Buscar en este blog

lunes, 4 de junio de 2012

Escudo de monseñor Antonio Marino

Ya nos hemos referido -en la entrada 18 de octubre de 2010- al escudo de monseñor Antonio Marino, cuando todavía  se desempeñaba  como Obispo Auxiliar de La Plata.




Pero monseñor Marino  fue promovido a Obispo de Mar del Plata el año pasado, y el 4 de junio de 2011 tomó posesión de la diócesis. Hoy se cumple un año desde esa fecha, y aprovechamos el aniversario para referirnos de nuevo a su escudo en este nuevo contexto eclesial.

Durante una breve visita a la ciudad balnearia, en febrero pasado, tomé las fotos que siguen,  que muestran el escudo episcopal junto a la puerta principal de la Catedral (entrando, sobre la mano derecha). Es el mismo blasón que el prelado usaba en sus tiempos como Auxiliar de La Plata, pero ahora felizmente timbrado por el galero que corresponde a la dignidad episcopal.




En el sitio web diocesano no hay información acerca del escudo, como tampoco en el sitio de la Catedral marplatense. En el sitio del Arzobispado de La Plata se ha retirado la información acerca de monseñor Marino, la que incluía la descripción y explicación del escudo episcopal que estamos refiriendo;  pero esos datos se conservan en este Blog (en la entrada ya mencionada del 18 de octubre de 2010) y los copiamos a continuación:


El escudo contiene tres símbolos: una columna, cinco panes y dos peces, y una estrella. Los mismos están armonizados en torno a la idea de la Iglesia, "columna y fundamento de la verdad" (Tim 3, 15), la cual "vive de la Eucaristía" (Juan Pablo II, Ecclesia de Eucharistia, 1) -prefigurada en el milagro de la multiplicación de los cinco panes y los dos peces (Jn 6)- y contempla en María a su madre y modelo inspirador (Cf. Lumen Gentium,  cap. 8), simbolizada en la estrella, tradicional símbolo mariano, que evoca, además, el título dado a la Virgen por Pablo VI: "estrella de la evangelización siempre renovada" (Evangelii Nuntiandi,  82).




El color azul, que sirve de fondo tanto al simbolismo eucarístico como al mariano, significa el cielo. La mesa eucarística, en efecto, es anticipo sacramental del banquete celestial del Reino. María se destaca en el firmamento de la santidad como signo orientador para la Iglesia.

El fondo rojo, sobre el que aparece la columna de la Iglesia, simboliza la caridad. De este modo, el testimonio de la verdad del Evangelio, de la cual la Iglesia es depositaria, se une con forma inseparable al testimonio de la caridad pastoral, que es asumida como lema en las palabras de San Agustín (In Io 123, 5), que figuran en la bandera: amoris officium, oficio de amor".




Una bonita confección de las armas episcopales, puestas -como dijimos- junto a la puerta de la Catedral de Mar del Plata, haciendo juego con el escudo papal, que mostraremos mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario