Buscar en este blog

jueves, 14 de agosto de 2014

Escudo de monseñor Jaime Fuentes

Ya hemos explicado en más de una ocasión que este Blog, que se ocupa de la Heráldica en la Argentina, también aborda las manifestaciones de la Heráldica en los países que formaron parte de la Argentina entendida como Virreinato del Río de la Plata o como Provincias Unidas del Río de la Plata, a saber: Uruguay, Paraguay y Bolivia.

Por ello hoy nos ocuparemos del blasón episcopal de un prelado uruguayo, monseñor Jaime Rafael Fuentes Martín, Obispo de Minas.


Su escudo es de los más bonitos que hemos publicado en este Blog.

Tomamos del blog del Diácono Jorge Novoa la información acerca de la  descripción y simbolismo de este escudo. Algunos breves párrafos los transcribiremos en forma textual.

De azur, una estrella de ocho puntas, de plata; en punta, tres fajas ondeadas de plata.

El esmalte del campo "representa la fe", y  la estrella de ocho puntas simboliza a la Madre de Dios, conforme las célebres palabras de San Bernardo de Claraval: "Tú, que te das cuenta de que en los tiempos que corren estamos más como náufragos sacudidos por las tormentas y tempestades que caminando sobre tierra firme, no quites los ojos del fulgor de esta estrella si no quieres ser arrastrado por el temporal. Si se levantan los vientos de las tentaciones, si estás por golpearte contra los escollos de las tribulaciones, mira a la estrella, llama a María". Las fajas ondeadas remiten al mar tempestuoso al que parece aludir San Bernardo.

Acolada en palo, la cruz episcopal de oro (que representa la "luz incorruptible que manifiesta a Cristo resucitado"),  con "un único brazo transversal, símbolo de la jurisdicción episcopal".

El escudo está timbrado por el galero episcopal de sinople,  con  seis borlas por lado.

El lema episcopal también está inspirado en palabras de San Bernardo en su Homilia super Missus est, II, 17:  "En los peligros, en las angustias, en las dudas, piensa en María, llama a María. Siguiéndola a Ella, no te desviarás. Rogándole a Ella, no te desesperarás. Pensando en Ella, no te equivocarás. Si Ella te sostiene, no te caerás. Si Ella te protege, no tendrás miedo. Si Ella te conduce,  no te cansarás. Si Ella te ayuda, llegarás".  

'Si ella te conduce...':  "Ipsa duce".  Ese es el lema episcopal de monseñor Fuentes: "Ella te conduce"

Este bello escudo, de tanto contenido mariano, y los textos que lo acompañan,  nos parecieron muy oportunos para la fecha de hoy, en que celebramos la Vigilia de la Asunción de la Virgen María. "Mira a la estrella, llama a María".

2 comentarios:

  1. Indudablemente este escudo de armas es obra del cardenal Andrea Cordero Lanza di Montezemolo, tiene su indiscutible estilo.

    ResponderEliminar