante y contornado en plata y el báculo pastoral de oro con la voluta hacia la diestra.  En reemplazo la cruz procesional acolada en palo que aparecía en el escudo original, se dispuso una cruz dorada de doble travesaño. Se mantiene la banda inferior con el lema "Apóstol de Jescucristo". Finalmente, se agrega el capelo rojo propio de los cardenales".



Ahora, una observación.  ¿Hemos leído bien? ¿Dice "cordero pastante"? La crónica de Aciprensa no dice eso.  El sitio del Instituto Heráldico de Buenos Aires ofrece la crónica de la entrega, pero no el blasonamiento.  Lo dejamos a criterio del lector.  Además, y a pesar del obvio error del zócalo, vale la pena mirar este video en YouTube.

Pese a que todas las entradas de 2015 ya estaban escritas y programadas hace mucho tiempo, pensamos que la ocasión ameritaba hacer una excepción y escribir una nota extraordinaria, dedicada al escudo del nuevo cardenal argentino.

2 comentarios:

  1. La descripción del escudo de Su Eminencia Reverendísima don Luis H. cardenal Villalba es la siguiente, así figura en los archivos oficiales del Instituto Heráldico de Buenos Aires. Sobre la modificación del texto no tenemos datos alguno de en donde se originó. Cordialmente.

    La Secretaría General del IHBA


    Trae de sinople un báculo de oro, y en brochante un cordero en su color, parado y alterado; acolado un báculo con una Cruz de Lorena de oro. Al timbre: capelo cardenalicio (de gules quince borlas dispuestas en cinco ordenes a cada lado). Lema: (en cinta de plata y letras de sable) “Apóstol de Jesucristo”.

    ResponderEliminar