Buscar en este blog

sábado, 26 de septiembre de 2015

Escudo de monseñor Sergio Buenanueva


Monseñor Sergio Osvaldo  Buenanueva nació en la provincia de Mendoza en diciembre de 1963. Fue ordenado  sacerdote el 28 de septiembre de 1990.  Designado Obispo Titular de  Rusubbicari y Auxiliar de Mendoza, recibió la consagración episcopal el 27 de septiembre de 2008.  Fue trasladado como diocesano de San Francisco, en Córdoba, en 2013,  y tomó posesión de su sede el  25 de agosto de ese año.

Del sitio oficial de la diócesis de San Francisco obtenemos la información que sigue, acerca del escudo episcopal.

"El campo azul del escudo simboliza la caridad. En el centro, un libro abierto: la Palabra de Dios, la Buena Nueva. Las tapas doradas indican la Sabiduría divina.

Sobre el libro a la diestra en caracteres dorados: el Alfa y la Omega, símbolo de Cristo, “ayer, hoy y siempre” (cf. Ap 1,11), el Verbo de Dios  hecho carne, Principio por quien todo fue hecho y Fin para quien todo fue hecho. A la izquierda: una llama, significando el ardor apostólico.

En palo, una espada de doble filo en plata significando la  fuerza y el vigor de la Palabra, “más penetrante que espada de doble filo” (Hb 4,12).

En el cantón siniestro: el Jefe una estrella de cinco puntas en plata signo de la fe y de la pureza, representa a la Santísima Virgen, la Inmaculada Concepción, Estrella de la Nueva Evangelización, que, por la fe, concibió en su seno a la Palabra.

Por otra parte, el conjunto del Libro, con la llama y la espada, remeda  al logo del Año Jubilar Paulino,  que providencialmente es el año de la ordenación episcopal.





La divisa: “Evangelium Gratiae” (Evangelio de la Gracia), evoca una frase del discurso de Pablo a los presbíteros de Éfeso en Hch 20,24: “Poco me importa la vida, mientras pueda cumplir mi carrera y la misión que recibí del Señor Jesús: la de dar testimonio de la Buena Noticia de la gracia de Dios”.

En esta frase, el nuevo Obispo encuentra expresada su vocación y misión apostólica: ser testigo del Evangelio de la Gracia de Dios que es Jesucristo, nuestro Señor y Salvador. Vocación y misión inscritas también en el apellido de familia: Buenanueva".



Tantas y tan  explícitas referencias a la Palabra de Dios justifican que  publiquemos esta entrada en la víspera del Domingo Bíblico Nacional, que, providencialmente, coincide este año con el aniversario de la consagración episcopal de monseñor Buenanueva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada