Buscar en este blog

lunes, 27 de febrero de 2012

Bicentenario de la Bandera Nacional

Hoy  la Bandera Argentina cumple 200 años. 

Fue izada por primera vez por la tarde del 27 de febrero de 1812 por su creador, el general Manuel Belgrano, a orillas del río Paraná.

Naturalmente, este Blog no podía estar ausente en esta conmemoración, Por ello, desde hace varios meses, me preguntaba qué publicar el día del bicentenario de la bandera: algo que fuera significativo y a la vez original, y que tuviera por eje más bien algún aspecto vexilológico / heráldico (más que histórico).

La respuesta llegó revolviendo los estantes de una librería "de viejo" en septiembre pasado, Encontré allí un pequeño folleto editado por el Ministerio de Educación de la Nación, fechado  en el Día de la Bandera de 1949, con el título "ORIGEN DE LOS COLORES ARGENTINOS" y que lleva como subtítulo "Oficialización de la Bandera - Decretos, leyes, proclamas, oraciones y canciones".



La página 1 del folleto ofrece esta imagen de Belgrano:



La página 2 trae esta célebre cita del general Juan Domingo Perón, a la sazón Presidente de la Nación:  "Quienes quieran oír, que oigan; quienes quieran seguir, que sigan. Mi empresa es alta y clara mi divisa: mi causa es la causa del pueblo; mi guía es la bandera de la patria".  Fue pronunciada por Perón en un discurso ante el Congreso el 4 de junio de 1946.

Transcribo de ese folleto el primer artículo ("Origen de los colores argentinos y oficialización de la bandera"), que aparece como una colaboración del Instituto Belgraniano.  Pese a que adolece de algunos defectos gramaticales  y de algunas inconsistencias (las más gruesas de las cuales  me ocupo de señalar mediante notas al pie), lo transcribo en forma absolutamente textual por su interés como curiosidad histórica.  Al texto le he ido añadiendo algunas imágenes que me aparecieron adecuadas para ilustrar el contenido de la nota.


----------------------------------

ORIGEN DE LOS COLORES ARGENTINOS Y
OFICIALIZACIÓN DE LA BANDERA

Por primera vez en 1807 aparecieron los colores celeste y blanco, como distintivo de los cuerpos criollos que defendieron estas tierras durante la segunda invasión inglesa. En la mayoría de los uniformes aparecidos después de la Reconquista predominaban los colores azul y blanco. La compañía de “Cazadores Correntinos” vestía pantalón blanco y casaca azul celeste con alamares blancos y penacho también celeste y blanco. El batallón de “naturales” vestía blusa azul y pantalón blanco mientras que el de “húsares” de Pueyrredón vestían uniforme azul con vistas rojas. El regimiento de “pardos” vestía casaca celeste y pantalón blanco.


Lámina aparecida en  la revista Anteojito (circa 1970), ilustración del genial dibujante José Luis Salinas
(De mi colección personal)


Los cuerpos de “patricios” —luego favorito de Belgrano—  usaban blusa azul, pantalón blanco y penacho del mismo color. Los batallones creados por los españoles con los nombres de “Gallegos”, “Montañeses”, “Andaluces” y “Arribeños” usaban los primeros chaqueta azul y pantalón blanco, y los restantes con la diferencia del peto que en vez de blanco, era rojo.

El doctor Adolfo Garretón en su folleto “Porque de los colores nacionales” [1] luego de una descripción  de los colores que compusieron los uniformes de los cuerpos creados a raíz  de la reconquista dice con gran propiedad:

«Para nosotros en el hecho tan notable, de haberse uniformado la milicia de azul, blanco y celeste para defender la independencia del país, se encuentra el principio de la pasión del pueblo por los colores nacionales».

Es interesante destacar que la cruz de Carlos III, altísima condecoración española, usó por primera vez los colores celestes;  color que volvieron a repetir como insignia de libertad y de independencia los partidarios del Rey Fernando VII, prisionero de los franceses, mientras los partidarios de José Bonaparte usaban el rojo.

Carlos Roberts al referirse a la creación del escuadrón de “Húsares de Pueyrredón” asevera que fue uniformado a costa de su creador y que por primera vez usó como distintivo los colores azul y blanco como exteriorización de sus ideas republicanas, agregando que los amigos de Pueyrredón usaban una cinta azul blanca como distintivo, que conseguían en el Santuario de la Virgen de Luján, denominadas “medidas de la Virgen” por ser cortadas del alto de aquella y del color del manto y túnica que vestía.


Esta placa en la Plaza San Martín recuerda que las "Medidas de la Virgen"
son el origen de los colores patrios
(foto que tomé el 28 de noviembre de 2011)

En el tomo VI de la Historia de la Nación Argentina leemos que: Los colores de la bandera argentina en cuanto a sus orígenes y antecedentes, disposiciones legales, simbolismo, usos y abusos que algunas veces la han modificado, está comprendió en los siguientes puntos. 1° - Origen de los colores. Los colores de la bandera argentina, como distintivo popular, aparecieron por primera vez en ocasión de las invasiones inglesas al Río de la Plata en 1806 y 1807, en que los ciudadanos armados los adoptaron en sus uniformes. Los patricios —el primer cuerpo de milicia urbana formado de nativos que se conoció en estos países— usaron pantalones blancos, chaqueta azul y penacho con punta azul celeste,  por cuya razón eran conocidos vulgarmente con el nombre de gaviotas. Estas aves, como se sabe tienen el cuerpo blanco; y las alas, así como la extremidad de la cabeza,  de un color ceniciento claro, que tira a celeste. También se sostiene que fue adoptado este color, en señal de fidelidad al Rey de España Carlos IV, que usaba la banda celeste de la Orden de Carlos III, como puede verse en sus retratos, la Cruz de esta Orden es esmalte blanco y celeste (véase el atlas universal de Bouillet).

El origen de estos colores podría ser el de la banda de la Orden de Carlos III, o el de las “medidas de la Virgen”.


Orden de Carlos III  (imagen tomada de Wikipedia)



Al General don Manuel Belgrano se le debe en forma indiscutible la creación de la bandera que hoy nos cobija con sus colores azul y blanco.

El 12 de enero de 1812 salió de Buenos Aires, comandando el primer tercio de Patricios, hacia el Rosario. El comandante patriota debía establecer dos baterías para evitar las correrías de los bajeles españoles en los ríos Paraná y Uruguay. Estos trabajos comenzados bajo la dirección del Coronel Monasterio y según indicaciones del General Belgrano, se materializaron en dos baterías bautizadas con los nombres de “Batería de la Libertad” y “De la Independencia”.

El  13  de febrero de 1812   Belgrano   al dirigirse al gobierno  lo hacía  en  los términos siguientes:

«Parece que es llegado el caso de que V.E. se sirva declarar la escarapela nacional que debemos usar para que no se equivoque con la de nuestros enemigos y no haya ocasiones que puedan sernos de perjuicio;   como por otra parte observo que hay  del Exto. [2] que la llevan diferente, de modo que casi sea una señal de división, cuyas sombras, si es posible, deben alejarse como V.E. sabe, me tomo la libertad de exigir de V.E. la declaración que antes expuse.   Dios guarde a V.E. ms. as.   Rosario, 13 de febrero de 1812».

En contestación el primer Triunvirato, por decreto del 12 de febrero de 1812 [3] autoriza a Belgrano a usar como escarapela nacional de las Provincias Unidas el color blanco y azul celeste.

Belgrano por una suprema inspiración le comunica al superior gobierno en su oficio del día 26, que hasta la fecha había usado el distintivo de los enemigos;  pero, que al utilizar la escarapela nacional que nos distingue de todas las naciones, considera necesario utilizar aquellos colores en una bandera que nos diferencie de todas las naciones del mundo.

Al día siguiente, izó el pabellón celeste y blanco, y, al exigir el juramento de fidelidad a ella, lanzó la siguiente proclama:

«SOLDADOS DE LA PATRIA:  En este punto hemos tenido la gloria de vestir la escarapela nacional que ha designado nuestro Exmo. Gobierno: en aquél la batería de la Independencia, nuevas armas aumentarán las suyas; juremos vencer a nuestros enemigos interiores y exteriores, y la américa [4] del sud será el templo de la Independencia, de la unión  y de la libertad.
En fe de que así lo juráis, decid conmigo ¡VIVA LA PATRIA!
Señor Capitán y Tropa destinada para la primera vez a la Batería de la Independencia: id, posesionaos de ella y cumplid el juramento que acabáis de hacer».


Nota del general Belgrano al Gobierno Nacional, del 27 de febrero de 1812:
"Siendo preciso enarbolar bandera, y no teniéndola,
la mandé hacer blanca y celeste, conforme a los colores
de la escarapela nacional"

El Congreso de Tucumán, en su sesión del 20 de julio de 1816 decretó el reconocimiento y la creación del pabellón ideado por Belgrano en base a los colores y escarapela nacional.

La comunicación del Congreso al Director Pueyrredón en su parte específica doce textualmente:

«Excmo. Señor: En sesión del 20 de Julio presente ha expedido el Soberano Congreso el decreto que sigue: Elevadas las Provincias Unidas en Sur-América al rango de una nación  después de la declaratoria solemne de su independencia, será su peculiar distintivo la bandera celeste y blanca, de que se ha usado hasta el presente  y se usará en lo sucesivo exclusivamente en los exército, buques y fortalezas  en clase de bandera menor, interín  decretada al término de las presentes discusiones la forma de gobierno más conveniente al territorio, se fixen conforme a ella los geroglíficos de la bandera nacional mayor”. “Comuníquese a quien corresponda para su publicación. Se transcribe a V. E. de orden soberana para su inteligencia y publicación. Sala del Congreso de Tucumán, julio 24 de 1816 – FRANCISCO NARCISO DE LAPRIDA, Presidente. – JOSÉ MARIANO SERRANO, Diputado Secretario. — Al Exmo. Supremo Director el Estado”». (El Decreto del Congreso lleva las firmas: de Laprida, como Presidente, y de Juan José Paso como Diputado Secretario).

Lo expuesto nos lleva a la convicción de que el creador de la Bandera que hoy nos cobija es el ilustre Don Manuel Belgrano. Ella refleja el color azul-celeste del manto de la Virgen y el blanco de las nieves impolutas que reflejan la pureza del alma de su creador.

Colaboración del Instituto Belgraniano






Notas de Heráldica en la Argentina: 


[1] [Debería decir “Porqué”] 
[2] [Debería decir “hay cuerpos del Exto. (Ejército) que la llevan diferente”] 
[3] [Es imposible que el Triunvirato conteste el 12 si la nota de Belgrano fue enviada el 13] 
[4] [Con minúscula en el original]



----------------------------------

En el día en que rendimos nuestro homenaje a la celebración
del Bicentenario de la creación de la Bandera Nacional,
tenemos la alegría de anuncia que este Blog
ha superado ya las 175.000 visitas. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario